martes, marzo 17, 2009

{{FaSTeR}} Happier

El concierto de Radiohead del domingo estuvo de no mamar. Así de simple, no le voy a buscar calificativos rimbombantes ni me voy a sumergir en una onda tipo fan-clavado-de-radiohead-que-odia-creep.
-
-
Todas las rolas que tocaron estuvieron con madre, todas, absolutamente todas, aunque debo decir que me sentí ligeramente decepcionado por no escuchar algunas de mis favoritas, como Karma police, Let down, A wolf at the door, Exit music (for a film)...cuando supe que tocaron la primera y la última de las rolas citadas en el concierto del lunes sí me dio coraje, más sabiendo que Exit estuvo llena de bloopers, lo cual hubiera hecho aún más memorable mi experiencia. Sin embargo, después de meditarlo un rato, resulta ingrato de mi parte indignarme por eso cuando hubo momentos en que casi se me sale la lagrimita Remy, así como en las caricaturas japonesas.
-
-
¿Cómo podría reclamar algo? Si cuando escuché clásicos de la talla de No surprises, Fake plastic trees, Pyramid song y Just, hasta se me olvidó la letra en algunas partes por la emoción de escuchar algunas de mis rolas favoritas en vivo. Sin afán de ser cursi, sentir ese escalofrío que recorre todo el cuerpo y hace que se erecten las tetillas mientras comienzan la voz, los acordes, el piano, es algo incomparable, indescriptible. Radiohead consiguió eso y para mi es más que suficiente, así que le dejo la pose de analista radioheadólogo a cualquier otro. Yo, la neta, me quedo con el grato sabor de boca que todavía tengo por haber escuchado en vivo a una de las bandas que, a mi juicio, hacen de la mejor música que existe actualmente.
-
Photobucket
-

-
-
-
Now Playing: Bloodsuckers - B.G.K.
-
-
Saludos Enfermos.

1 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Kentucky Freud Chicken dijo...

A huevo! Yo también dije que estuvo de no mames. jajajajaja.

Abajo los radioheadólogos!