domingo, marzo 02, 2008

Ciudad de México: Nomadic Museum

Por fin se me hizo ir al Museo Nómada, que como la mayoría, si no es que todos saben, se encuentra instalado en el Zócalo capitalino. Después de quedar con mi amiga Mitzi para vernos en el Metro Guerrero a las 8 A.M. (a regañardientes), llegamos allá en media hora y para mi agrado, debido a la hora el centro estaba como pocas veces: limpio, con pocas personas, pocos vehículos, la mañana soleada, vamos, que era perfecto.
-
-

Photobucket

-

Photobucket

-
A lo lejos, el Museo Nómada parece saludar a nuestra amada pero menospreciada y maltrecha bandera. Y conforme nos vamos acercando, deleitamos la vista con la estructura que salvo la mejor opinión arquitectónica de mi amigo Abraham, está super bien en cuanto a diseño y por supuesto, funcionalidad. Una manta con esta bella imagen da la bienvenida, introduciéndonos un poco a lo que veremos más adelante:
-

Photobucket

-
-
En el interior del museo no están permitidas las fotografías ni videos, así que en consecuencia no podré mostrar las imágenes más importantes aunque me hubiera encantado compartirlas. Sin embargo, esto me dio oportunidad de disfrutar la galería y los videos, que sin lugar a dudas mueven fibras sensibles dentro del espectador y le hacen pensar a uno en lo diferente que sería el mundo si tuviéramos respeto por nosotros mismos para comenzar, por la naturaleza, las plantas, las flores, los árboles y por supuesto, los animales.
-
-
Es hermoso y sorprendente ver la manera en que los elefantes acarician a los humanos y juegan con ellos en un río hindú mientras los niños corren entre los pacíficos paquidermos, la manera en que un caracal se deja envolver en una manta y cargar como si fuera un bebé. Incluso su expresión es de bienestar, realmente lo disfruta y se deja querer.
-
-
Un águila ejecuta una especie de danza misteriosa con una mujer que lleva 2 plumas del ave en sus manos y emula sus movimientos mientras el depredador vuela majestuosamente. Los cheetas se recuestan a descansar junto a una anciana y algunos niños en la arena, los manatíes, las ballenas y una pareja de jóvenes nadan juntos, mientras un orangután viaja en una balsa junto a una bella joven que le da de beber agua con sus manos. Juegan, se miran, hablan sin usar ningún lenguaje físico. Su comunión es tal que no lo necesitan, hasta el momento en que el orangután, agradecido por el agua, besa la mano de la joven y va subiendo por su brazo, con besos dulces y rudos, torpes y delicados, todo al mismo tiempo. No contaré la parte final, eso es algo que tienen que ir a ver con sus propios ojos y apreciarlo. Simplemente, la mano del orangután debió haber tocado los corazones de muchos de los presentes.
-
-
Vale la pena que se tomen un tiempo para ir, el recorrido no lleva más de 2 horas haciéndolo con calma y aunque tiene defectos como el hecho de que la galería está rodeada de agua y está oscura, provocando que más de un incauto meta las patotas en el agua (me tocó escuchar a una señora decirle a sus niños: no se vayan a caer al agua otra vez), realmente es una buena forma de crear conciencia sobre lo que estamos haciendo, empezando con nosotros mismos. Si no nos respetamos, ¿cómo pretendemos respetar a las demás especies con las que compartimos este planeta?¿y cómo respetar al planeta mismo?
-
-
Aquí dejo unas cuantas fotos: son los posters promocionales del evento, las únicas imágenes a las que estaba permitido tomarles fotografías.
-

Photobucket

-

Photobucket

-

Photobucket

-

Photobucket

-

Photobucket

-

Photobucket

-
-
-
Now Playing: Glorious (by Muse)
-
-
Saludos Enfermos.

0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: