miércoles, julio 13, 2016

ChivasTV: cuando el pan (sin aguacate) ya no es suficiente y el circo deja de ser gratuito


El jueves de la semana pasada se presentó la nueva piel de Chivas para el Apertura 2016 con dos novedades: la primera es que Puma es la nueva marca encargada de vestir al Rebaño Sagrado gracias a que el contrato con Adidas expiró, y la segunda es que la presentación se hizo a través de ChivasTV, el canal online exclusivo del equipo para transmitir sus juegos después de que Jorge Vergara terminara el acuerdo de transmisión que había con Televisa.




Al enterarme de la noticia me alegré de saber que mi equipo favorito ya no tendría relación con la fábrica de basura más grande del país; primero pensé que se irían con ESPN o Fox Sports, pero cuando supe que tendría su propio canal creí que era una buena idea porque a lo mejor darían un muy buen precio a sus seguidores, estrecharían la relación entre equipo y aficionados, y reforzarían la identidad y sentido de pertenencia que convierte al amor por una camiseta en algo muy especial.

Sin embargo, y como era más lógico pensar conociendo la forma en que se las gasta Jorge Vergara, lo de los precios amigables no fue más que un sueño guajiro. Vamos, después de todo el hombre es un comerciante, ¿qué se podía esperar? ¿Una plataforma de alta tecnología a precio de paquete básico de Dish?

ChivasTV es un proyecto ambicioso, muy bien pensado pero mal ejecutado hasta ahora: tuvo fallas de origen durante su lanzamiento; aún no tiene conexión disponible para smart tv, lo que significa que la banda se la va a tener que rifar viéndola en su lap, tablet o smartphone de gama alta (si lo tiene) por un buen rato a menos que se conecte a la tele usando un cable HDMI; en la fanpage de Chivas se han quejado de la mala señal tantos aficionados como los que la han elogiado, y sus tarifas son una reverenda mamada. Seguro ya las conocen, pero por si no, vean:


¡Lo bueno que tiene descuento! ¿$2,000.00 por año? ¡Esos precios no los tiene ni Obama! Si no me creen, revisen cuánto cuesta contratar la temporada completa de la NFL por Sky y comparen.


Si contrato por semestre pago la mitad, me sobra para unos 10 kilos de aguacate que convertiré en guacamole y disfrutaré mientras veo los partidos...


Supongo que se llama "Paquete Rebaño" en alusión a todos los que no tienen para suscribirse semestral o anualmente, pero a huevo le quieren entrar aunque deban contentarse con ver los partidos dos horas después.


A pesar de esto, y después de mucho deliberar conmigo mismo al respecto, tengo buenos motivos para no condenar tan duramente a ChivasTV. En primer lugar, el rompimiento con Televisa le quita a una de las empresas más mierdas que he conocido el rating que hasta ahora le daban los aficionados rojiblancos, es decir, el 44.2% de los pamboleros de nuestro país; como veo las cosas, cualquier iniciativa que debilite a esa cloaca llena de subnormales merece una oportunidad. Además, hay un plus que mucha banda empezó a considerar apenas el domingo, durante la transmisión de la Super Copa MX:




No más "Pollo" y el otro pendejo que siempre está con él, no más el otro ruco que siempre dice "Hágala" ni ningún otro mamarracho que no sabe de qué chingados está hablando (los ubico porque la señal que se roba el sitio de streaming que sigo, es la de Televisa). Los narradores serán los propios aficionados de Chivas y seguramente uno que otro recién egresado de Ciencias de la Comunicación o comentarista de poca monta en algún medio local; según he leído, a quienes les tocó narrar el partido del domingo les falta estilo propio y hasta de hueva estuvieron, pero vamos...¡son novatos! Los casting todavía están en proceso y probablemente llegue por ahí alguien bueno. Seamos pacientes.

Ahora, el que quizá es el punto más agudo de todo el tema: un importante porcentaje de aficionados Chivas considera que Jorge Vergara está terminando de privatizar al equipo que han apoyado toda la vida, que el fútbol debería ser gratis, que no vale la pena gastar tanto dinero solo para ver a Chivas perder (aunque el equipo haya repuntado durante el último semestre), que prefieren gastar esa plata saliendo a pasear con sus hijos o comprando algo para comer. Es un punto de vista válido hasta cierto punto, tomando en cuenta la obviedad de que el fútbol es un deporte-espectáculo dirigido a los sectores más populares de la sociedad y que mucha banda gana apenas lo necesario para cubrir las necesidades básicas y uno que otro lujo, pero deberían ver con qué vehemencia (y cantidad infame de errores ortográficos) defienden su derecho a disfrutar del fútbol.

