sábado, diciembre 31, 2011

Previo al 2012...


Como considero que cada 31 de diciembre mis palabras siempre llevan la misma tónica, este año me dedicaré simplemente a agradecer.

Agradezco a mi mamá y a mi papá por aguantarme un año más viviendo con ellos; sé que no les pesa y que me aman, pero de todos modos como que ya va siendo hora de que el cachorro busque su propia guarida. También les doy gracias por un chingo de cosas más, por ejemplo su comprensión, apoyo, jalones de oreja, por darme esos hombros que se van haciendo viejitos pero fueron bien pinches aguantadores para sostenerme cuando me resbalé o me caí, y me impulsaron para darle hacia arriba. ¡Y lo siguen haciendo!

Agradezco a mis hermanas y mis prim@s, que han sabido torear muy bien a un cabrón gruñón como yo, convertirse en mis amigos y hacerme sentir querido por cada uno en su peculiar modo; bola de cabrones irreverentes que no respetan mis canas, pero que definitivamente le dan un sabor muy especial a cada reunión familiar y sobre todo, a mi vida.

Agradezco a mis tíos por haber estado al pendiente del más mínimo lloriqueo de su primer sobrino, el primer bebé posterior a su generación, cuando mi mamá se tenía que ir a trabajar; por la estricta vigilancia cuando hacía mis tareas para que salieran bien, por enseñarme a decir groserías, por los paseos en la Alameda después de ir al cine para que pudiera comprar mis estampitas de Los Caballeros del Zodiaco, por las clases de karate en casa (¡es en serio! el esposo de una de mis tías sabe karate y me enseñaba a domicilio antes de que yo tomara clases oficialmente), por las idas al deportivo a jugar basketball, por la empatía ideática; cada uno sabrá seguramente qué parte en el pastel de los agradecimientos le toca. Y por supuesto, por haber procreado a los susodichos cabroncitos mencionados en el párrafo anterior.

Agradezco a Sandra por todo el aprendizaje que he tenido a su lado desde hace 427 días, 21 horas y 4 minutos. He aprendido a comer vegetales (cosa que ni mi mamá había conseguido), también a comerme mi orgullo aderezado con mi ego, a comprometerme, a entregar sin esperar a cambio, a pensar de una manera diferente, a sensibilizarme, a dejar de comportarme como un autómata para explorar dentro de mi (¡sin albur!), hallar la parte sensible que estaba perdida por ahí (insisto: ¡sin albur!) y aprender a lidiar con ella y dejarla salir. Todavía no acabo mis lecciones, es más, creo que voy como al 10%...pero, ¿quién tiene prisa cuando quedan tantos años por delante?

Agradezco a mis amig@s, y aquí está bieeeeeeen cabrón hacer una lista detallada o personalizada, además de que si de repente se me olvida alguien luego empiezan de nenas. Mejor diré que es un placer tener gente con quiénes compartir una caguama o un pomo, una caminata, una película, una reflexión, la chinga del trabajo, música; así hayan sido tardes completas o pequeños lapsos, son cosas que uno siempre valora y que no tienen por qué dejar de suceder, entonces seguro nos vemos el próximo año para seguir rockeando macizo.

Creo que ya...y como no tengo un speech muy diferente al del año pasado, me gustaría más despedir el 2011 regalando una canción a todos aquellos que tienen parte y significado en mi vida. Se vale que cada uno la comparta con su propia bandita, y realmente me gustaría que la guardáramos juntos para cuando más nos haga falta. Escúchenla, píquenle a los subtítulos si no le mascan al inglés y sientan bonito. Abrácense, quiéranse, bésense, pásenlo bonito no nada más hoy, sino los 366 días que ya se nos ponen enfrente.







