jueves, septiembre 21, 2017

México es un país lleno de héroes


Miles de personas hemos salido a la calle para ayudar en lo que se pueda, a partir del terremoto del martes 19 de septiembre: chicos de todas las edades, oficinistas, adultos mayores, amas de casa; todos juntos.




Sé que existe mucho entusiasmo y ganas de ayudar, pero (como es lógico) también hay mucho desorden y eso puede ser contraproducente. Por eso es importante que, si vas a ayudar, identifiques la manera más práctica de hacerlo, ya sea como voluntario en las zonas de derrumbe, donando o difundiendo.

Ayer fui al cruce de Viaducto y Torreón por recomendación de un amigo que me dijo que se necesitaban manos para remover escombros, pero cuando llegué me di cuenta de que ya había mucha gente (¡y qué alegría! es genial que tantos se solidaricen), así que sólo ayudé cargando agua en vehículos que la llevarían a otros lugares donde fuera necesaria. Lo mismo en las esquinas de Gabriel Mancera y Concepción Beistegui, y Prolongación Tajín con Petén: afortunadamente pude brindar apoyo llevando y trayendo medicamentos, comida, líquidos, vigas y herramienta, pero llegó un punto en que me volví innecesario y lo más útil fue hacerme a un lado. Por eso, si deseas asistir a un punto de emergencia, acércate primero a las oficinas del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (E.R.U.M.) para que te capaciten y, sobre todo, cuando te encuentres en el lugar sigue al pie de la letra las instrucciones que te den. No quieras ser héroe ni protagonista, deja a un lado tu ego y recuerda que estás ahí para contribuir a salvar una, dos o más vidas, de la manera en que la organización colectiva te lo permita.

Oficinas E.R.U.M.
Chimalpopoca s/n, colonia Centro, C.P. 06800
Teléfono: 5683 2222

Procura llevar tu propio equipo: casco, botas, guantes y un mazo. De otro modo, no podrás acercarte a la zona de derrumbe (especialmente en Xochimilco), a menos que te presten equipo que podría ser utilizado por alguien mejor capacitado. Si no cuentas con equipo, evita ser una víctima potencial; mejor acude con medicamentos y herramienta, y retírate del lugar.

Agua, alimentos, artículos de limpieza: no los lleves a las zonas de trabajo, porque ahí sólo estorbarán y de todos modos alguien tendrá que llevarse todo eso a un centro de acopio o albergue. Ahórrale la chamba a ese alguien y llévalos tú. Por cierto, preferentemente dona alimentos enlatados y no perecederos; cubre totalmente el código de barras con plumón permanente para que llegue a donde debe y evitar que termine en manos equivocadas.

Consulta la lista de centros de acopio aquí, y la de albergues (que se actualiza constantemente) acá. También puedes estar atento a las redes sociales, hay muchas iniciativas ciudadanas pequeñas y muy valiosas a las que también te puedes acercar. No te desconectes, revisa y comparte, siempre con visibilidad Público en el caso de Facebook, para que la información fluya con mayor alcance.

Difunde información, toda la que puedas, pero corrobórala primero. Que no te gane la prisa por informar, no caigas en la tentación de generar un montón de likes y shares. Ten en cuenta que los ciudadanos somos quienes estamos aquí, a ras de piso, y presenciamos las cosas antes que cualquier medio de comunicación, así que todo dato corroborado es sumamente valioso.

Hablando de medios de comunicación: sí, se están pasando de verga. Sí, están manipulando a la gente y convirtiendo las labores de rescate en el Colegio Enrique Rébsamen en una telenovela, e ignorando otros puntos que necesitan ayuda de la misma manera, pero por ahora lo verdaderamente importante es contrarrestar eso con información veraz, objetiva, ciudadana y consciente. Tu aporte puede ayudar a salvar vidas, a detectar edificios en riesgo de colapsar, a despejar áreas, a no entorpecer el tránsito más de lo normal. Sé consciente. No te enganches con los mentirosos ahorita, pero no te deshagas de toda la información que te llegue respecto al tema. Guárdala, y cuando haya pasado la emergencia, la analizaremos entre todos. Lo más importante ahora es salir de esto, y cuando lo hayamos hecho, cuando nos hayamos levantado, entonces les haremos pagar por estas marranadas.

