viernes, agosto 13, 2010

La penca del maguey


Acabo de regresar de comer de La penca del maguey, un restaurantcito de estilo rústico que abrieron a unos cuantos locales de donde trabajo; tiene como 3 meses que lo inauguraron y estábamos con la curiosidad de ir a probar el menú porque el lugar, aunque modesto y sencillo, se veía muy atractivo, así que hace rato nos lanzamos el Reptilio, el Michavo, Oscarnitas y yo a ver qué tal.

Puras fallas por todos lados: llegamos a la mesa, nos sentamos, quisimos recorrerla un poco para que al Reptilio no se le estropeara su bella piel con el sol y casi se me cae la sombrilla en la cabeza; no pasó a mayores y pedimos la carta, los precios parecían de entrada bastante razonables ($22.00 por un plato de arroz con huevo estrellado, por ejemplo) así que no le vimos mayor problema salvo a la hora de llegar a las bebidas: no venden cerveza. Bueno, ni pedo, a tomar refresquito entonces, aunque a mi gusto un restaurant que vende cortes y no tiene cerveza lleva las de perder.

A continuación, lo que pedimos entre los 4 y una breve descripción, nada más para que calen cómo estuvo la cosa:

  • El arroz estaba rico, era rojo y no se pegaba ni nada, estuvo muy bien preparado. El pedo es que nos sirvieron una madre para los 22 pesos que costó, por lo menos pudieron servir una ración decente en lugar de extenderlo por todo el plato. Además, el Michavo lo pidió con plátano (¡goloso!) y le sirvieron como 5 rodajitas nada más.
  • Al parecer la mesera contaba las tortillas o no sé qué pasaba, porque teníamos que pedirle refill de canasto cada 5 minutos y en cada viaje nos llevaba de a 4 piezas, o sea, una para cada quién; o nos vio muy panzones y se preocupó por nuestra salud o estaban escasos de tortillas o sepa la chingada, pero eso es un punto en contra.
  • Reptilio fue el primero en ordenar y el último al que se le sirvió, por lo que a todos se nos enfrió el arroz por estar esperando a que se dignaran en atenderlo; pidió como entrada un tazón de jugo de carne, que estaba muy espeso y no tenía muy buen sabor que digamos.
  • Oscarnitas y Michavo comieron tacos de barbacoa, dicen que estaba buena pero tenía un extraño color negro; yo pedí tacos de arrachera y no sé si estoy mal acostumbrado a comer arrachera suavecita, pero esta tenía consistencia como de caucho, además de que también estaba negruzca. Ah, y los tacos los sirven ya con cebolla y cilantro en lugar de llevar recipientes con esas madres para que a quien le guste le ponga y a quien no, no.
  • El consomé que pidieron Oscarnitas y el Michavo estaba raro, de hecho cuando llegaron los platos le dije al Michavo que eso más bien parecía jugo de carne; el sabor fue mucho peor que la apariencia, literalmente sabía a plástico. Se le preguntó a la mesera por qué sabía así y argumentó que se debe a que la barbacoa es de hoyo y así debe saber (no quise preguntar del hoyo de quién la sacaron nada más porque estábamos comiendo); terminamos por asumir que era caldo de llanta vieja remojada.
  • Reptilio pidió después un rib eye término medio, el cual llegó completamente cocido y acompañado de unas deliciosas cebollas CRUDAS. Y por si no hubiera tenido suficiente ya, pidió una pobretona rebanada de pie de queso con zarzamoras que costó $40.00. Nuevamente, el precio está muy elevado para la ración que venden.
  • Lo único rescatable del menú: los frijoles charros que acompañaban mis tacos de arrachera, y las tostadas de ceviche que me empujé nada más para no quedarme con la curiosidad.

En definitiva es un lugar nada recomendable para comer; nosotros pagamos cara la curiosidad ($100.00 por piocha, y el único que salió satisfecho a medias fui yo), tan es así que Oscarnitas puso su parte de la cuenta y salió al carrito de hot dogs que estaba enfrente para comer algo decente. O sea que si quieren cortar a su novi@ o mentarle su madre sutilmente a alguien, no lo piensen más, ya saben a dónde caerle. Se ubica sobre Insurgentes Sur, a la altura de la estación del metrobús Francia; desde el camellón se ve más o menos así:

Photobucket

¿Ubican a Marco Beteta, el güey que hace listados con los mejores restaurantes de la ciudad? bueno, pues quítese que ahí le voy. Llegó la versión corregida, aumentada y no-afeminada, que sin miramientos ni pelos en la lengua estará escribiéndoles acá sobre un restaurant diferente cada viernes (o eso espero, porque luego me llega el fin de quincena prematuro por andar de pedote). A ver cómo nos va la próxima semana.




Now Playing: Weapon of choice - Fatboy Slim


Saludos Enfermos.

3 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Guillermo Guerrero dijo...

Saca las chelas, Diablo panzón.

Luz dijo...

Fue entonces "La penca del maguey" donde Chente Fernández grabó el nombre de la co-protagonista, y pu's ya con eso lo bello se echó a perder.

Bien por la nueva sección. Suerte, para que no se convierta en "Dónde NO ir".

{{El Diablo}} dijo...

Memo: Va que va, ¿què se va a armar?

Luz: N'ombre, brincos dieran esos mugrosos!Y si, esperemos que la secciòn mejore esta semana...ya te estarè contando què onda este viernes.



Saludos Enfermos.