Now Playing: Invincible - Muse


Saludos Enfermos.

jueves, diciembre 29, 2011

Distrito Federal: Museo de la Revoluciòn Mexicana


El martes por la tarde fui al Museo de la Revoluciòn Mexicana aprovechando uno de mis dos dìas de descanso en esta semana; como soy fan de Pancho Villa y Emiliano Zapata se me ocurriò que serìa buena idea y allà anduve en compañìa de mi amiga Martha, a quien por cierto no veìa hace mucho tiempo (y fue un gustazo). Està chido el lugar, me encantò la decoraciòn tipo industrial, ¡sobre todo los muros! quiero unos asì para mi casa:




El resto del museo...tiene cosas muy buenas, como maquetas y planos de còmo estaba pensado originalmente el Monumento a la Revoluciòn (que serìa el Palacio Legislativo pero se quedò a medias), armamento de principios del siglo pasado, uniformes, objetos tan cotidianos como relojes, telèfonos, màquinas de escribir, valijas, todo encantadoramente retro; por supuesto, el par de muros dedicados a mis dos consentidos de aquel movimiento que, pese a lo que diga la historia oficial, al final terminò por destrozar la ideologìa principal de la Revoluciòn para convertirla en un jueguito de las sillas donde todo mundo se querìa sentar en una sola, investida de poder. Todos excepto dos, que a la postre terminarìan muertos y su legado, agonizando hasta nuestros dìas.

El lado no tan agradable del museo, ademàs del ya mencionado enfoque priìsta-todoestàbienaquìnopasanada. A pesar de que la entrada al mirador cuesta 40 morlacos todavìa cobran 10 màs por ver a travès del ùnico telescopio que hay durante tres pinchurrientos minutos, despuès de los cuales se cierran las lentes y le tienes que echar otros 10 pesitos. El servicio en la cafeterìa no està padre, habìa un solo tipo atendiendo dos mesas (una de ellas ocupada por nosotros) y no se daba abasto, tan es asì que olvidò que Martha le habìa pedido unos molletes y vamos, el hombre ni siquiera los habìa anotado en la cuenta; asì que si van por allà, hàganlo con la barriga llena porque entre museo y mirador son aproximadamente un par de horas de recorrido.

Al final, el veredicto es: vayan solo si no tienen algo mejor que hacer, aunque con buena compañìa cualquier lugar es disfrutable. De cualquier modo, si alguien quiere antojarse, dejo aquì una probadita y -como ya es costumbre- puede checar las fotos dando clic en estas letras naranjas (por cierto, ya las fotos tendràn mayor calidad gracias al regalito que me dejò Gigia Claus debajo del àrbol, asì que el àlbum de imàgenes irà in crescendo a partir de ya).







Now Playing: My kind of guy - Kaiser Chiefs


Saludos Enfermos.

lunes, diciembre 26, 2011

So, this is christmas...


¡Cuànto amor hay para dar! cuàntas sonrisas, cuàntos abrazos, bromas, chistes, payasadas, regalos, miradas; todo junto en una noche. Creo que las palabras se me terminaron; intentar descifrar la felicidad de ver a las personas que amas juntas, sonrientes, como antaño, requerirìa de un discurso larguìsimo que pretenda detallar todas y cada una de las sensaciones que me hicieron vibrar y sentir como cuando era un niño (quizàs anoche lo fui de nuevo, solo que fui un niño de 28 años que fuma y bebe). Baste entonces con recordar la sonrisa boba que tuve a ratos entre anoche y hoy, la mirada alegre, las ganas de abrazar y el gracias por venir que, aunque yo no sea el hombre màs expresivo del mundo, me saliò del alma al despedirme.

Ya habrà màs dìas para ponernos graciosos, racionales, fùricos o todas esas cosas que se acostumbran en este blog. Por lo pronto, quiero seguir disfrutando el bienestar, saborear las palabras tan ciertas de Lennon que resumen en 3:33 todo lo que yo quisiera compartir. Feliz navidad, que aunque ya pasò el 24 de diciembre, hacernos los desentendidos con el calendario y seguir en este mood no nos vendrìa nada mal.







Now Playing: Happy Xmas (war is over) - John Lennon


Saludos Enfermos.

viernes, diciembre 23, 2011

Esta no es una canciòn de navidad


Vamos, no es como si la letra de esta canción a la que me refiero hablara de campanitas tintineando, renos adictos al LSD (por aquello de que vuelan) o espíritus chocarreros que le hacen de chivo los tamales a un pobre carpintero nada más porque es prole y no le alcanzó para pagarle el parto a su mujer en el Hospital Angeles. Esta canción, de hecho, habla de paz, que en teoría debe ser el objetivo principal cuando se evoca la navidad.

