jueves, agosto 30, 2007

¡Gracias Pachuca!


Se tuvo que llegar a la serie de penalties. Se sufrió de más. Se falló un par de penales.

-

-

Sin embargo ésta noche, no se repitió la maldición de los penales. Ésta noche el fútbol mexicano cambió su espíritu, se sacó de encima la mentalidad mediocre y perdedora, y la hinchada cambió el grito de "Sí se puede" por un "Somos campeones". De nada le valió al Galaxy un Beckham lesionado en el primer tiempo, un Jones que a sus 37 años corrió como nunca, un Cannon que hizo cualquier cantidad de atajadas, y sobre todo, y lo que más feliz me hace, de nada le sirvió a Landon Donovan hacer su ridículo ritual de besarse las muñecas y los puños antes de tirar un penalty. En las propias palabras del Chaco Giménez, de nada le sirvió pretender que estaba en los Supercampeones. Porque enfrente tuvo un muro llamado Miguel Calero, que terminó con sus ínfulas de soccer star (a ver si así aprende a no mearse en el césped como hizo hace tiempo en la cancha del Estadio Jalisco) y con las esperanzas de toda la fanaticada gringa y no tan gringa pero sí malinchista que se dio cita en el estadio de la ciudad de Carson, en California, para apoyar al equipo angelino.

-

-

Después de fallas a granel por parte de Rafael Márquez Lugo y Luis Gabriel Rey, un arbitraje mediocre e irrespetuoso como acostumbra la CONCACAF y un seguimiento casi morboso por parte de TV Azteca (no vi la transmisión de Televisa pero seguro fue aún peor) al mamón de Beckham, que después de bañarse y aplicarse sus cosméticos en el vestidor salió a la banca ataviado con un elegante traje gris, la serie de penales lo definió todo. Y ahí quedó plasmada la grandeza y la casta de campeón de un equipo mexicano.

-

-

Pinches Zorros, a ver si aprenden algo...

-

-

-

Now Watching: LA Galaxy vs. Pachuca (Superliga, Final)

-

-

Saludos Enfermos.

2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Mdm Chmpvll dijo...

Cada que tenemos clase de Periodismo, la profesora pregunta cuál es la noticia del día y pues estos últimos días las respuestas han sido las mismas, que si Dean, que si el puto chaparro azulito y su informe, bla bla, hoy fue lo mismo pero la profesora dijo OH NO, hoy es lo de Pachuca y chale..como 15 minutos se le salió el espíritu pambolero y nos habló de qué tan chingón fue este partido. Carajo, ni en esta materia me puedo librar de eso.

Besines insalubres.
Keep sexy, stay ago gore!

PD. Insisto, sigo sin confíar en las mujeres que hablan con tanta euforia sobre el fucho.

Psychoanalyst dijo...

A propósito del niño bonito de Beckham, el jueves nuestro profesor de psicopatología (que por alguna razón vio el fútbol), hablaba de la personalidad mercantil (propuesta por Fromm en "Ética y Psicoanálisis") encarnada en este mítico personaje.

Él tiene que vender su imagen. Se rapa si la industria le exige que se rape, se baña y se cambia de ropa por más absurdo que sea vestir un traje en la banca de un estadio de fútbol. Un caso extremo de la sociedad de consumo...

Y en cuanto al punto central no hay más que decir: Felicidades Pachuca!