Ánimo, mucho éxito, ¡y sigamos empujando todos!




Saludos Enfermos.


viernes, septiembre 15, 2017

Esta noche, grita ¡Viva México!


¡Viva México!




¡Viva el Grupo Atlacomulco, siempre sediento de poder y artífice del desastroso sexenio que está a un año de terminar! ¡Viva!

¡Viva el hijo pródigo de tan ilustre casa, nuestro Presidente, Enrique Peña Nieto, quien no ha leído tres libros en toda su vida...pero está bien guapo!¡Viva!

¡Viva Paulina Peña Pretelini, cuyas aparentemente inocuas baladronadas reflejan el verdadero concepto en que los gobernantes y sus familias tienen al pueblo mexicano! ¡Viva la princesa, pinche prole envidiosa!

¡Viva Angélica Rivera, la prostituta televisiva que, gracias al sudor de su rabadilla, se convirtió en Gaviota, Primera Dama, La Dueña, y Presidenta Honoraria del Sistema Nacional DIF sin tener la menor idea de qué debe hacer, pero cobrando una muy buena suma! ¡Viva!

¡Viva la Casa Blanca de tan ilustre mujer, comprada (dice) con el ahorro de tantos años actuando en magistrales telenovelas! ¡Viva!

¡Viva Eruviel Ávila, el gobernador cuyo mandato ha bañado en sangre al Estado de México, convirtiéndolo en la entidad más peligrosa a nivel nacional! ¡Viva!

¡Viva el PriMazo Alfredo, encargado (a punta de fraudes, como se acostumbra en su familia) de continuar con la ola de crímenes violentos en esa misma entidad! ¡Viva!

¡Viva Javier Duarte, nuestro querido y fitness Javidú, ex gobernador de Veracruz acusado por los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, abuso de autoridad, incumplimiento de un deber legal, peculado (o sea, por pinche rata), tráfico de influencias, obstaculizar funciones electorales y el desvío de millones de pesos, incluyendo 109 millones de pesos gastados en quimioterapias falsas destinadas a niños con cáncer! ¡Viva!

¡Viva Carlos Romero Deschamps, quien se ha enriquecido ilícitamente con recursos de los agremiados de PEMEX para que su hijita, Paulina, suba a Facebook fotografías de viajes lujosos con los que ninguno de esos trabajadores podría soñar siquiera! ¡Viva!

¡Viva Tomás Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas, A.K.A. "El Whirlpool" porque eso de la lavada (de dinero) se le da muy bien, y qué decir de sus nexos con el Cártel del Golfo! ¡Viva!

¡Viva Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila, que sumergió al estado en una severa crisis financiera tras endeudarlo por más de 36,000 millones de pesos! ¡Viva!

¡Viva Jorge Emilio González Martínez, A.K.A. "El niño verde", quien se dedicaba a vender las playas de Cancún a consorcios canadienses a cambio de una mochada de dos millones de dólares! ¡Viva!

¡Viva la violencia generada por los enfrentamientos entre cárteles de la droga! ¡Viva!

¡Vivan las más de 90,000 víctimas de homicidio desde diciembre de 2012 (y contando)! ¡Vivan!

¡Vivan las mujeres que jamás volvieron a casa (o salieron de ella) tras haber sido torturadas, violadas y/o asesinadas! ¡Vivan!

¡Vivan aquellas que no murieron, pero ahora mismo son obligadas a prostituirse para cubrir la cuota tras haber sido secuestradas! ¡Vivan!

¡Vivan las niñas, niños y adolescentes que han sido arrebatados de sus hogares para ser convertidos en mercancía o moneda de cambio! ¡Vivan!

