domingo, mayo 03, 2009

Mustang rojo sangre

Aquel muchacho lucía ansioso; era delgado, tendría no más de 20 años, una mirada limpia y en cierto modo tranquilizante, y un semblante que no proyectaba ninguna especie de maldad, lo cual contrastaba con la navaja que blandía en su mano derecha mientras balbuceaba una serie de ideas que no parecían tener conexión entre si, salvo las preguntas que hacía acerca de la hermana de Dante; decía que necesitaba localizarla, aunque cuando éste trató de indagar para qué, recibió por respuesta una imprevisible serie de navajazos que apenas alcanzó a esquivar, obteniendo sin embargo algunos pequeños cortes en los dedos que le hicieron tomar las llaves del Mustang y salir en persecución del imbécil que se había atrevido a herirle, y ahora huía de él.
-
-
Llevaba casi toda la tarde dando vueltas en aquella ciudad clavada enmedio del desierto; el motor del coche estaba ardiendo, igual que su temperamento al recordar lo que había sucedido y sentir el dolor en sus dedos. Lo veía a lo lejos y pisaba el acelerador hasta el fondo sin importarle que las calles estuvieran aún repletas de personas que habían salido de sus respectivas oficinas para comer, hacer compras o recoger a sus hijos de la escuela; realmente eso le interesaba poco, lo único que deseaba era tener a su alcance el auto negro que conducía su presa y hacerle ver su suerte.
-
-
De repente, lo vio: estaba estacionado a unos pocos metros de donde él se encontraba. Ya era suyo, pensó, usaría la misma navaja con que había sido herido para obligarlo a decirle con qué intenciones estaba buscando a su hermana y arrancarle la piel en tiras si fuera necesario, todo con tal de saber lo que estaba por suceder y tanto le inquietaba. Pisó el acelerador una vez más y el ruido del motor puso en guardia al chico-navaja, quien trató de huir presa de la desesperación, sin importarle la fila de niños que cruzaba la calle en ese momento al salir de la escuela. Unos segundos después se había escuchado un golpe seco, y luego otro, y otro más. Perdió la cuenta de los impactos, sólo los escuchaba sucederse como si fueran una ráfaga.
-
-
Todo sucedió demasiado rápido: el auto negro acelerando justo cuando el semáforo se ponía en rojo, el primer niño volando por los aires debido al impacto y los demás corriendo en todas direcciones, asustados y desconcertados, aunque verlos correr en círculos a lo ancho de la avenida tenía un no sé qué de juego infantil. Era una lástima que la avenida fuera tan ancha, dijo para sus adentros. Si hubiera sido más fácil para los niños llegar a las aceras, posiblemente se hubieran salvado de ser arrollados por todos esos automóviles que circulaban ajenos a todo excepto a la prisa que les hacía conducir a esa velocidad, impactar a los chicos y no voltear siquiera a ver lo que habían hecho.
-
-
Uno de ellos cayó en el toldo del Mustang, dejando hilos de sangre que se confundían con la pintura roja y con los rayos del sol en el atardecer mientras bajaban lentamente hacia el parabrisas. Los ojos de Dante, impasiblemente perdidos en el horizonte y aparentemente ajenos también a lo que acababa de suceder, escrutaban en busca del auto negro. De una forma u otra, tendría que alcanzarlo para dejar las cuentas saldadas.
-

Photobucket

-
-
-
Now Playing: California sun - The Ramones
-
-
Saludos Enfermos.

3 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Kyuuketsuki dijo...

Esa imagen, con el sol... la historia y el mustang me remitió, sin querer, a "Natural Born Killers". Aun no se por que...

El Junks dijo...

mmmh, no es el mejor cuento que te he leido, de hecho.
los primeros dos párrafos son de una sola frase larguisisisisimas.
El primer punto y coma debiera ser de hecho dos puntos.
Muchos nombres para una historia corta. sin embargo, se que mientras escribes vives la historia. esto quedaría mucho mejor como guión cinematográfico que cuento.
echele ganas mi estimado, tiene usted la idea pero al plasmarla da las nalgas, jajaja.

Dirty Queen dijo...

Santo Dios! Qué sueño tan fumado tuvo asté jaja

Está padre que de los sueños que tienes puedas desarrollar un cuento!

Siga asi amor mio de mi de mi propiedad!

Millones de besos y muchisisisisisisisisisisisisissiisiiiiiimo amoooooooor!!