A veces pensar en la paz, desearla, se vuelve un tanto contradictorio. Queremos que deje de haber tanta violencia en las calles, pero ahí andamos peleándonos con medio mundo por cualquier tontería en la mayoría de los casos. Nos indignamos porque la violencia nos deja un chingo de muertos a lo largo y ancho del paìs, pero ¿qué tal cuando pescamos in fraganti al vecino que no recoge la caca que su perro dejó frente a la puerta?  ¿o cuando el conductor de enfrente se nos mete (sin albur) sin siquiera echar las direccionales? ¿verdad que encabrona y uno se prende luego luego? ¿o qué tal cuando discutìamos con mamá porque no nos dejaba ir a algunas fiestas, o porque llegamos pedos y no le gusta vernos así?

Vamos a dejarnos de pendejadas. Lo que necesitamos es bajarle de yemas con el ego, ese pinche ego es el que nos orilla a hacer una tormenta en un vaso de agua, a convertir un pleito que no debería pasar de un par de horas de enojo en un reverendo desmadre que nos aleja de la gente con la que nos encabronamos por tanto tiempo, que después ya ni recordamos el motivo. Hay quienes se dejan de hablar por malos entendidos, chismes, incluso problemas de dinero...y resulta que hasta familiares son. Neta, no mamen. Entiendo que está cabrón doblar las manos, ¡si lo sabré yo, que a la fecha recuerdo muy bien a una persona a quien nunca perdoné ni accedí a hablar con ella a pesar de todos sus intentos! por no haber sometido a mi ego a tiempo, me deshice de quien fue mi mejor amigo durante 14 años y -analizando las cosas, mucho tiempo despuès- si no fuera porque mi vida ha cambiado tanto desde entonces dejándolo sin cabida en mi cotidianeidad, posiblemente le buscaría para aclarar lo sucedido. Es triste cuando eso pasa, comenzar odiando a una persona a quien quisiste mucho gracias al dolor que te causó y que después esa misma rabia se vaya diluyendo, diluyendo, diluyendo, hasta que llega el punto en que su recuerdo te evoca absolutamente nada. El olvido es culero y duele más que cualquier lesión física que pudiera haberle causado el día que defraudó la amistad y el cariño que le tenía.

Cuesta muchísimo sincerarse, aprender a decir la cagué, fue sin querer, fue un malentendido...¡pero en serio! no nada más por pasar la navidad en buenos términos, ni por convivir o por ser diplomático con X o Y persona; si uno se siente con los huevos suficientemente grandes para lastimar creo que debería aprender a decir perdóname con esos mismos huevos en una mano y el corazón en la otra. Vuelvo un poco al punto anterior: no le deseo a nadie llegar al punto de sentir una fría indiferencia por la persona en cuestiòn, tampoco deseo que los involucrados en determinada riña se dejen de mamadas y reconsideren su actitud solamente cuando ya es muy tarde, cuando alguien ya falleció y cuando reconciliarse no va a regresar a este mundo al que se fue para que vea que ya las cosas están bien y que puede irse a descansar en paz.

Yo mismo he pedido perdón estando ahogado en alcohol a sabiendas de que después sería la comidilla y ahí estuve, balbuceando "perdóname viejo, te quiero viejo", valiéndome dos kilos de verga que después alguien se burlara o tomara eso como una anécdota chusca y sin importancia, pues para mi fue una catarsis, una liberación que me despojó de todo odio, rencor o cualquiera de esas mierdas. Si el precio por recuperar un poco de lo que vivimos juntos fue ese, yo sin pedos; ahí estuvo la chequera abierta.

Deseo que, si alguien va a tomar aunque sea una mínima parte de conciencia de esto, utilice la navidad como plataforma para hacerlo. Suavicemos, aprendamos, perdonemos. Naturalmente hay situaciones en las que no se puede ni debe perdonar y lo justo es soltar a la bestia sin ningún freno, pero no es el caso cuando se trata de aquellos a quienes se amó y lo más importante, todavía se ama. Bajemos ya la puta guardia -que al final no nos llevará a nada bueno- , disfrutemos a esas personas porque tenemos la fortuna de compartir con ellas este lugar en el tiempo y espacio, asumamos de una vez que esta condición no está comprada y que si hay que llorar, se nos deshagan los ojos de una vez y viéndonos de frente, y no cuando haya una lápida de por medio.