¡Viva el pueblo mexicano, principal responsable de que nuestro país sea gobernado por semejante runfla de ladrones, narcotraficantes y asesinos hijos de la gran puta! ¡Viva!

¡Viva el pueblo mexicano, ese que se queja de las mencionadas celebridades, pero comparte su cultura de corrupción, hueva y ventajismo, porque "el que no tranza, no avanza"! ¡Viva!

¡Viva el pueblo mexicano que vende su dignidad y el futuro no sólo propio, sino de sus hijos y demás descendencia, a cambio de un panel solar, una tarjeta de Soriana sin fondos o una despensa! ¡Viva!


¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!




Cabrones...




Now Playing: Wollt ihr das bett in flammen sehen? - Rammstein


Saludos Enfermos.

martes, septiembre 05, 2017

Top10: Las mejores rolas para celebrar el cumpleaños de Freddie Mercury


Hoy es un día especial. Si siguiera con vida, si el jodido SIDA no se lo hubiera llevado hace 26 años, hoy podríamos cantarle las mañanitas al dueño de la voz más portentosa que ha engalanado al mundo del rock, al frontman (perdón, Mick Jagger) que ha sabido prender a su público como nadie.




Me costó muchísimo trabajo escoger mis diez rolas favoritas compuestas por Farrokh Bulsara, ya fuera durante su etapa con Queen, o en su breve faceta como solista. Desde descartar algunas de las más populares por no ser de su total autoría hasta escarbar entre el cúmulo de creaciones enteramente Mercurianas, disfruté muchísimo este clavado en la música de uno de mis cantantes favoritos de todos los tiempos. Así que, sin más, ¡vámonos con lo verdaderamente importante, que es la música del cumpleañero! No hay orden específico, todas son auténticas joyas, así que solo pónganse los audífonos y disfrútenlas tanto como yo.


Bonus track: Sí, sé que dije que no consideraría aquellas rolas que no fueran de la total autoría de Freddie, pero...¿recuerdan lo de "prender al público como nadie"? Pues éste es el mejor soporte para mi argumento.






10.- Si te la pasas subiendo a Facebook fotos de tu bici, pero no tienes ésta en tu playlist para salir a rodar...eres pura pose.






9.- ¿Quién no se hizo fan de la serie Highlander con esta rola...o viceversa?






8.- La clase de rola que, tarde o temprano (mejor tarde, no lo hagas en los primeros meses o se va a asustar), le dedicarás a esa persona especial.






7.- Dedicada a John Lennon. ¿Acaso necesita más motivos para aparecer en este Top10?






6.- No sé a ustedes, pero a mí me infunde una reconfortante paz espiritual.






5.- La he escuchado en campeonatos de Chivas, Broncos, Colts, Bulls...y quiero más.






4.- Cada que veo a alguien publicar en Facebook "El amor no es para mí" me dan ganas de darle un zape y ponerle esta rola para que le baje a su drama.






3.- La canción perfecta para cuando el delgado hilo que te mantiene atado a tu cordura está por reventar (me han contado).






2.- La contradicción es parte de la naturaleza humana, y, al reflexionar sobre ella un poco menos superficialmente, es casi imposible hacerlo sin un dejo de nostalgia. Es en ese momento cuando hay que darle play a esta rola y acompañarla con un buen vaso de whisky.






1.- Qué, ¿alguien se atrevió siquiera a pensar que no la incluiría?






¡Aaaah, qué pinche belleza! ¿Saben por qué Queen es la única banda capaz de disputarle el primer lugar de mi Top10 a The Beatles? Porque ambas tienen una canción perfecta y acorde para cada momento de mi vida, además de que ninguno de los cuatro titanes liverpoolianos tiene una voz capaz de ponerme la piel de gallina, como sí sucede cuando escucho a Freddie. Ah, Freddie...ojalá estuvieras acá. No tienes idea de cuánta falta le haces al mundo.

