lunes, julio 21, 2008

Reseña: el concierto de Muse

Antes que otra cosa, esta reseña se hace hasta el día de hoy porque el sábado llegué muerto de cansancio de Guadalajara, además de que seguía saboreando aún el concierto; y ayer tenía la firme intención de postear algo pero se atravesó el cumpleaños de mi hermana y terminamos la jarra como a medianoche (¡en domingo! chale, pinche briago...). Pero acá está, ya con mayor tranquilidad, digerido el banquete musical que me di, lo que sucedió el viernes en el Auditorio Telmex de Guadalajara.
-
-
La experiencia ha sido genial desde un inicio, recuerdo que en el autobús de ida coincidí con un grupo como de 5 o 6 tipos que también iban exclusivamente al concierto. Es genial que la música una a las personas, ya que resulta que conocí a una nueva banda que toca en el DF, intercambiamos números telefónicos, direcciones de correo y por supuesto, compartimos un six de chelas en el autobús.
-
-
Lo siguiente que debo decir es, ¡qué bien usa todo lo que nos roba...digo cobra, Carlos Slim! El lugar está impecable, cuenta con un amplio estacionamiento, el lobby es bastante cómodo y agradable y por supuesto, la sala de conciertos como tal es de las mejores en las que he estado, tiene una acústica impresionantemente buena y eso fue notorio desde que empezaron a sonar los acordes de Map of the Problematique. canción con la que abrieron y desde el inicio dieron a notar que venían dispuestos a arrancarle toda la energía al público. Luego vinieron Supermassive Black Hole y Dead Star...¡Dead Star! sinceramente no esperaba que fueran a tocarla, pero al escuchar los primeros acordes comencé a saltar, a cantar, a sentir que la emoción se hacía dueña de mi y a terminar de asimilar que ESTABA EN EL CONCIERTO DE MUSE.
-
-
Después, una de mis favoritas...si es que puedo escoger rolas favoritas en el repertorio del trío inglés: New Born. El piano de Matt se hizo presente por primera vez en la noche, y las pantallas dejaban ver la maestría con que él desliza los dedos sobre el marfil. Todo el auditorio cantaba calmadamente, hasta que la guitarra comenzó a hacer de las suyas y entonces aquello se convirtió en una multitud saltando, gritando más que cantando las canciones pero todos a una voz, como uno mismo. Y así sería durante todo el concierto. después vino una improvisación de Chris y Dom, un diálogo entre la batería y el bajo que me hizo sacudir la cabeza al ritmo de las 4 cuerdas de Chris, quien reafirmó que para ser un virtuoso, no necesariamente se debe tocar la guitarra.
-
-
Butterflies and Hurricanes fue, para mi por lo menos, el primer momento emotivo de la noche. Escucharla en vivo, sentir las notas del sombrío piano y las inflexiones en la voz tan características de Matt, fue suficiente para sentir un escalofrío recorriéndome.
-
-
City of Delusion no es de las rolas que más me pueden, pero la inclusión de un mariachi para el solo de trompeta (lógico si estábamos en Jalisco) se me hizo un gran detalle, y hablando de detalles, el momento chusco de la noche vino cuando Dom colocó la bandera mexicana sobre el bombo de su batería...pero el wey la puso al revés. Después vinieron Space Dementia, Feeling Good, y 3 rolas sumamente poderosas y características de ellos: Hysteria, Time is Running Out y Stockholm Syndrome, incluído el ya clásico extra de guitarra al final. Todos estábamos que no podíamos más en ese momento, incluído el personal de seguridad que entre ronda y ronda no dejaba de tararear las canciones.
-
-
Llegó el momento dulce de la noche con Starlight, y cuando empezó a sonar Soldier's Poem, el nudo en mi garganta hizo que dejara de cantar una pequeña parte de la canción, y qué decir cuando la letra de Invincible apareció en la pantalla. En ese preciso momento supe, sin exagerar, que estaba en el mejor concierto del año. La emotividad, las luces de los encendedores y celulares, las voces de todos unidas a la de Bellamy, y después la estridencia de Plug in Baby que además de emocionar, fue la antesala del gran final: Knights of Cydonia fue la canción adecuada para terminar de detonar toda la adrenalina, la emoción, para terminar de cerrar gargantas y de hacer a los cuerpos sudar.
-
-
Pienso que a pesar de todo lo que pudiera escribir acá, los lectores no podrían terminar de darse una idea de lo que fue esa noche en Guadalajara. Es una de esas situaciones en las que es sumamente válida la frase TENÍAS QUE HABER ESTADO AHÍ. Y sí, sí tenían que haber asistido para entender un poco la emoción que le he dado a mis palabras en este post.
-
-
Lo único que queda son las fotografías, muy pocas por cierto ya que siguiendo la filosofía de mi amigo Abraham, uno va a los conciertos a disfrutar y no a hacer la chamba de la prensa de espectáculos. Así que aunque sean poquitas, espero las disfruten, en especial la última: el público entregándose y deshaciéndose en aplausos al final del concierto, como debe ser.
-

Photobucket

-

Photobucket

-

Photobucket

-

Photobucket

-
-
Y por supuesto, la recomendación...¡ni se les ocurra faltar la próxima vez que este trío de virtuosos se asome por estos rumbos!
-
-
-
Now Playing: Heat dies down (by The Kaiser Chiefs)
-
-
Saludos Enfermos.

1 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

D A N N I E L A H dijo...

Mi amor! Wooow!! sigo sin palabras para describir ese día, fue algo sublime pasarlo y copartir ese momento contigo, me orgasmee tooodo el tiempo jaja, neta es algo que si se puede tenemos que repetir...
Gracias por dejarme compartir contigo ese día tan bello y especial después de nuestro cumplemes.

Te amo muchisimo corazón