martes, octubre 19, 2010

Supervivencia laboral


Esto hasta parece post repetido, pero no: otra vez tuve muchìsimo trabajo durante la semana que terminò, y ahora sì, ya viene la parte pesada. Se ha vuelto normal salir un poco màs tarde de lo habitual entre semana, pero  tener que ir a la oficina el sàbado y rematar los pendientes el domingo por la noche desde casa es algo que hacìa mucho tiempo no me pasaba; sin embargo no me puedo quejar. Hace unas semanas me estaba pudriendo de aburrimiento durante las vacaciones (por lo menos los ratos en que no habìa con quièn salir a estirar las piernas) y deseaba que se terminara el descanso para volver a la carga -y al desmadre con la tropa de la oficina-.

Ahora que estoy de vuelta, el trabajo se convirtiò en una infernal avalancha de reportes, stress, berrinches, desveladas y ojos irritados; sin embargo siempre hay una lista de cosas y/o situaciones que ayudan a tranquilizar y motivar hasta al màs stressado (entièndase, yo mero). A continuaciòn enlisto las que mejor paro me hicieron en estos ùltimos dìas, sin ningùn orden especìfico:


1.- Gotas para los ojos. Creo que no lo habìa mencionado antes por acà, pero uso lentes de contacto (honestamente es porque no me gusta còmo me veo con lentes de armazòn), los cuales -en teorìa- deberìa usar un màximo de 8 horas diarias. Como lògicamente no lo hago, a mediodìa ya tengo los ojos como si hubiera fumado hierba como desayuno; por suerte me recomendaron unas gotas que se llaman Splash: maravillosas, no arden, quitan el enrojecimiento y dejan una sensaciòn de frescura que permite seguir trabajando por horas antes de la siguiente aplicaciòn (sì, fue un comercial deliberado, pero de verdad las recomiendo mucho, pruèbenlas).

2.- Lentes para el sol. No puedo ponerme las gotas tan seguido porque desarrollarìa resistencia y ya no me funcionarìan (o eso dijo quien me las recomendò), ademàs de que todas las mañanas, sin falta, soy vìctima del clàsico vampirazo debido a que me desvelo y no duermo bien. Soluciòn: unos lentes oscuros, los que sean son buenos...què mamadas son esas de Ray Ban, no no, unos baratitos tambièn ayudan bastante (por lo menos en lo que junto los 2100 morlacos que cuestan los que me gustaron el dìa que fui a la òptica).

3.- Venom. No Red Bull, no Gladiador, no Monster.Tampoco es que sea algo demasiado especial, todas esas mierdas hacen el mismo daño -estoy consciente de ello, pero el mièrcoles pasado lleguè a la oficina con los ojos todavìa cerrados cual cachorro recièn parido-; lo que distingue a Venom de las demàs bebidas infartantes-energetizantes es su sabor Black Mamba: ¡delicioso!...eso sì, si lo toman van a orinar verde fosforescente un par de veces, pero no se asusten, es normal.


4.- ¡Buena mùsica! Ya saben que aquì lo que rulea es el rock en un 95%, un 4% de pop bien hecho y 1% de pornocorridos y otros gustos culposos que no citarè en este momento. Sin embargo el domingo por la noche, mientras sentìa los ojos con consistencia como de chicharròn prensado, un haz de luz me inspirò y descarguè esta joyita:


Digan lo que digan este disco es una bomba de testosterona lista para ser detonada en aquellos momentos en los que uno siente que las va a dar (sin albur, cerdos). Todos los tracks hacen que uno se remonte a las pelìculas donde el Don Nadie italoamericano surge desde el lodo del sur de Philadelphia para llegar a lo màs alto; quien no haya hecho ejercicio (o trabajado hasta casi perder lo que le resta de salud mental) escuchando esto, no puede preciarse de ser un autèntico hombre. Den clic en estas letras anaranjadas y llèvense toda la saga, soundtracks incluìdos, ¡bara bara!

5.- Por ùltimo, pero no por eso menos importante, la buena compañìa es imprescindible si no quieren volverse locos y aventar el monitor desde un segundo piso (como casi me sucede el sàbado a mediodìa). Trabajar a solas es reconfortante por un rato, incluso la concentraciòn y eficiencia se incrementan, pero despuès de varias horas a solas con la computadora el equilibrio mental empieza a mermar; afortunadamente esa tarde contè con una presencia que supo mantener mi cordura anclada a la realidad y me ayudò màs de lo que piensa.


Y aquì lo tienen, este es el pack para sobrevivir a una brutal jornada de trabajo recomendado por su servilleta. Si alguien quiere compartir lo que le funciona para situaciones de ese tipo sìrvase dejar un comment en esta entrada, a ver si algo de lo que sugieran me puede servir a mi tambièn...la temporada fuerte apenas va empezando y quedan muchos meses por delante, asì que cualquier idea es bienvenida.



Now Playing: Magic carpet ride - Steppenwolf


Saludos Enfermos.

4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

cintya dijo...

coincido contigo en, las gotas para los ojos, la buena musica y la buena compañia.... trabajar escuchando buenas rolas es lo mejor y si encima echas desmadre con tu compañero... MEJOR!!!

{{El Diablo}} dijo...

Amèn hermana! estarìa chido conocer tu tracklist para la chamba, què no?


Saludos Enfermos.

cintya dijo...

uta pues en general mi soundtrack es el mismo pa todo... pero en la chamba hay un chingo de beatles, pasando por sonic youth, tool, pearl jam, pixies, the prodigy, nirvana, beck, y en español maldita vecindad, santa sabina, real de 14, ely guerra (mi gusto fresa ji), ceratti, ya en mi casa pongo cosas mas locochonas porque aqui se espantan (asi como pantera, nin, slayer) como ves? gustos variados, pa que encerrarse en uno solo

{{El Diablo}} dijo...

Hey, cada vez me caes mejor! muy variadito, y muchas de esas cosas me gustan! :D


Saludos Enfermos.