sábado, diciembre 26, 2009

Misión de re-conocimiento


Hace mucho que no veo a mi prima Xol. Ella vive en Cuernavaca y de unas semanas para acá hemos estado en contacto por medio del messenger; hace rato hablamos sobre el resto de nuestros primos (ella es prima por el lado paterno) y con vergüenza, debo admitir que hay varios de los que no me acuerdo debido a la falta de convivencia o en el mejor de los casos, los ubico por sus rasgos o señas particulares, pero no sus nombres -¿cómo se llamaba aquel niño pálido y flacucho con cara de que su mamá le pegaba por todo?-, o dónde viven, o qué estudian.

Conforme la plática avanzaba y ella me pasaba direcciones de correo de muchos de ellos, los recuerdos se iban aclarando y hasta entablé conversación con alguno. Sin querer, la tarde se volvió una especie de reunión familiar virtual post-navideña, ya ves que Windows Live te une, weee! y fue muy agradable saber que cada uno se dedica a lo que le gusta y a su modo, es feliz. No sé si sea la resaca de la melcocha navideña o que ya huele a año nuevo (nos hacemos viejos, snif snif) pero de repente tengo ganas de una reunión con todos los niños Méndez, plagada de alcohol, buena comida y muchas historias que compartir.


Por si a alguien le interesa, puede conseguir el escudo de armas de su apellido dando clic acá. No sirven para ni madres pero se ven bonitos, ¿a poco no?




Now Playing: Fake plastic trees - Radiohead


Saludos Enfermos.