¿Les gustó la lista? ¿Cuál agregarían, cuál quitarían? Armen su top y compártanlo en los comments, a ver en cuántas coincidimos.




Now Playing: The invisible man - Queen


Saludos Enfermos..


domingo, septiembre 03, 2017

El día que conocí a Peyton Manning




Todo fue gracias al evento México Siglo XXI, de la Fundación Telmex Telcel. Me enteré un día antes de su presentación y, después de alborotarme como puberta fanática de Justin Bieber, me puse a buscar si había acceso para el público en general.

Nada.

Incluso intenté contactar a un par de personas que no podrían asistir para cambiar su entrada por uno de mis riñones, pero al tratarse de gafetes personalizados, la cosa se volvió imposible.

Mi mente se puso a trabajar como aquella ocasión en que armaba un reporte durante la madrugada para entregar a primera hora a un cliente y me quedé dormido, sólo para terminarlo justo antes de entrar a junta. Lo primero que se me ocurrió fue ir a pararme afuera del Auditorio Nacional y esperar la salida de Peyton para poder acercarme, pero lo descarté al pensar en que entraría y saldría en automóvil del lugar; muy complicado para intentar cualquier tipo de contacto.

La siguiente idea me devolvió el entusiasmo: ¡iría a esperarlo al Aeropuerto! ¡En algún momento, dependiendo de qué tan caótica se pusiera la ciudad debido a las lluvias (y de si se quedara o no al bailongo con Los Ángeles Azules, encargados de cerrar el evento) tendría que llegar ahí! Después de confirmar que todas las posibles aerolíneas que él pudiera utilizar parten de la Terminal 1 y de una infructuosa búsqueda de los horarios de cada una, me di un baño y me vestí para la ocasión: el imprescindible jersey con el número 18 y la gorra de campeones del Superbowl 50.

Mientras me dirigía al Aeropuerto, imaginaba cómo reaccionaría si me lo encontrara de frente. ¿Lograría mantenerme ecuánime al encontrarme con quien ha sido no sólo mi ídolo durante años, sino un ejemplo de vida? No lo creo. ¿Me ganaría la emoción, al grado de sentir un nudo en la garganta? Muy probable. ¿Me atrevería a volver a lavarme la mano después de estrechar la suya mientras lo miro con ojitos de caricatura japonesa? No lo garantizaría.

La Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México estaba helada gracias a tanta lluvia de días recientes, pero casi no lo resentí; el sudor y las ansias me lo impidieron. De repente, vi un grupo pequeño de gente a lo lejos, y en medio de ellos, un armatoste de 1.96 con la frente cómica e inusualmente amplia. Avanzaban rápidamente hacia la puerta que da a la sala de espera...¡no los alcanzaría! Y solo atiné a hacer lo primero que me vino a la mente. Mientras corría, desde el fondo del estómago me salió un "Omaha!" que logró captar su atención y me permitió acercarme lo suficiente.

—Peyton! Hi! I'm glad to see you here, in México! Could you...

Le tendí mi gorra.

—Huh? Yes, of course! What's your name?

 Plasmó el anhelado garabato sobre la palabra "Champions"; lo mismo hizo sobre el número 8 de mi jersey, justo del lado del corazón.

—Could I get a selfie with you, Peyton?

—Sure! Let's do it

...y no fue una; entre las ganas de tener la mejor foto y la temblorina en mi mano producto de la emoción, debo haber disparado unas seis veces.

Guardé mis preciados tesoros, y antes de darle la mano nuevamente para despedirme garabatee en un papel la URL de mi blog, para que pudiera ver los artículos que he escrito sobre él durante todos estos años.

—I'll ask someone to translate it, thanks, Daniel.

