martes, octubre 11, 2011

Gala


Hay una nueva integrante en la familia.

La perrita que tiene el novio de mi hermana tuvo cachorros hace mes y medio, y el sábado llegó a casa la pareja de tórtolos con una preciosa cachorra de schnauzer minitoy. Se llama Gala, apenas puede correr por la sala con sus patitas de almohadillas lisas y negras, pero eso sí, la cabroncita ya anda por ahí mordiendo las agujetas de quien se deja. Mi hermana le está enseñando a no hacer eso, además de a mear y cagar en un solo lugar; mi papá le brinca y hace como que corre para que lo siga (típico suyo, a veces es como un niñote), mi mamá la acuesta boca arriba y le da vueltas, todos le hacen fiestas y cariños...y yo, a pesar de que siempre me han gustado los perros grandes (el husky es mi favorito), de que no me he cansado de decir que los perros pequeños son para maricas y de que me avergonzaría salir a la calle con una de esas mierdecitas del otro lado de la correa, no pude evitar que me ganara desde que la vi.

La cargo, le levanto despacio en el aire y me divierto viendo cómo estira las patitas traseras y el cuello en pose al más puro estilo Superman, la recargo sobre mis pantorrillas estando sentado en flor de loto y me quedo embobado viéndola dormir, tamborileo con mis dedos en el piso y ella corre, se barre y ataca en plan de juego con sus colmillitos, me presiona suavemente y me suelta para correr otra vez. ¿Cómo no sentir ternura con una chingaderita que cabe perfectamente dentro de mi zapato?




Ya no recordaba lo chingón que se siente tener un perro en casa, los sentimientos que genera en cada uno de los que le rodean y la alegría que trae consigo. Todos, a lo mejor juntos o por turnos, nos encargaremos de hacerle sentir bienvenida y muy amada en estos primeros momentos de emoción, como si fuera un juguete nuevo; sin embargo, también tenemos el deber de seguir esa constante por mucho, mucho tiempo, el tiempo que la pequeña Gala viva en esta casa. Después de todo, esos ojos dulzones y traviesos traen detrás una vida que pasó a depender de nosotros y necesita nuestro amor y protección.



Now Watching: Return to paradise


Saludos Enfermos.

5 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

vic dijo...

ahh las mascotas a veces sacan el lado mas soft de uno pero es por que nos demuestran un cariño incondicional......la perroterapia es infalible.....disfruta la compañia Diablo!!!!

cintya dijo...

aaaah esos perritos me encantan!!! esta bien linda, yo quiero adquirir uno para mi hijo a ver cuando se me hace. Muy linda que está la Gala, y ttú te verías muy chistoso con un perrito de ese tamaño, apenas un san bernardo para ti :P

{{El Diablo}} dijo...

Vic: efectivamente, el amor que te da un animalito es de los más sinceros que hay en el mundo.

Cin: jajaja no me veo chistoso, me veo tierno (ajá). No me gustan los San Bernardo, a pesar de que son grandes me parecen torpes...creo que me vendría mejor un husky, regálame uno para mi próximo cumpleaños, anda.



Saludos Enfermos.

_| u Z dijo...

"A Gala halaGa" :)

Esa foto de la perrita en el zapato (que no piedrita en el zapato) ¡va para el álbum familiar! Felicidades por la nueva "hija", mi estimaDo.

{{El Diablo}} dijo...

Mi estimada, ¡claro que esa foto va al álbum! esa y todas las que he estado tomando. Gracias por la felicitación, aunque más bien es sobrina, pero se le quiere igual.


Saludos Enfermos.