domingo, abril 25, 2010

Vete a la mierda en Infinitum


Después de mucho, mucho tiempo, se terminó una situación bastante problemática que tuve con Telmex.

Tuve una línea telefónica adicional desde el 2004, la cual no me había causado ningún problema hasta hace poco más de un año, en que por un reacomodo de números telefónicos en mi zona (según se me dijo) estos tipos tuvieron la genial idea de cambiar mi número telefónico sin avisarme, hasta después de haberlo hecho, por medio de una notificación escrita que decía algo como esto:

"Estimado usuario, le comentamos que su número ha cambiado a XXXXXXXX, gracias por su comprensión"

A partir del cambio empezaron a entrar llamadas que no tenían nada que ver conmigo, incluso varias veces tuve malentendidos con personas que llamaban buscando a Fulanito de tal y al decirles que estaban equivocados se ponían bastante necias, al grado de que la cosa terminaba en una serie de mentadas de madre y azotones de teléfono. Eso fue al principio mientras funcionó mi línea, porque después la cosa se puso más cabrona: mi línea se cortaba así nada más...primero fue intermitente y después de algo así como 3 meses, se murió para no dar tono de marcado nunca más.

Me cansé de reportar semana con semana las anomalías en mi línea con esos cabrones, cada vez que llamaba era la misma situación: que sí, que ya se la vamos a arreglar, que son fallas normales y demás pretextos pendejos que sacan las empresas culeras para no brindar un servicio decente a los tarados ingenuos que les siguen consumiendo. De cancelar el servicio ni hablar, en ese entonces mi hermana usaba muy seguido Internet para sus tareas y yo estaba saturadísimo de trabajo, por lo que no tenía tiempo ni para ir a pararme en la tienda Telmex y mandarlos a la chingada. Así aguanté medio año, solamente con el servicio de Internet funcionando y la línea muerta (pero pagando ambos); después me harté de eso y dejé de pagarles.

¿Que cómo le hice durante medio año si no pagaba Internet y este blog siempre estuvo en funcionamiento durante ese lapso? fácil, mi mamá contrató el servicio por otro lado y yo me colgué de su red, así que pude darme el lujo de no darle ni un peso partido de la mitad al grandísimo cabrón de Slim; así me aventé otro medio año, ignorando recibos, llamadas de la grabación CObrona a las 6 de la mañana (hasta que me harté y desinstalé el aparato y el cableado), recibiendo notificaciones diciendo que ya tenía 2, 3, 4, 5 meses sin pagar y que tenía que hacerlo si no quería que mi (excelentísimo) servicio se viera afectado (¿más, cabrones?).

Naturalmente tomé los recibos telefónicos y las notificaciones, me los pasé por los güevos, los hice bolita y se fueron al bote de la basura. Pensaba completar todo un año sin pagarles, pero sucedió lo que tenía suceder: fueron de putos chillones con un despacho jurídico y empecé a recibir notificaciones, ahora de estos otros mierderos, amenazándome con boletinarme para que nadie me prestara dinero ni me diera crédito para absolutamente ni madres (mucho miedo ojetes, si yo ni tarjetas manejo). Llegó el primer aviso...y me lo pasé por los talayotes, igual que los siguientes 2. El cuarto ya estuvo más hardcore, dijeron que ahora sí, el señor Slim estaba muy enojado, que hasta rasquiña tenía en el culo porque yo era una mala persona que no pagaba puntualmente y que si no lo hacía a la de ya ya ya, me iba a chupar la bruja, Juanito vendría a mi casa a asaltar el refri y a ligarse a mi hermana, me volvería aficionado del América y además, iba a tener problemas con las autoridades correspondientes (bueno, en realidad sólo lo último fue cierto, pero imagínense...¡qué miedo!).

Como soy una persona de clase baja, muy, muy baja, y lo que gano apenas me alcanza para comprar frijoles, 2 pesos de tortillas y una latita de chiles jalapeños, me puse en contacto con un pendejo del jurídico y le hice la chillona con que no tenía plata para pagar (y juraría que casi me cree). Sin embargo, al hijo de puta le importó un carajo y dijo que si no pagaba igual me iba boletinado, con todo y mi latita de chiles incrustada en salva sea la parte, pero en un momento de debilidad y compasión, me dio chance de aflojar los 1200 pesitos que debía en 2 cómodos pagos.