—Thank you, Peyton! You're the GOAT for me, I hope you enjoyed being here, and see you soon.



























































































La mañana siguiente, tras despertar con el culo mojado y consolarme pensando que soñar no genera impuestos (todavía), fui todo lo objetivo que pude para contener mis ganas de ir a buscar la oportunidad de hacerle una foto aunque fuera desde lejos; entre lo especialmente caótica que estuvo la ciudad durante esta semana, la falta de información —algún tweet de alguien que le hubiera visto en Polanco, en el Aeropuerto, algún horario de vuelo filtrado, ¡lo que fuera!— y la esperanza cada vez más tenue, todavía durante todo el fin de semana anduve cargando con mi gorra del Superbowl 50 para todos lados sin saber siquiera si continuaba en México. Como era de esperarse, el éxito brilló por su ausencia y me la pelé durísimo.

No sé si se pasó la última oportunidad en mi vida de ver a mi gran ídolo, o si tendré la fortuna de que venga a México con acceso abierto para el público, o me lo encuentre en Colorado, o algo. Lo cierto es que, si bien al principio me entristeció mucho no tener la oportunidad, después de ver la forma en que los asistentes al evento México Siglo XXI se emocionaron cuando salió al escenario me alegré sinceramente por todos ellos, sobre todo por quienes atraparon los balones que lanzó y por el chico que tuvo la fortuna de subir a que le firmara no uno, ni dos; ¡tres jerseys! y logró obtener una selfie con él. Estoy seguro de que ese muchacho no debe haber dormido en toda la noche, y a estas alturas sigue admirando, en la intimidad de su recámara, esos invaluables tesoros. Yo lo haría.

En fin, que algún consuelo debe quedarnos a los simples mortales; si son fans de Peyton Manning, hagan click aquí para ver la galería de imágenes de su presentación, la conferencia completa, y atesoren el momento.




Now Watching: Batman, the Dark Knight rises


Saludos Enfermos.


jueves, agosto 24, 2017

Cine+ @Guanajuato


Me acordé del Cine+, ubicado en la pintoresca ciudad de Guanajuato, mientras leía que el Cine Tonalá fue asaltado la noche del lunes. Es un duro golpe no sólo para la (de por sí) escasa seguridad en la #CDMX, sino para los cinéfilos que, un tanto aburridos de ir a Cinépolis (o a su versión chafa, el Cinépolis rojo que vende Pepsi y nachos empaquetados), buscamos una alternativa que nos haga sentir más la magia del cine que su poder como industria.

Dado que no creo ir al ya mencionado establecimiento ubicado en la colonia Roma, supongo que deberé darme otra vuelta por el Granero de México y visitar nuevamente el Cine+. Su atmósfera es completamente distinta a la de los complejos ultramodernos, con todo y su tecnología Dolby Surround, sus cafeterías gourmet, su amplia variedad en dulcería, los souvenirs de la película de moda y sus promociones para clientes frecuentes (no te ofendas, Cinépolis; amo mi tarjeta Club nivel Fanático).




En Cine+ tienes hasta cinco opciones para ver por semana —la cartelera cambia cada ocho días— y disfrutar la función con algún chuchuluco muy básico, como nachos, palomitas, un jocho o hasta una paleta helada en cualquiera de sus tres pequeñas salas, donde los asientos recuerdan un tanto a los de la Cineteca Nacional.

Todo es más chiquito, personal e íntimo; recuerdo que esa vez Hilda y yo entramos a ver Ted 2 y tuvimos la sala para nosotros solitos (¡nos portamos bien, lo prometo!) después de un gratificante y agotador día recorriendo de arriba a abajo la ciudad.




Cine+ es perfecto para quienes buscamos algo distinto, algo que nos saque de encima la sensación de vivir en una ciudad enorme, con todo lo que eso conlleva, incluidas cosas tan triviales y cotidianas como ir al cine. Si se les antoja, lo encuentran en la calle Subida de los hospitales #40, a un costado de la Universidad de Guanajuato, abierto de 15:00 a 23:00 horas. Anímense, visítenlo, y me cuentan qué tal las palomitas.




Now Playing: Within you without you (Take 1 — Indian instruments) - The Beatles



Saludos Enfermos.