¿Y la canción?




Y yo no sé por qué no nos abrazamos; por qué queremos aparentar tanta frialdad.



Now Playing: How soon is now? - The Smiths


Saludos Enfermos.

miércoles, diciembre 21, 2011

Còmo hacer una piñata y disfrutar en el intento


1.- Consigue un día libre en el trabajo ("libre" entrecomillado, ya que ni ese día me pudieron dejar en paz entre correos y llamadas laborales de las 7 a las 10 de la mañana).

2.- Sácate de encima la mala baba e instinto asesino que te dejó el punto anterior e invita a tu novia a casa.

3.- Pretende ver películas con ella e ignorar que tu familia estará haciendo piñatas para la posada familiar, cosa que te obliga a preguntarle a tu novia si quiere ayudar con alguna (esperando que diga que no) y ¡oh sorpresa! dijo que si. Estás jodido, piensas mientras conectas el DVD de todos modos.

4.- Usa la olla que alguien más iba a usar y no utilizò, checa los materiales que tenía para hacer una piñata en forma de estrella. "¿Cómo que una estrella? ¡eso es demasiado ñoño!" siéntete insultado por tener que hacer una pinche estrellita, entusiàsmate y ponte creativo.

5.- Voilà! vamos a hacer un diablito, hay que darle fondo a la olla (rojo, obviamente). ¿Qué tal si lo hacemos onda Two-Face? las facetas encantadora y siniestra del diablo conviven en una olla de barro (o lo que es lo mismo, me da hueva alisarle toda la cara, asì que veamos còmo queda).




6.- Un ojito pispireto, el otro como si anduviera crudo; un cuerno derechito, el otro con forma de juguete anal hardcore; los bigotes, la piochita, el sombrerito, el cabello...y esto fue lo que obtuvimos:




Poco durò la "obra de arte": la hicimos el lunes 12 y para el sàbado 17 ya la estàbamos moliendo a palos. Fueron 6 horas de engrudo, trozos de periòdicos, papelitos de esos con que envuelven la base de las mantecadas, cartulina, silicòn, papel crepè, pelìculas de la saga Saw, risas, convivencia familiar y trabajo en equipo con Gigia; nunca habìamos hecho algo asì juntos, asì que estuvo padre. Quizàs el año pròximo nos animemos con màs diseños, les tomemos fotos, los vendamos y nos enteremos de que nuestra verdadera vocaciòn està en la artesanìa, que nos sacarà de pobres y de todo el stress oficinil. Pero mientras mi sueño guajiro se cumple, pueden ver el resto de las fotos dàndole clic aquì mero, a ver què les parecen y si se animan a hacer sus pedidos de una vez (es broma...bueno, no...bueno, sì).



Now Watching: Bug


Saludos Enfermos.

domingo, diciembre 11, 2011

El tigre en celo



El tigre en celo
es como un pozo de semen,
como un brazo de rìo:
màs de cincuenta veces en un dìa
copula y se descarga largamente en la hembra,
como un cielo encendido en èxtasis perpetuo,
una tormenta de erecciones,
y la hembra que aùlla o vocaliza
con su voz de contralto,
còmica y dolorosa,
pornogràfica y màrtir,
espera al tigre que la ronda sin tregua
como una tea, como un astro poseìdo e hirsuto.

Las fieras se acarician, Rubèn,
bajo las vastas selvas primitivas.
Es el gran circo del sexo
en inconsciente y arrobada
soledad acròbata.

Al alba, cuando las bestias lujuriosas duermen,
parece oler a sexo, tambièn a carne macerada,
en dos kilòmetros a la redonda
y un resplandor ligero emana de ese Olimpo
en que la prole
del que podrìa preñar en horas a doscientas tigresas
es grandioso rescoldo y ya se apaga
como un fuego de siglos,
cesa como un viento,
cede como un canto.





Caza mayor, Eduardo Lizalde, 1979



El libro que tengo es una compilaciòn de la obra mencionada arriba, y El tigre en la casa (1970); no lo encontrè tal cual en la red, asì que en su lugar dejo este link, donde podràn encontrar poemas revueltos de estas dos obras (y algunas màs). Disfrùtenlo en esta frìa tarde de domingo.



