martes, abril 27, 2010

Crónicas de un obeso en rehabilitación, Pt. 2



Después de una larga semana de vegetales, mucha agua natural y aún más abstinencia, obtuve resultados que francamente no esperaba: ¡bajé 8 kilos de un chingazo!

Sigo sin saber cómo diablos lo hice; solo me limité a no comer grasas, no tomar refresco ni cerveza, nada de pan ni tortilla. El viernes, regresando de la oficina pensé que si no bajaba por lo menos un kilo, a la mierda la dieta. Cuál fue mi sorpresa el sábado por la mañana cuando me subí a la báscula, y la aguja marcó 88 kilos...aunque un festejo familiar me hizo recuperar 2 de los kilos que había perdido a base de arrachera, spaghetti y frijoles puercos; sin embargo, el avance fue tan bueno que no me puedo quejar.

Esta mañana mis 2 compas y yo nos pesamos como habíamos acordado, pensé que estaría más reñida la cosa...pero nada de eso. Oscarnitas se quedó como al principio y el Trompo asesino subió un kilo, así que esos pomos ya son virtualmente míos. Obviamente hubo cuestionamientos, que si me subí a la báscula con peso extra el lunes pasado (háganme el chingado favor, ni lo había pensado siquiera), que si mi báscula (usamos una que mi jefa tiene en casa) está trucada, que si vamos a la báscula de la farmacia de al lado para ver si es cierto...y efectivamente, la ventaja sigue siendo abismal.

Nada más por no dejar y por llevar un registro preciso de mi inminentemente victorioso avance, hice la siguiente gráfica, que se irá actualizando semana a semana. Esperen, el próximo lunes, la coronación del campeón. Están todos invitados al brindis.





Now Watching: Basic instinct



Saludos Enfermos.

5 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Luz dijo...

Puff, la gráfica es contundente. Pues... parádojicamente le voy a hacer 2 minutos, otra vez, a la abogada de... ¿El Diablo? =/ Yo creo que tus contrincantes estarán arrepentidos de no haber convenido algunas claúsulas, jeje. Nada como la opinión de una nutrióloga (que no soy yo), pero me llama la atención que tú eras el de mayor peso (no, Su Majestad, me refiero al peso de la báscula). Quizás por eso pudiste bajar más rápido (alguna vez vi unos datos sobre desnutrición infantil que mostraban cómo remontar la anemia severa ubicándola en anemia moderada tenía mejor pronóstico que los tratamientos para restablecer a un niño con anemia moderada, aunque fuera en el límite).

Estee, creo que ya fueron 3 minutos, ¿verdad? Está bien: DOS victorias al hilo, ¡iuuuuu! Un abraZo (ya puedo estirar menos los brazos pa'abarcar ;)

Guillermo Guerrero dijo...

¡E-sa-pe-da-ya-sear-mó! ¡E-sa-pe-da-ya-sear-mó!
¡Esa peda ya se armó!

ESME dijo...

SANTO DIOS!!!!! Creo que empezare a hacer algo como tu, pues esa maldita "longita" como que ya no me agrada.
Pero necesito inspiracion...si no no

Alnilam ريداي dijo...

orale, pues suena bastante bien!!!
te echas unas a mi salud pues...

{{El Diablo}} dijo...

Ahí la llevamos, ya nomás el último jalón y a pistear!


Saludos Enfermos.