domingo, julio 26, 2009

PROFECO, al servicio del empresario

¡Por fin de regreso!
-
-
Estuve fuera de línea desde el miércoles gracias a que la fuerza con que estuvo suplando el viento esa tarde reventó literalmente el cable de luz de la esquina de mi casa, afectando a aproximadamente 6 casas además de la mía.
-
-
Como era de esperarse, los afectados reportamos la falla a la compañía de Luz y Fuerza del Centro, quienes nos dijeron amablemente que el cableado sería cambiado en el transcurso de la madrugada o la mañana del jueves, a más tardar. Bueno, llegó el jueves, la tarde, la noche, la madrugada del viernes, la mañana, la tarde...y nada. Obviamente durante todo ese lapso se le insistió a la compañía para que se dignara a hacer su trabajo, pero nunca hubo una respuesta óptima por parte de ellos, quienes argumentaban una serie de pretextos estúpidos: desde que la carga de trabajo que tenían era demasiada, hasta que la compañía que les surte el cable no lo estaba haciendo de una manera ágil (me pregunto qué tan difícil sería para ellos conseguir 25 metros de cable).
-
-
Cuando uno piensa que en estos casos la burocracia no podría ser más negligente, se olvida de que siempre puede ser peor. Harto de no tener luz y de tener que estar correteando a estos señores, decidí presentar una queja en la PROFECO...¿y adivinen qué? hice la llamada correspondiente, presenté la queja de una manera clara y objetiva, y la respuesta que recibí fue que mi diputado local tenía que hacerse cargo de enfrentar la problemática directamente con Luz y Fuerza, "porque es chamba de él, de nadie más". Me exigieron un número de reporte, el cual le proporcioné al tipo que me estaba atendiendo (bastante mamoncito y pedante, por cierto), y después me dijo que no era forzoso que mi diputado local se hiciera cargo, que programaría una cita para que yo mismo presentara formalmente mi queja, pero que sería hasta el día 11 de agosto porque tenían agenda llena, aunque si antes de esa fecha mi servicio se reanudaba la queja no procedería (...), o que si así lo prefería, podía ir directamente a la oficina correspondiente con los últimos 3 recibos del servicio pagados, para poder comprobar que efectivamente soy digno de atención y de que mi servicio sea restablecido.
-
-
Afortunadamente se hicieron las reparaciones correspondientes ayer mismo, después de casi 48 horas sin energía eléctrica, pero definitivamente resulta muy molesto pensar en que hay gente que sin hacer un trabajo eficiente cobra un sueldo que no merece; que hay personas que simplemente cumplen con un horario y tratan de rellenarlo haciendo lo que sea menos aquello para lo que se les paga, mientras allá afuera hay muchas otras personas que están desempleadas y ansiosas de demostrar su valía laboral; y la pregunta de los 64 millones es:
-
-
Si compañías como Luz y Fuerza del Centro no tienen la seriedad suficiente para brindar un servicio satisfactorio y eficiente a sus clientes, y la Procuraduría Federal del Consumidor pone más trabas que ayuda a los usuarios inconformes de X o Y servicio...¿a quién podemos acudir en busca de ayuda? ¿será necesario que en determinado momento los ciudadanos tomemos las medidas que consideremos pertinentes para evitar los abusos y/o deficiencias por parte de las grandes compañías que se alimentan de nuestros bolsillos? yo creo que si.
-

Photobucket

-
-
Próximamente, en este mismo blog pero no a la misma hora, les estaré contando cómo me fue con un asuntito pendiente que tengo con Telmex. Va a estar muy, muy bueno.
-
-
-
Now Playing: Lonesome road - Frank Sinatra
-
-
Saludos Enfermos.

1 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Kyuuketsuki dijo...

No es secreto que ninguna dependencia del gobierno funciona bien.

Hace años, aparentemente profeco era de las pocas instancias que mas o menos hacían bien su trabajo. Creo que ahora ya no queda ninguna y eso es bastante triste