Now Watching: Oakland Raiders at Green Bay Packers


Saludos Enfermos.

sábado, diciembre 10, 2011

Todo es personal


– Mira Tom, no te equivoques. Todo es personal, incluso el más simple y menos importante de los negocios. en la vida de un hombre todo es personal. Hasta eso que llaman negocios es personal. ¿Sabes quién me enseñó eso? El Don. Mi padre. El Padrino. Si alguien perjudica a algún amigo suyo, el Don lo toma como una ofensa personal. Mi alistamiento en la Marina lo tomó como una cuestión personal. Es ahí donde reside su grandeza. El Gran Don. Para él todo es personal. Lo mismo que hace Dios. Sabe todo cuanto sucede, es dueño de las circunstancias. ¿No es así? ¿Y tú? ¿Sabes algo? A las personas que consideran los accidentes como insultos personales, no les ocurren accidentes. Me he dado cuenta tarde, pero al final lo he comprendido. Por eso, el puñetazo en la mandíbula es algo personal, tanto como los disparos que Sollozzo efectuó contra mi padre.

Di a mi padre que todo eso lo he aprendido de él, y que estoy contento de poder pagarle algo de lo mucho que le debo. Ha sido siempre un buen padre. Quiero que sepas, Tom, que no recuerdo que me haya puesto nunca la mano encima. Y tampoco a Sonny, ni a Freddie, ni mucho menos a Connie. Dime la verdad, ¿cuántos hombres crees que ha matado o hecho matar?

Tom Hagen desvió la mirada.

– Una cosa no has aprendido de él, Mike: a hablar de la forma en que lo estás haciendo. Hay cosas que deben hacerse y se hacen, pero nunca se habla de ellas. Uno no trata de justificarlas; no pueden ser justificadas. Se hacen, simplemente. Y luego se olvidan.

Michael Corleone enarcó las cejas.

– Como consigliere, ¿estás de acuerdo en que es peligroso para el Don y nuestra Familia que Sollozzo esté vivo? –preguntó con voz suave.

– Si.

– Muy bien –asintió Michael–. Entonces tengo que matarlo.






El Padrino (The Godfather), Mario Puzo, 1969



¿Quieren leerlo completo? denle clic aquí y disfrútenlo.



Now Watching: Bolton vs Aston Villa


Saludos Enfermos.

viernes, diciembre 09, 2011

De copetones e ignorantes


Enrique Peña Nieto se ha convertido en el nuevo bufón de moda en el país debido al ridículo que hizo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara cuando se le preguntó acerca de los tres libros que han marcado su vida. Todo mundo se cagó de risa, ¡y con razòn! vean, escuchen al angelito:





Ahora, encuentren las diferencias (la del copete no cuenta):





Todos nos divertimos haciendo chistes acerca de la ignorancia de Peña Nieto, el iletrado que pretende ser presidente; sin embargo, se nos olvida que el promedio de lectura del mexicano es de 2.8 libros al año, acompañados, claro está, del TvyNovelas, las Chambeadoras y demás basura que se puede comprar en los puestos de revistas, infalibles proveedores de mierda al alcance de cualquier bolsillo. Para acabarla de chingar, entre los 2.8 libros anuales que el mexicano promedio lee, se pueden mencionar como los màs socorridos a los de la saga Crepusculera (no me chinguen), la soporìferamente noña colecciòn de Carlos Cuauhtémoc Sánchez (què mal estamos) y el de Yordi Rosado Del Hoyo (¡por pinche vida de dios!), lo cual no solamente nos niega un veredicto decente, sino hasta uno esperanzador.

La pereza mental es cabrona, sin embargo el instinto chingativo lo es màs y ahì estamos acabàndonos al candidato priìsta porque no lee. Muchos se asombran de que sea un imbècil que ademàs de no poder mencionar tres, TRES libros aleatoriamente, carece de la inteligencia mìnima que se requiere para improvisar una respuesta emergente y no conforme con eso, utiliza repetidamente una muletilla digna de cualquier niño de primaria (este...este...esteeee...) cada que se le reinicia el cerebro. Se indignan porque su hija tarada dice que todos los que lo criticamos somos una bola de pendejos proletarios y envidiosos. Sin embargo, se olvidan de que ese güey, su hija y la payasita de la tele con que està casado nos ven a nosotros, la prole (uuuuuuuh, prooooooleeeeeee) por encima del hombro gracias a que voluntaria o involuntariamente les damos ese poder.