Todavía me di el lujo de hacerme pendejo para pagar (pero P E N D E J O con ganas) y el último día del plazo, unos minutos antes de que esos huevones dejaran de dar servicio (a las 3 de la tarde, háganme el recabrón favor), me presenté con el dinero, el módem y una copia de mi identificación oficial. En cuestión de minutos mi baja estuvo lista, y de hecho me sorprende lo eficientes que son cuando sienten que se les va un cliente. El idiota que me atendió se portó amabilísimo y diligente a más no poder, me preguntó qué necesitaba para no dejar de ser cliente Telmex y aunque estuve a punto de decirle que a su hermana en tanga, me contuve y terminé diciendo que un servicio más adecuado, ágil y de calidad. Finalizado el asunto, sólo quedaba dar de baja mi línea telefónica (me dijeron que 5 días hábiles después de la baja del Internet, supongo que para que lo pensara mejor o no sé), cosa que hice esta semana.

La moraleja aquí es: no se dejen de esta mierda de empresa, ni de ninguna otra que sea igual de abusiva e incompetente. Si el pésimo servicio que brindan (amén de las tarifas que por sí solas están para ir a meterles una vara de bambú por el ano) no les satisface, y por más que reportan el asunto no reciben la atención que merecen, dejen de pagarles. Ya verán cómo les llegan chingos de avisos invitándolos educada y cordialmente a realizar su pago correspondiente, y entonces sabrán lo bien que se siente hacer que esos bastardos lloren y pidan ayuda para poder cobrar. Pobres pendejos.



Now Playing: I wanna be like you (the monkey song) - Los Lobos


Saludos Enfermos.

5 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

PAZ! dijo...

Acabo de checar tu blog y está bueno. Saludos!

La Diabla dijo...

wow anti comerciales! voy a checar el dato.

y bueno, con eso de los telefonos, no se es delicado eso de quere alebrestarse ante una ampresa asi de poderosa, creo que lo unico que podriamos hacer es cancelar servicio e irnos con... oh espera, es un monopolio. estamos jodidos.

{{El Diablo}} dijo...

Paz!: Bienvenido

Diabla: Nada de eso tocaya, al contrario, hacerla de pedo es la mejor vía. Como bien dicen por ahí, "al que no se queja nadie lo escucha". Y ya no es monopolio, ya ves que están los güeyes estos de Yoo...pero al parecer su servicio también presenta varias deficiencias.


Saludos Enfermos.

Luz dijo...

Mi estimaDo, aunque ya diste vuelta a esta página (de tu blog, y de tu historia con Telmex), echo este rollito: Más allá de no acceder a pagar por un mal servicio, probaste tu PODER como consumidor (nada de patrocinios de Profeco aquí). Sea por convicción, por intuición o por efecto secundario inintencional, justamente eso hicimos quienes nos rehusamos a registrar nuestro # celular.

Mmmh... ¿qué pasaría si este ejercicio lo sistematizáramos como sociedad civil organizada?: ¿Que no nos parece tal o cual medida comercial o gubernamental, y nuestra opinión les importa un bledo? Sencillo: Dejamos de consumir tal o cual producto o servicio, y -a ver- háganle como quieran... Aaaah, es la hora de los sueños, sí. (Pero hay semillas esparcidas que quizás germinen con el sol del amanecer.)

Chido por tu victoria (una joda, pero había que dar batalla). AbraZo antiestrés.

{{El Diablo}} dijo...

Caray mi estimada, me hubiera gustado ejercer el mismo poder que tú con lo de los celulares, pero lamentablemente perdí el mío en una peda en diciembre, compré otro y para poder usarlo me requerían voluntariamente a huevo el registro...así que ni modo.

Sobre lo de tu sueño (no tan) guajiro, la idea de éste post es precisamente esa: que todo mundo se de cuenta de que puede exigir, y más si es en grupo.

Abrazo!