Sin embargo, y por culero que suene, ver los partidos de Chivas no es una necesidad vital; es mero entretenimiento y, damas y caballeros, toda clase de entretenimiento implica un costo. Que lo hayamos tenido "gratis" hasta ahora (sí, entrecomillado, porque algunos ya hemos pagado desde la instalación de un sistema de televisión satelital hasta el consumo en un bar con tal de ver N partido) no significa que tenga que ser así toda la vida, además de que estamos presenciando la lenta agonía de la televisión a manos del entretenimiento online y eso, por donde se le quiera ver, mueve mucho dinero.

Afortunadamente siempre existe una alternativa y el que busca, encuentra. A pesar de que —como ya dije— Chivas rompió relaciones comerciales con Televisa, aún tiene dos años de contrato con Univisión (que es la misma gata, pero revolcada). Eso significa que las páginas de streaming ilegal van a seguir llevando felicidad a los aficionados del Rebaño Sagrado de aquí al 2018 sin que Vergara ni nadie pueda hacer algo al respecto. Claro, si eso no les gusta pueden tomar la opción de contratar ChivasTV así como está ahorita en cuanto a precios y calidad de servicio, aunque yo recomendaría esperar hasta que se agote la posibilidad del streaming gratuito, se arreglen todos los detalles técnicos que ya mencioné anteriormente, Vergara baje sus tarifas, ofrezca mayor variedad y riqueza en cuanto a contenido se refiere, y genere una opinión positiva mínima del 85% por parte de sus usuarios. Si vamos a pagar por un servicio caro, estamos en posición de exigir que su calidad sea de primera y brinde beneficios que nadie pueda igualar; así es como se engancha a un cliente, y ChivasTV tendrá que llegar a ese punto pronto porque si no, aparte de no vender más, los 10,000 suscriptores con que cuenta actualmente se le pueden voltear.

Si de todos modos tú, querido lector, no estás satisfecho con ninguna de las dos opciones anteriores, te sugiero entonces que dejes de revolcarte y patalear en el suelo como bebito por cosas que no valen la pena y te resignes a no ver más al equipo del pueblo (en sus juegos como local, tampoco seamos tan dramáticos). Si te puede más dejar de ver los partidos de Chivas por televisión abierta que cosas realmente importantes como todos los gasolinazos que te has bancado, los incrementos en la tarifa del transporte público que no reflejan una sola mejoría en el mismo, la devaluación de la moneda, el encarecimiento de la canasta básica, el robo a mano limpia y cuello blanco de parte de cualquier cantidad de funcionarios públicos, la inseguridad y el crimen sin castigo en las calles, la desaparición sin explicación lógica y coherente de estudiantes, la violencia de género y todas esas chuladas que tienen a nuestro hermoso país sumido en la mierda, entonces permíteme decirte que quizá mereces que Jorge Vergara te castigue dejándote sin fútbol, a ver si así te desapendejas un poco y te empiezas a preocupar por situaciones que sí son de vital importancia. Te quitan el pan y ni de pedo la haces, te quitan el circo y te desgañitas mentando madres; si así fueras para todo, otro país tendríamos.



Ya Gonzalo, te están viendo sus hijos, compórtate ya...





Saludos Enfermos.


martes, julio 05, 2016

El excelente servicio en el Tren Suburbano


Ayer quería abordar el Tren Suburbano en la estación Buenavista cuando el lector del torniquete marcó error en mi tarjeta; fui a la máquina expendedora para revisar mi saldo y ésta no reconoció el condenado plástico. Un poco molesto por la cantidad de  tiempo que estaba perdiendo, me acerqué a la cabina del jefe de estación para ver qué se podía solucionar.

Le expliqué la situación a un compa que estaba junto a los torniquetes; me pidió la tarjeta y fue a chequearla dentro de la cabina. Tras un par de minutos salió y me explicó que mi tarjeta tenía cargados como 60 pesos pero el plástico ya no servía, y si yo quería y le daba los 15 pesitos que cuesta uno nuevo, él podía ir a la taquilla para transferir mi saldo y evitar que tuviera que hacer fila. Creo que se tardó más en explicarme lo que iba a hacer que en regresar con mi tarjeta nueva y, por si fuera poco, me dijo:

— Hasta dónde vas?

— Hasta tal estación

— Aaah, ok, entonces ahorita marco para allá y pido que te den salida, como ahorita que activé tu tarjeta se cobró el monto completo del viaje*, si la pasas por el torniquete cuando salgas te va a cobrar doble.





