lunes, abril 19, 2010

Crónicas de un obeso en rehabilitación, Pt. 1




El Marranómetro es algo que ya se veía venir en la oficina.

Mis 2 compas, Angel (alias El trompo de pastor asesino), Oscar(nitas) y su servilleta, que no tiene ningún apodo de ese tipo (ejem!) llegamos a la conclusión el viernes, mientras degustábamos unos ricos tacos de carnitas en una fonda cercana a la chamba, de que estamos creciendo para adelante y a los lados a un ritmo vertiginoso. Y es que todo ese tiempo sentados, comiendo chatarra a deshoras (muchas veces debido al stress) y bebiendo cerveza los viernes después de la hora de salida afecta como no pensamos que lo haría; los 3 tenemos bastante peso encima, y aunque a mi se me nota menos por ser el más alto, soy el que más lastre tiene que perder.

Decidimos hacerlo más interesante con una pequeña apuesta: el reto es bajar 10 kilos, sin límite de tiempo; gana quien logre llegar a la meta antes que los otros 2, y como premio se llevará una botella del licor de su elección que no exceda los 500 pesos de cada uno de los 2 perdedores. Hoy fue el primer día, y francamente...fue brutal, infernal, una completa tortura. En la mañana desayuné un vaso de leche con chocolate (un vaso normal, ya que acostumbro tomarme el litro completo), y para llevar, un par de piezas de pollo acompañadas de deliciosa lechuga y jitomate (¡chingadamadre!). Nada de refresco, me tomé un té helado (lo cual me hizo sentir sumamente afeminado), el cual ya no beberé porque tiene demasiados conservadores y azúcares, así que lo sustituiré por té verde de ese de sobrecito...lo cual me hace sentir aún más mariquetas, como si me crecieran tetas o algo así con cada sorbo que le doy a la taza, pero dicen que esa madre ayuda a quemar grasa. Vamos a ver si es cierto.

De cena me tocaron un par de carnes para hamburguesa, acompañadas de...más lechuga (¡me lleva la chingada!) pero pude acompañar con queso panela; un par de tazas de té verde, y párale de contar. Mi mamá le estaba preparando a mi primo una quesadilla de jamón y queso que sólo de recordarla me hace babear, así que negociando, me toca una de esas en el desayuno junto con mi mísero vaso con medio litro de leche, gelatina y yogurth.

Conforme sigo escribiendo, me empiezo a sentir como esas señoras foreveryoung que se chutan los programas-matutinos-basura que pasan en televisión abierta a diario, llenos de humor pendejo, consejos para evitar que el marido ande de cabrón libidinoso con la puta de la oficina y dietas que nadie en su sano juicio llevaría a cabo. Pero bueno, todo sea por ese par de deliciosas botellas de cognac que podrán ser mías a costa de sacrificarme y amarrarme la tripa.

Entonces, ¿por qué chingados estoy publicando esto?, podrán preguntarse algunos. Bien, lo hago porque reconozco que soy un tragón sin fuerza de voluntad, amante de las parrilladas, gorditas, quesadillas, sopes, pastas y demás delicias engordadoras que podré comer hasta que haya logrado mi cometido. Así que creo que una de 2: me dará mucho gusto presumir en el blog la obscena peda que me pondré con todo ese delicioso licor si gano, o por el contrario, me va a dar mucha pena venir acá y decir "me la pelé y encima de haberme sacrificado a lo güey, tuve que aflojar 500 pesotes". Ya el tiempo (y la báscula) dirán.



Now Playing: Mary's in India - Dido


Saludos Enfermos.

6 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Guillermo Guerrero dijo...

No-ma-mes

Yo ando en las mismas, carnal, los pantalones ya no me cerraban. Te acompaño en tu dolor y ahí invitas de la peda que te vas a poner :P

El Soviético Tuxtleco dijo...

Te entiendo compa, yo también detesto los programas matutinos de la televisión, pero qué se le va a hacer. a
Así es México. Y bueno, esperemos que tu problema se arregle muy pronto.

Saludos.

PD: ¡Feliz Día de la Marihuana!

Alberto dijo...

¡Mucha suerte y que bajes pronto!

Yo también tengo varios kilos de más, pero luego de bajar poco más de trece kilos hace unos años adquirí un (sobre)peso estable del que incluso llego a tener variaciones a la baja.

Aguanta el sacrificio, total, luego te desquitas :D

{{El Diablo}} dijo...

Gracias a todos por las porras!

Si gano...se arma la peda (a lo mejor no con el cognac porque soy bien atascado y chance me lo acabo el mismo día, pero igual unas chelas, no?)


Saludos Enfermos.

Kyuuketsuki dijo...

Solo me resta decirte: suerte, compadre. Compermiso, voy por unas hamburguesas gigantescas y llenas de grasa, jajaja.

{{El Diablo}} dijo...

Te va a dar chorrillo por malora, vas a ver...


Saludos Enfermos.