sábado, octubre 08, 2011

28





Desde que tengo memoria (memoria pubertoadulta, pues) nunca me gustó festejar mi cumpleaños, hasta hace poco. Me ponía incómodo cuando en casa la familia cantaba Las Mañanitas, me resultaban terribles esas ocasiones en que todo mundo se te queda viendo y no puedes hacer gran cosa además de poner cara de idiota y quedarte viendo fijamente al pastel o a las velitas, o recorrer los rostros de los presentes con la mirada. En definitiva, no era algo que me agradara y de haber sido por mi, hubiera buscado evitarlo.

Sin embargo, conforme envejezco voy cambiando de parecer. De un par de años para acá lo disfruto, lo siento como un momento de especial cercanía con las personas que quiero y me quieren, e incluso con aquellos que no suelo frecuentar o usualmente no comparten mi vida. En casa hubo reunión familiar, vinieron muchos primos y tíos de los que ni siquiera recordaba su nombre, a algunos de ellos los tengo agregados en Facebook pero de ahí en fuera, el contacto no va a más. Vino gente que no conocía (es que festejo con mi prima Ale, ella cumple 7 días antes que yo), estuvieron mis papás, mis hermanas, mis primos más cercanos, obviamente mi Gigia. Faltaron algunas personas que me hubiera encantado ver ese día, pero entendí el por qué de su ausencia y de cualquier modo, lo pasé genial. Mis papás trajeron mariachis, así que tuve que apechugar a pesar de que mis tías y hasta mi mamá me sacaron a bailar valiéndoles madre mi carota de NO QUIERO; eso sí, no pude dejar pasar la oportunidad de dedicar a mis viejos una canción que los hizo llorar (por poco a mi también) y de pasada, improvisadamente, otra a mi Gigia (es que en cuanto la escuché me vino un pensamiento a futuro). Fue una tarde y noche increíble, familiar, de pareja, de amigos.

En la oficina, un par de días antes de mi cumpleaños -por error creyeron que cumplía años el 26 de septiembre y no el 28- encontré mi escritorio lleno de globos acompañados de una hoja membretada que tenía escritas felicitaciones y buenos deseos de parte de muchos compañeros y/o amigos. Eso se acostumbra en todos los cumpleaños, pero francamente no pensé que tantas personas fueran a escribirme algo, dado que en ocasiones soy un completo cabrón que no baja de pendejos a sus compañeros (algunos, no todos) eso sí, muy justificadamente. El detalle no pudo menos que arrancarme una sonrisa.

El miércoles 28, ahora sí entrados en mi cumpleaños, vinieron más felicitaciones y una noche al lado de mi pareja; nunca había pasado la noche de mi cumpleaños fuera de casa, así que el que Gigia haya tenido el detalle de secuestrarme esa noche a pesar de que al otro día habría mucho trabajo fue el preámbulo ideal al fin de semana: mi primera visita al Liverpool Pub (del que hablaré a detalle en otro post), otra noche increíble con ella y un rico paseo dominical. Mejor no pudo ser.

A mis 28 años sigue poniéndome incómodo que me canten Las Mañanitas, aunque recuerdo con mucho cariño todas las veces que, siendo niño, mis papás ponían el cassette de Pedro Infante en la grabadora y me despertaban con esa canción; sigo poniendo cara de imbécil mientras espero que terminen y observo fijamente el pastel y las velas. La diferencia radica en que he aprendido a valorar más el que todas esas personas tan importantes en mi vida me quieren y consideran importante la fecha de mi nacimiento, que siempre están cerca y puedo contar con ellas. Con los (supuestamente) temidos 30's acechándome, esto me hace sentir lleno de proyectos, de energía, de ganas de estar en condiciones casi perfectas de cara a ese punto, y por supuesto, no imagino otra forma de llegar que no sea rodeado de ellos.



Now Playing: Dead eyes see no future - Arch Enemy


Saludos Enfermos.

5 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

vic dijo...

feliz chamuco,diablo....(chamuco,diablo,mmmm ok jajajajajajaja XD).......y no se aguite los 30´s no son tan malos como los pintan jajajajajaja buena rolita de fondo!!!!

cintya dijo...

Nooo los 30 son los nuevos 20 aunquie se ioga trillado, es neta!!! peor bueno, yo te felicité virualmete ya luego te doy tu abrazo en persona. Abrazo y apapacho!

{{El Diablo}} dijo...

Gracias a ambos por la felicitación, ¡y para nada me asusto con los 30's! lo de "temidos" fue porque a mucha gente que conozco le dan ñáñaras, pero nah, que ya me estoy preparando para llegar ahí lo mejor que pueda, como mencioné en el post. Chido por pasar a leer y a saludar.


Saludos Enfermos.

_| u Z dijo...

Pues bueno, sé que no me podré poner al corriente en el blog, pero por lo menos de esta fecha en su momento sí me acordé :)Nuevamente, bienvenidos sean esos 336 meses. ¡FelizVIDAdes!

{{El Diablo}} dijo...

Luz, siempre es un placer leerte por acá, así sea una breve visita. Gracias por acordarte, pasar a felicitar y sobre todo por el bello correo que me enviaste.


Saludos Enfermos.