Más eficiente y buena onda no se puede; aunque (como todo) el Tren Suburbano tiene algún defecto, la atención al usuario es muy importante y me recuerda por qué no me pesa pagar los $16.00 que cuesta el viaje, además de razones tan buenas como que las estaciones están super bien cuidadas, o que los trenes son modernos, casi siempre están limpios y cuentan con vigilancia dentro de los vagones. Chingado, ¡hasta boleadoras de zapatos y racks con cargadores para celular hay en los andenes!

Llámenme exigente si quieren, pero no puedo evitar comparar al Tren Suburbano con el pinche Metro y su falta ya no digamos de modernidad en los convoyes, sino en la insuficiencia de los mismos; la suciedad, el mal olor, los estorbosos vagoneros, las instalaciones inundadas a la primera lluvia fuerte, el valemadrismo de la gran mayoría del personal que labora ahí, la inseguridad solapada por el propio personal de vigilancia. Vamos, ¡hasta para algo tan simple como lo que me hace elogiar al Tren Suburbano en esta ocasión, son lentos y burocráticos! Tuve el mismo problema con una tarjeta del Metro: se me jodió el plástico hace unas semanas, fui a preguntarle a la taquillera cómo podía rescatar mi saldo y con la típica mala jeta que caracteriza a estos entes, me dijo que tenía que ir a la estación Juárez para que me la desbloquearan. No ofrecen soluciones prácticas, su atención al usuario deja muchísimo que desear y sí, ya sé que cuesta "solo cinco pesitos", pero para alguien que empezó a usar el Metro cuando el boleto costaba 40 centavos y lo ve cada vez peor, todas estas fallas son inadmisibles. Creo que si el Metro estuviera en las mismas condiciones y brindara la misma calidad de servicio que el Tren Suburbano, no me importaría pagarlo igual de caro.



Now Playing: Mary Jane - The Vines


Saludos Enfermos.






* El Tren Suburbano te cobra el viaje en dos partes: cuando ingresas descuenta de tu tarjeta una parte fija y, dependiendo de qué tan lejos vayas, al salir de los torniquetes y pasar de nuevo el plástico por el lector cobra la diferencia. Creo que hasta San Rafael cobra cierta cantidad, y de Lechería a Cuautitlán es un poco más caro.

martes, junio 28, 2016

Museo Iconográfico del Quijote @Guanajuato


En agosto del año pasado, Hilda y yo tuvimos nuestro segundo viaje de aniversario; pese a que cumplimos en octubre, lo adelantamos un par de meses por un tema de autorización de vacaciones en su trabajo y disfrutamos a lo grande una semana completa lejos de la monotonía en un lugar al que le traía ganas desde hace mucho tiempo: la sinuosa ciudad de Guanajuato.

Como es lógico, a 10 meses de aquel paseo tengo revueltos en la memoria (y en el disco duro de mi compu) un montón de audios, videos y fotografías de todo lo que conocimos por allá; la carga de trabajo hizo de las suyas nuevamente cuando regresamos a la Cedemequis y tuve poco tiempo para ir acomodando todo eso hasta ahora, que he dedicado un poco más de tiempo a poner los recuerdos en cada lugar al que corresponden, aunque el orden en que recorrimos los rincones de esa hermosa ciudad todavía se me escapa. Sé que si me espero a decidir qué lugar visitamos primero y establecer un orden hasta llegar al último se me va a ir la onda y terminaré por publicar hasta el otro año (si no es que los recuerdos terminan por diluirse), así que mejor empiezo de una vez y les platico sobre un lugar del que ya seleccioné las fotos que más me gustaron y están listas para ser presumidas.

Guanajuato tiene una cantidad sin igual de eventos y lugares que no se pueden encontrar en ningún otro lugar de nuestro país. Decidirme por uno para comenzar fue bastante difícil hasta que recordé este, que está muy relacionado con lo que brinda a la ciudad su mayor distinción y prestigio a nivel internacional: el Festival Cervantino. Pese a que la visitamos un par de meses antes de que se llevara a cabo, la magia del Manco de Lepanto se siente durante todo el año, sobre todo en cierta casona que durante el siglo XVII fue conocida como la Hacienda de Los Rodríguez y tiempo después acogió entre sus muros no solo a gobernadores, sino al mismísimo Maximiliano de Habsburgo. Su último dueño fue el español Eulalio Ferrer, quien la donó, junto con todo su exquisito contenido artístico, para ser convertida en la morada definitiva del más célebre manchego.





