viernes, octubre 09, 2009

Feliz cumpleaños, John

-



Este no es un post biográfico. Si desean conocer algunos de los innumerables detalles acerca de la vida de John Lennon, denle clic...justo aquí.


Mucho se ha dicho ya sobre este DIOS del rock, así que en lugar de aventarme un choro acerca de su vida, mejor voy a contar una anécdota personal.


The Beatles han estado presentes en mi vida desde siempre, ya que mis padres han procurado enseñarme a apreciar la buena música desde que estaba en el vientre materno (neta, me ponían rolas de ellos, o de Wagner, o de Beethoven, según me cuentan). Para mi siempre fueron una banda...no muy significativa a decir verdad, claro que me gustaban, cantaba las canciones y en mis primeros intentos por aprender a tocar un bajo, fueron de las primeras rolas que practiqué. Eran de cajón, pues. Pero de eso a que se me pudiera considerar un beatlémano faltaba mucho, por lo menos hasta que tuve 19 años. Hasta que...

Dyadha era una ex-compañera de la secundaria bastante peculiar. Le gustaba mucho cantar y tocar la guitarra, y por supuesto ella era fan clavada de The Beatles desde ese entonces; muy pocos le agarrábamos la onda cuando nos hablaba de rock y del último cassette que su papá le había comprado por sacar buenas calificaciones. De hecho, creo que nada más yo le entendía porque el resto de mis compañeros de clase eran pendejines nalgasmiadas que gustaban de ir a los toquines de La Changa o Polymarch, de esos morritos que viven en la San Felipe (por citar un ejemplo) y te presumen que su carnal el más grande está en la correccional por haberse madreado a no-sé-quién. Fue por eso que unos años después la busqué y salimos a tomar un par de cafés, al cine, ya saben, la típica historia de chico-reencuentra-chica-y-se-la-quiere-cenar.

Después de hacer mi luchita como por un mes o dos, por fin dio su brazo a torcer...







(me voy a saltar los recuerdos bonitos, qué hueva...así que INSERTE AQUI todas las cursilerías que se le ocurran)







Ok, continuemos. Y un día mientras estábamos en uno de los andadores cercanos a la casa donde vivía, salió a tema la música. Me hacía gracia que pudiera maravillarse a tal grado con la música de The Beatles, es decir, sabía que eran buenos pero ella les encontraba una especie de magia que me despertó mucha curiosidad. La magia de la que ella hablaba no me llegó hasta que terminamos y juro que fue por casualidad: un buen día puse un disco de ellos mientras hacía la tarea...¡y bingo! la encontré. Desde ese día soy fan y cada que platico con ella (es de las pocas ex que dieron para una amistad después) terminamos tocando el tema.

Supongo que fue una buena manera de entrar al mundo de la beatlemania, y ahora que lo pienso, mi relato nada tuvo que ver con John Lennon o el hecho de que hoy sea su cumpleaños. Sin embargo, ¿a quién le importa? Si estás leyendo esto es porque posiblemente también seas fan y tengas alguna historia al respecto que compartir.


Now Playing: Something in the way - Nirvana


Saludos Enfermos.



4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Kyuuketsuki dijo...

Mis padres. Todo viene de mis padres. Tengo viniles gracias a mi papá. Viniles originales de los beatles.

No tengo más que decir.

{{El Diablo}} dijo...

Yo nomás tengo 2, uno de la película Help! y otro de un concierto en el Teatro Adriano de Roma...a que no conocías ese! jejeje


Saludos Enfermos.

RexiDread dijo...

De alguna extraña manera llegué aquí y de repente me encontré leyendo tu anécdota. Que ha decir verdad me pareció muy familiar! Jaja. :)

Por ahi en tu perfil vi tu correo...
Te agregaré.. Puede ser que en algun momento no tengas nada que hacer (Como yo Jaja) y tengamos una buena plática! Jee.. :)

Saluuuudooooos!!!
Que todo ande tranqui!!

{{El Diablo}} dijo...

Sobres, estamos en línea.


saludos Enfermos.