Ese cabròn es candidato porque la gente asì lo permite, porque se come completita la voraz campaña que Televisa ha construido a su alrededor para buscar sentarlo en la grande (que lo sienten en la grande pero de un burro) entre la boda con la golfa telenovelera que se prestò para el teatrito, la cruzada de desprestigio contra otros precandidatos y la imagen de maduro-buenaondita-estoybienguapo que le ha granjeado por anticipado la preferencia de cierto sector de la sociedad que cree que ese güey le va a venir a dar de besos en la panocha a manera de retribuciòn por su voto.

¿Por què tenemos a un ignorante asì como principal candidato a la presidencia? se dice que todo pueblo tiene el gobierno que merece; luego, si el pueblo no lee, tendrà un presidente igualmente inculto. En realidad la situaciòn es muy fàcil de revertir, basta con que todos apaguemos la tele un rato, abramos un libro y lo leamos. Igual no soy el màs indicado para decir esto porque durante mucho tiempo, entre la carga de trabajo y mi adicciòn por Internet, dejè la lectura a pesar de haber sido un asiduo desde niño; sin embargo, de un rato para acà he estado trabajando sobre eso y aprovecho el tiempo que paso en el transporte pùblico para disfrutar de un buen libro. Menciono esto porque entre los pretextos que le pone el proletariado (¿dije la palabra prohibida otra vez? ¿prole? proleproleprole) a la lectura està la falta de tiempo, cosa que se soluciona muy fàcil, como ya mencionè. Otros salen con la mamada de que los libros son caros, que prefieren comer que leer y en ciertos casos se entiende pero carajo, si no hay plata para comprar un libro, ¿por què creen que existen las bibliotecas? otros màs diràn que no tienen una biblioteca cerca o si la tienen les da hueva ir. Bueno, hay excelentes noticias: Internet, ademàs de redes sociales y porno, tiene muchos websites donde se alojan colecciones literarias completas de acceso gratuito y muchas veces disponibles para imprimir.

Recomiendo ampliamente que se den una vueltecita por la Biblioteca Digital Ciudad Seva, tanto si acostumbran leer como si no, y disfruten de las sorpresas que pueden encontrar ahì; sè que para los visitantes frecuentes de este blog la sugerencia està de màs, pero es importante que todos nos formemos el hàbito de la lectura frecuente si pretendemos sacarnos de encima la amenaza que representa para nosotros mismos el seguir siendo una masa manipulable a merced de un montòn de hijos de puta ignorantes, pero sin un pelo de tontos.



Now Playing: Winner's choice - Korpiklaani


Saludos Enfermos.

sábado, diciembre 03, 2011

Pecados y milagros




El viernes de la semana pasada fui al concierto de Lila Downs en el Auditorio Nacional y querìa reseñarlo acà bien chingòn...pero la automatizaciòn a que me he visto sometido durante esta semana debido a la falta de tiempo, tres juntas con el cliente, la carga de trabajo y el stress acumulado mandaron por el caño la onda narrativa tan chida que traìa y ni pedo, ahora me lo voy a echar a manera de highlights. Ahì va:

1.- Me agradò ver la variedad de gente a la que le gusta su mùsica. Mientras esperaba para entrar vi chairos (o neohippies pues, para que no empiecen de nenas), hipsters, señoras billetudas tipo Las Lomas usando blusas con motivos prehispànicos que parecìan arrastrar de los huevos a sus maridos -la mayorìa con cara de resignaciòn- hacia el interior del recinto. Hay Lila para todos, pensè, incluso para gente como yo que no pertenece a ninguna corriente y no le importa què facha tenga el de al lado si de pasarla bien se trata.

2.- No era su fan nùmero 1 antes de ir al concierto y ahora mismo tampoco lo soy, aunque desde que tuve contacto con su mùsica me pareciò dueña de una voz muy càlida, agradable; en vivo no decepciona, al contrario, incrementò esa sensaciòn y me emocionò al grado de hacerme bailar (a mi, el señor tengodospiesizquierdos) a ritmo de La cumbia del mole y Tacha la teibolera.