Contrario a que entre sus motes se encuentra "El caballero de la triste figura", las obras de arte expuestas en este recinto muestran al que quizá sea el personaje más representativo de la literatura en español tan lleno de tanta vida y matices como visitantes puede tener en un solo día. Cada uno de los artistas que trabajaron con su semblante captó solo una pequeña parte de su personalidad, cada combinación de colores me invita a querer recorrer junto a él y Sancho Panza sus aventuras desempolvando aquellos fragmentos que leí en la primaria (más a huevo que de ganas, si he de ser honesto) y que prácticamente no recuerdo, salvo por el clásico de la batalla contra los molinos de viento y uno donde a Sancho lo convierten en gobernador de una ínsula.

¿Qué mejor que esto, para satisfacer esa necesidad?




Esta chulada es, ni más ni menos, que la edición especial de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha que venden en la tienda del museo. Creo que ya había una copia en casa, pero ¿cómo podía estar por allá y desaprovechar la oportunidad de traerme semejante souvenir? ya tengo un buen de ganas de terminar lo que estoy leyendo ahorita, montar en Rocinante y devorar todo el libro. Por si se les antoja, que espero así sea, aquí hay una copia digital para que le entren con ganas y no sean como toda esa perrada que asegura que la frase "Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos" realmente fue escrita por Miguel de Cervantes Saavedra.




Hablando de antojos, les dejo también una pequeña galería de fotos que tomé de los Quijotes que más me gustaron. Ojalá se den una escapada al granero del Bajío y visiten no solo este, sino los demás lugares geniales que estaré compartiendo en los próximos artículos. Mientras tanto, ¡tengan excelente martes!






Saludos Enfermos.




domingo, junio 19, 2016

Original/Cover 054: Frankie Valli





¡Ah, el enamoramiento! que, cabe aclarar, no es igual que el amor. Es esa breve pero intensa etapa en que el corazón late como burro sin mecate, las mariposas llenan el estómago, las erecciones (o mojadas de pantufla, según sea el caso) están a la orden del día y las pupilas se dilatan, justo como cuando estamos enfermos o drogados...que para efectos prácticos, es lo mismo.


Anda, dame un besito, ¿sí?


Quizá sea por eso que Frankie Valli cantaba que no podía dejar de mirar a esa chica especial. Es lo mismo que nos sucede a todos cuando un nuevo objeto de deseo irrumpe en nuestras vidas llenándonos de perfección, estética, belleza; quisiéramos estar siempre junto a esa persona, disfrutarla con todos nuestros sentidos e incluso devorarla con la mirada desde las puntas de los cabellos hasta el último rincón de su anatomía, para llegar a casa y recrearnos con tan bella perspectiva (probablemente mientras nos manoseamos). Eso es algo tan inherente a nuestra naturaleza que la rolita escrita por Bob Crewe y Bob Gaudio e interpretada por Valli nunca pasó de moda, ni pasará, gracias a que muchos otros intérpretes la han sumado a su repertorio, dándole un toque personal y convirtiendo cada una de esas versiones en la adaptación de un sentimiento universal al gusto musical de cualquiera. Chequen los covers tan chulos que encontré y seleccioné:







Boys Town Gang






























¿Qué tal, les gustaron? cuéntenme en los comments cuál fue su favorito, si piensan que faltó alguno, o qué otras rolas les gustaría que incluyera en esta, su poco constante pero siempre enjundiosa sección Original/Cover. ¡Nos seguimos leyendo!


UPDATE: Una lectora ya sugirió otro covercito que pasé totalmente por alto y la verdad, no desmerece. Con ustedes, damas y caballeros, The Joker cantando justo antes de volar en pedacitos un campo de football (bueno, eso no sucede en realidad, pero me hubiera encantado):







Saludos Enfermos.


domingo, junio 12, 2016

El diablo interior


— Sí, él nos creó a todos con un propósito, ¿no es cierto? una razón para existir.

— Yo creo eso, sí.

— ¿Y por qué puso al diablo en mi interior? ¿Por qué lo siento en el corazón y en el alma, intentando salir a zarpazos, si no es parte del plan de Dios?

— Quizá se te pida que convoques a los mejores ángeles de tu naturaleza. Quizá ese sea el conflicto que sientes en tu interior.

— ¿Y cómo sabe si los ángeles y el diablo en mi interior no son lo mismo?

— No lo sé, pero la gente corre a la iglesia cuando piensa que el diablo le pisa los talones. Quizá ese haya sido siempre el plan de Dios, la razón por la cual lo creó y permitió que cayera en desgracia: para que fuera un símbolo temible, una advertencia para todos, para marcarle la senda a los justos.







Marvel's Daredevil, temporada 1, capítulo 11: El camino del hombre justo.






Saludos Enfermos.