miércoles, octubre 07, 2009

El alma de la fiesta (weeee)


Estás en un convivio organizado por la empresa para la que trabajas. Se te pasan las cucharadas, te pones hasta atrás y de repente, como el Dr. Jekyll & Mr. Hyde, te transformas y ocurre todo esto:


1.- Te caes de la silla enfrente del director de la empresa cuando tus compañeros estamos diciéndole que todo está bajo control para que nos deje seguir chupando a gusto

2.- Haces un charco con gel antibacterial a un lado de los elevadores después de meter la mano en el despachador porque estabas tan beodo que no recordabas cómo funciona, y el director de cuentas tiene que limpiarlo

3.- Le metes mano a un ogro terrorífico con peinado de Gene Simmons (pero más fea) que está a cargo de todos los trámites ante el IMSS y te la echas encima; hasta el momento no se sabe si se enojó porque no le terminaste de hacer el favorcito, o porque realmente le ofendió el faje involuntario

4.- Tratas de besar a una empleada del departamento de contabilidad…si, esos que hacen tus depósitos quincena a quincena; se indigna y se va casi llorando a casa

5.- Le declaras tu amor a una ejecutiva argentina del área de diseño enfrente de todo su equipo de trabajo; como resultado, obviamente, te da el avión y huye lo más lejos posible de ti

6.- Intentas agredir a uno de tus compañeros dos veces; en ambas lo acosas, lo arrinconas y alguien tiene que llegar a calmarte (otra vez el director de cuentas al rescate) antes de que te responda la agresión y te floree el hocico, ya que no estás en condiciones ni de meter las manos

7.- Te conviertes en el protagonista de una persecución al estilo Benny Hill usando los elevadores del edificio; mientras tú subes tus perseguidores bajan y viceversa, hasta que por fin te atrapan en uno de ellos…acosando de nuevo a la hermana fea de Gene Simmons (creo que alguien aquí era fan de Kiss)

8.- Intentas sacarle la cartera a otro de tus compañeros, quien te sostenía para evitar que te cayeras justo en la entrada del edificio; te manda a chingar a tu madre por borrachín gandalla y te deja solo y tirado en la banqueta (por supuesto, tú solito te tiraste ahí para reposar la peda)

9.- Vas al edificio de la competencia, que está a un lado de donde trabajas, y te encierras en él dejando afuera hasta al velador para comerte la fruta que hay en la recepción, amenazar al personal que todavía se encuentra por ahí con lanzarle las manzanas que te estás comiendo, orinarte frente a las cámaras de la recepción, salir y buscar pelea a base de patadas voladoras con más gente del edificio (quienes te ponen unos buenos chingazos después de someterte para que le bajes de yemas)…hasta que llaman a la patrulla y te vas de paseo con un par de honestos guardianes del orden

10.- Te lleva la patrulla por estar haciendo desfiguros sobre una de las avenidas más concurridas de la ciudad, y tienes loco a todo mundo tratando de saber en qué delegación pasaste la noche. Ah, y pierdes un equipo Palm propiedad de la empresa con valor aproximado de $8,000.00


¿Increíble?

¿Imposible?

¿De verdad un solo cabrón hizo todo eso en la misma borrachera?


¡Claro que si! Todo fue verídico, sucedió en una lejana galaxia, en una empresa donde los alcohólicos empleados festejaban patrióticamente el día de la “independencia” con pintura tricolor en la cara, un rico pozole, hartas chelas y un par de botellas de tequila, todo en sana paz. Como suele pasar, nunca falta el borracho malacopa, el señor Don Chingón Huevosgrandes, el borrachín arrepentido que empezó la tarde con un par de latas de refresco pero en cuanto abrió la primera cerveza sintió que todas las podía y bueno, pasó lo que pasó. En cierto modo todos tuvimos el presentimiento de que algo chistoso iba a suceder ese día, aunque a decir verdad creo que nadie se hubiera imaginado algo así de cabrón.

Las consecuencias fueron más que predecibles: este vato ya no trabaja con nosotros. Pero a la fecha, todavía lo recordamos con una gran, gran sonrisota (excepto Gene Simmons por obvias razones).

Seguimos pensando en hacer una colecta de llaves viejas y construirle una estatua todavía más chingona que la de Juan Pablo II y la de Rocky Balboa juntas. Pero mientras eso sucede, lo mínimo que puedo hacer en agradecimiento a todas esas horas de diversión es dedicarle el siguiente video para que recuerde que no está solo:




Now Playing: Right now - Drop Dead Genius


Saludos Enfermos.

2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Kyuuketsuki dijo...

JAJAJAJAJAJAJA, no mames!!!

Es casi imposible que un cabrón solito haya hecho todo eso. Que pedo? Y pensé que yo era bien pinche inconsciente... ahora cuando me emborrache, sabré que existe un sujeto al que es casi imposible superar. Gracias.

{{El Diablo}} dijo...

Neta, yo también lo creí imposible pero al día siguiente, cuando hicimos el recuento de todas las hazañas de este cabrón, me quedé boquiabierto.

Ese wey ya se volvió leyenda, y eso que no escribí tooooooodas las demás monadas que ha hecho estando pedo. Es como un Rocky Balboa pero de los malacopa.



Saludos Enfermos.