jueves, mayo 27, 2010

Una semana de letargo + Paternidad idiota


Este ejemplo es perfecto para ilustrar el por qué pienso que algunas personas merecen ser esterilizadas y de ser posible, sufrir la mutilación de sus órganos reproductores de una manera sádica y poco higiénica (usar un tenedor oxidado sería buena idea):

Seguramente la cobra no tenía colmillos o le habían sido extirpadas las glándulas secretoras de veneno, pero eso es lo de menos. ¿Qué clase de imbécil permitiría que su hijo "jugara" con un animal silvestre y por lo tanto, impredecible en cuanto a comportamiento?

Lo más patético del asunto es que aún nos sorprende que el mundo se esté yendo a la mierda. No veo por qué, tomando en cuenta que nuestra especie está cayendo en una decadencia y pendejismo inusitados.



Now Playing: New beginning - Tracy Chapman


Saludos Enfermos.

2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Luz dijo...

Mi estimaDo, y al mismo tiempo el reino animal no-humano también nos da una lección. La cobra parece decir: "Hey, aléjate bebé, ¿que no ves que estamos siendo objetos de abuso? Yo no quiero hacerte daño." Ay, pan y circo de horor.

{{El Diablo}} dijo...

Tienes los dedos embarradísimos de razón. En realidad el pobre animal ni la debe ni la teme (igual que el bebé) y su reacción lógica es alejarse de la amenaza.


Saludos Enfermos.