viernes, junio 26, 2009

El antiguo guerrero

Hace rato estaba leyendo en Yahoo! Noticias que el último sobreviviente de la División del Norte de Francisco Villa acaba de declarar que si se diera una nueva revolución en el país, él con gusto le entra.
-
Photobucket
-
-
Se llama Juan Carlos Caballero Vega. El don tiene 109 años recién cumplidos, bastantes para alguien que estuvo de chofer del generalísimo Pancho Villa tomando en cuenta toda la clase de riesgos (y desmadres, y vicios, ¿por qué no?) a los que alguien puede someterse andando en esas ondas. Actualmente vive en un asilo de ancianos en Monterrey y sobrevive con una pensión de $1600 mensuales, lo cual no deja de parecerme un insulto para alguien que participó activamente en la utopía que pretendía llevar a México a la libertad y grandeza de que debería gozar hoy en día.
-
-
Este señor, sin faltarle al respeto, es una auténtica pieza de museo, una reliquia viviente, y el trato que recibe simplemente no es el que merece un veterano del movimiento social más cabrón que tuvo este pinche país durante el siglo pasado. Además de estar recluído en un asilo de ancianos, no se ve ningún documento por la red (ya le busqué) donde alguien le haya hecho alguna entrevista, o se haya tomado la molestia de sentarse a platicar con él para escribir sus memorias, para darnos a conocer a las generaciones de finales del siglo pasado los pormenores del movimiento, lo cabrón que seguramente tenían que vérselas para que la cosa fuera andando, el ir y venir de la gente sencilla que siguió al antihéroe más cabrón de nuestra historia. ¿Por qué antihéroe? tan fácil como que Pancho Villa empezó con sus correrías después de cargarse al cabrón hacendado que se atrevió a violar a su hermana, y a partir de ahí nadie paró sus saqueos, su sed de sangre, sus huevotes, ni tampoco su ansia de justicia social, un tanto salvaje y desdibujada, pero definitivamente auténtica. Nadie, ni los pinches gringos. Antes que Osama Bin Laden fue Pancho Villa, y eso les va a arder eternamente dentro de sus pálidos y pecosos culos.
-
-
Dice Don Carlos que estaría gustoso en volver a levantar un rifle si las condiciones en este país siguen como están, lo cual lejos de tomarse a manera de simples palabras de anciano como es costumbre entre nuestra inculta sociedad, debería servir para hacernos pensar un poco más profundamente en nuestra situación. Mientras todos estamos apendejados con epidemias, campañas políticas, televisión idiotizante, campañas políticas, las eliminatorias de la Selección rumbo al mundial de fútbol y más campañas políticas, hay un señor que hace casi 100 años tuvo unos huevotes del tamaño de un melón para decir YA BASTA, que aún ahora está más lúcido y consciente de lo que nos está sucediendo como pueblo; ya quisiéramos muchos de los que tenemos la cuarta parte de su edad.
-
-
Por romántico y utópico que suene lo que dijo el don, yo lo apoyo. Ese coraje de decir "yo estuve ahí, y lo volvería a hacer" no lo tiene nadie hoy en día, ni ustedes, ni yo, ni mucho menos los cerdos que llevan las riendas de este país. Eso es algo que debería cambiar.
-
-
Les iba a dejar el video de la rola División del Norte, de Brujería...pero como la inserción está desactivada y en otros el audio está de la mierda, les dejo el link. Píquenle acá.
-
-
-
Now Playing: Silverwing - Arch Enemy
-
-
Saludos Enfermos.

2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Kyuuketsuki dijo...

Yo siempre he pensado que la mejor prueba de que los movimientos armados no sirven es, precisamente, la revolución mexicana. Todo lo bueno que pudo lograr se fue al carajo lentamente. Necesitamos otro tipo de revolución; pero mientras sigamos con el chupón-TV va a estar muy cabrón que suceda.

Ese ñor rifa. Yo de grande quiero ser como él.

{{El Diablo}} dijo...

Igual lo apropiado podría ser otra revolución, y en lugar de permitir que lo que se logre se vaya al carajo aplicar los cambios a los que creo te refieres: quitar a la tele de su lugar de primera educadora. Logrando eso se avanzaría yo creo que en un 80%.

Lástima que todo sean meras especulaciones...

Saludos Enfermos.