sábado, marzo 13, 2010

El regreso de una tradición



El señor Vergara se retractó (por fin) de una de tantas barbaridades que ha cometido en contra del equipo que maneja (y le da de comer): este jueves devolvió el escudo original del Guadalajara a la institución para beneplácito de todos los aficionados que clamamos por su regreso (yo también lo hice, la prueba está aquí, aquí, aquí y también aquí). Esto podría contarse como una importante victoria para la tradición, la mística del equipo, las leyendas que forjaron al Campeonísimo, y habría que agradecerlo a los millones de aficionados (lo digo sin exagerar) que manifestaron su inconformidad de una manera civilizada y pacífica; uno de tantos ejemplos es la Resistencia Chiva, de quienes me consta que estuvieron en acción desde el principio: en Internet, en las calles, de boca en boca, recabando firmas afuera de los estadios.

Bien por todos nosotros, hicimos valer la premisa que reza que la afición es la verdadera dueña del equipo y no los empresarios que la manejan, pero considero que aún queda mucho camino por delante en lo que al buen manejo del equipo y al respeto por la afición se refiere. Si ya presionamos dejando de asistir al estadio y evitando comprar souvenirs ni playeras que ostentaran el ridículo escudo que Vergara y su equipo de creativos impusieron, ahora toca hacer válidas las demás peticiones que la afición tiene preparadas para la directiva. Algunas de ellas (o por lo menos las mías) son:

1.- El regreso de las rayas verticales y sólidas a la playera. Si bien ya dejaron de lado las ridiculeces onduladas y diagonales que nuestra playera lució en temporadas anteriores, todavía falta que dejen de experimentar con las rayas poniéndoles rayas blancas más pequeñas dentro como las que tiene el uniforme actual.

2.- Los uniformes de visitante con colores que nada tienen que ver con la tradición Chiva. ¿Verde limón? ¿naranja con gris? Esas son porquerías, las Chivas tienen 3 colores tradicionales: rojo, blanco y marino. Usen cualquiera de esos 3 para el uniforme de visitante y dejen de hacer experimentos ridículos que a nadie dejan satisfecho.

3.- El regreso de la Chiva Loca (suena como a película mexicana de bajo presupuesto, pero vaya que es de considerarse este punto). Nada de Chiva Fighter ni aberraciones de esas; empezando por el nombrecito...¿pues no que todo en Chivas debe ser 100% mexicano? ese intento de superhéroe tipo Marvel no funciona, de verdad. Dejen esa porquería y regresen a la chivita original a donde estaba.

4.- Una playera limpia de patrocinadores. De entrada suena difícil, pero el señor Vergara debería dejar de malgastar la plata en equipos como el Saprissa e inyectarle capital a Chivas para no tener que estarle pidiendo chichi a empresas como Bimbo o Toyota. Además, esa fue una de sus promesas (incumplidas) cuando asumió la dirección del equipo.

Este es el momento de presionar para lograr los cambios que deseamos, no basta con el regreso del escudo original (que parece más un truco mercadológico para conservar la propiedad de la marca Chivas debido a la presión que siente por parte de la Asociación Civil); la Nación Chiva debe mantenerse unida para que nuestro equipo sea respetado no sólo por el rival de turno, sino principalmente por la directiva.

Hablando de rivales, esta noche toca enfrentar a los Pumas en el Estadio Jalisco. Esperemos que el regreso del escudo tradicional sea un augurio de victoria.



Now Playing: Daughter - Charlie Clouser


Saludos Enfermos.

0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: