viernes, abril 15, 2011

Puebla: Equinoccio de primavera en Cholula


¡Què ràpido pasa el tiempo! cuando empecè a pensar en este post tenìa como 10 dìas de haber ido a Puebla (aprovechando el puente del 21 de marzo) y pues ni madres, que lo voy publicando casi un mes despuès. Bueno, el hecho es que nos lanzamos a aquellos terruños mi mujer y yo; como ella viviò allà mientras estudiaba la prepa tiene varios compas en aquellas tierras camoteras, entre ellos Mirko, una de sus mejores amigas, quien nos invitò a pasar el fin de semana en su casa.

Llegamos desde el viernes en la noche con el firme propòsito de echar la hueva, platicar, pasarla a gusto y no hacer gran cosa màs allà de un bautizo al que estàbamos invitados para el sàbado y un paseo por Cholula (a 40 minutos de la capital poblana en transporte pùblico) para disfrutar del equinoccio de primavera en la zona arqueològica del lugar. Cholula es un pueblo muy bonito, pintoresco y muy tranquilo (tan tranquilo que encontramos un lugar abierto para comer hasta que llegamos a la placita central). El lugar no era muy bueno en cuanto a servicio -podrìa decir que incluso era malo- pero tenìamos hambre y ademàs, siemdo ratas citadinas, pocas veces tenemos chance de comer al aire libre con un panorama soleado lleno de gente paseando sin preocupaciones y un cielo limpio. Se nos fue el tiempo y cuando nos dimos cuenta ya habìa pasado la hora del equinoccio, asì que caminamos hacia las piràmides por lo menos para disfrutar la vista (mi mujer y Mirko ya las conocìan, pero yo no, asì que de todos modos estaba bien la idea).

Sobre la piràmide no tengo mucho què decir: està empotrada en un cerro, cosa que le hace deslucir mucho en mi opiniòn, ademàs de que presenta la misma triste escena que se repite en muchos monumentos arqueològicos del paìs: hay una iglesia catòlica ubicada por encima de ella recordando a los asistentes la triste historia que ya todos conocemos. Me pregunto si algùn dìa veremos que los monumentos arqueològicos reciben el respeto que merecen a travès de un mantenimiento digno y por supuesto, sin ensuciar la memoria de la civilizaciòn a la que representan con sìmbolos de su derrota.


Ya se la saben, aquì la imagen de muestra y el resto de las fotos pueden verlas dando clic acà.


Caminando por los alrededores tuvimos la suerte de encontrar anunciada una representaciòn de la leyenda de Quetzalcòatl que comenzaba en poco tiempo, asì que despuès de darnos una vueltecita por los puestos de artesanìas caminamos hacia el escenario, sobre la piràmide. Organizada por la BUAP, la puesta en escena fue muchìsimo mejor de lo que esperaba: la iluminaciòn, los trajes de los danzantes, de los dioses al tomar posesiòn de sus respectivos puntos cardinales, de Xolotl y del mismo Quetzalcòatl, representado chingonamente por un estudiante de dicha universidad que hizo suyo al personaje desenvolvièndose con una gallardìa y naturalidad propias del dios. Quise traer video o fotos de eso, pero entre que habìa camarògrafos "profesionales" obstruyendo la visiòn al principio del evento y que la càmara no me ayudò mucho con las tomas terminè por pelàrmela y guardar las imàgenes en mi memoria.

De lo que sì hay video es de un plus que encontramos sin querer cuando buscàbamos algo para comer antes de regresar a Puebla capital. Una multitud nos llamò la atenciòn y nos acercamos a ver por què tanto alboroto; los causantes eran un grupo de tipos con indumentaria prehispànica representando el antiguo juego de pelota mesoamericano, pero no era el juego tradicional que todos conocemos desde las clases de Historia de Mèxico en la primaria, sino una versiòn bastante curiosa (la cual les describirìa, aunque considero que funciona mejor si lo ven con sus propios ojos):



Ya hice mi tarea y me puse a investigar sobre esta variante del juego, pero no encontrè absolutamente nada al respecto. Posiblemente sea solo una improvisaciòn, pero de que se ve con madre no hay duda; si alguien tiene informaciòn se agradecerà harto que la comparta. Por otra parte, estuvo agradable còmo toda la banda se integrò al desmadre esquivando la bola en llamas cuando se acercaba, cantando los goles o coreando el nombre de su futbolista favorito como si estuviera en el estadio cada que alguno de los jugadores anotaba en las porterìas imaginarias.

Terminamos el puente en casa de Mirko echando trago, botanita y mucha hueva hasta la tarde siguiente, como tenìamos planeado (aunque me tuve que poner a trabajar un rato por causas de pendejismo mayor de mis promotores). Aùn con ese negrito en el arroz resultò un fin de semana reconfortante y altamente placentero, tanto que terminamos saliendo de Puebla 5 horas despuès de lo que planeàbamos; no dudo que lo repitamos pronto.



Now Playing: Black Dog - Led Zeppelin


Saludos Enfermos.

2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Luz dijo...

Mi estimaDo, yo me debo también Cholula. Espero saldarme esta deuda pronto, ya que está bastante cerca del DF.

Respecto al juego de pelota de fuego, ya te he contado que mi mamá es originaria de la mixteca oaxaqueña. En esa zona sus fiestas patronales principales son móviles y se sitúan en algún viernes de la cuaresma (en el pueblo de mi mamá la "Fiesta del Quintoviernes" es la fiesta del Señor del Perdón, el santo patrono). Curiosamente, hace unos días platicaba con una persona sobre estas fiestas patronales, y me comentó que había ido a una y -justamente- había visto un juego de pelota de fuego. Cuando le pregunté el lugar me respondió: "Tamazulapan", que me sonó de inmediato pues es un municipio MUY cercano al pueblo de mi mamá. Pese a la cercanía, yo nunca he escuchado en mi familia que narren que antaño hubiera juego de pelota (como sí había, por ejemplo, el "patio de maroma", que es un primo-hermano de la carpa de circo). Rastreando encontré esta info que me pareció buena: http://jorgevazsan.blogspot.com/2008/05/la-batalla-el-juego-de-la-pelota-en.html.

Gracias por compartir el viaje. Para ir tomando nota, ¿qué recomiendas comer por allá? :)

{{El Diablo}} dijo...

Mi estimada, sì deberìas ir por allà, es un lugar muy bonito y tranquilo ademàs del atractivo que ofrecen los eventos en torno a la piràmide. Muchas gracias por aclararme la duda sobre lo del juego de pelota, ahorita que termine de contestarte el comment me dedicarè a checar el link que me dejaste (y por cierto, ahora tengo un motivo extra -lo que mencionas sobre Tamazulapan- para querer ir a conocer Oaxaca). Antes de que se me olvide, lo que yo probè allà en Puebla y me gustò fueron las cemitas, los molotes y las chalupas, te las recomiendo bastante...y correspondiendo a tu buena onda de dejarme el link de lo del juego de pelotas, yo te dejo este sobre comida poblana, para que vayas viendo y antojàndote:

http://www.bestday.com.mx/Editorial/GastronomiaPuebla/

Te mando un abrazote.



Saludos Enfermos.