3.- En vivo y a todo color, ataviada con un vestido blanco y despuès uno floreado muy bonito que hacìan resaltar el tono acanelado de su piel morena, me pareciò en extremo sensual, incitante; definitivamente es una mujer muy dotada en cuanto a atractivo y talento se refiere.

4.- Lila Downs es màs efectiva para despertar al orgullo nacional que el mismìsimo festejo del 16 de septiembre. Esa noche, a travès de su mùsica, tuve muchas ganas de ser oaxaqueño o veracuzano, de comer tamales, chiles en nogada (que ni me gustan, pero nomàs por probarlos), tomar atole, mezcal y pulque. Disfrutè de clàsicos del cancionero mexicano como Vàmonos, Fallaste corazòn y Cruz de olvido, que si bien escucho muy raramente por gusto propio, no pude evitar corear (aunque en voz bajita, porque no me las sè completas).

5.- Para quienes no conozcan mucho acerca de ella, es de padre gringo y madre indìgena oaxaqueña. Su mùsica suele ir muy de la mano con los ritmos caracterìsticos de aquella regiòn del sur del paìs, los cuales, debido en parte a que no he profundizado en el tema (y me confieso ignorante al respecto), puedo describir como trompetas que emiten un sonido muy, muy agradable. Mi abuelita materna era de Oaxaca; entonces mi mente relacionò esos sonidos de trompeta con su recuerdo, dando como resultado que en algùn punto del concierto se me hiciera un nudo en la garganta y agüita en los ojos. Càntame Tacha, de esas bonitas, de esas que a un hombre lo hacen llorar.

6.- Lleguè al Auditorio Nacional en compañìa de Eva, una compañera de oficina con quien jamàs pensè que podrìa pasar un rato tan ameno. Ella es varios años mayor que yo, realmente nunca me habìa detenido a conocerla un poco màs allà de lo indispensable dentro de la oficina y ahondar en su forma de ser, pero aquella noche fue una excelente compañìa. Su emociòn al salir del concierto y su llana descripciòn del mismo ("¡estuvo de poca madre!"), la agradable plàtica durante el camino de regreso y la cena a base de tacos y cerveza casi al llegar a casa, me hicieron reencontrarme con la idea de que tratar un poco menos superficialmente con las personas me puede traer buenos momentos.

7.- Hablando de amigos, ¡por fin conocì a Luz! Luz es alguien con quien he intercambiado algunos comments aquì en el blog desde hace unos 3 años -si no me falla la memoria-, ademàs de un sustancioso carteo virtual muy ameno y rico en conversaciòn. Por cierto, ella sì es fan de hueso colorado de la Downs y verla cantar, bailar, escucharle emocionarse al explicar detalles que yo no entendìa y platicarme datos curiosos acerca de nuestra oaxaqueña consentida significò un plus, la cereza en el pastel del concierto. Con todo y lo apenada que estaba por haber olvidado los boletos en su oficina (a pesar de que le jurè que yo no tenìa nada que reprocharle y por el contrario, admirè lo ràpido que fue y volviò en poco menos de una hora), me dio mucho gusto compartir ese rato con ella y descubrir que en persona resulta tan encantadora como a travès de la red. Es el principio real de una gran amistad virtual.

8.- No conforme con obsequiarme unas horas de excelente compañìa, Luz me entregò una bolsita de papel (de esas donde te dan el pan o los churros) despuès del concierto, mientras me decìa "mira, te traje una torta". La sentì un poco dura entre mis dedos, me imaginè que serìa un molote o algo asì y la guardè sin abrir, en parte porque siempre he sido un tanto tìmido al recibir regalos y en parte porque me sentì avergonzado por no haber pensado en tener un detalle a la mano para ella. Despuès de despedirnos curiosee en la bolsa, y bueno...les comparto un par de mordidas de mi torta.






9.- Regresando al tema principal de este post, el nuevo disco (que venìa de regalo en la compra de cualquier boleto para el concierto) me parece muy bueno a pesar del contexto religioso que aborda por momentos. Ademàs de las ya mencionadas clàsicas del repertorio mexicano, viene cargado con muy buenos cortes que seguramente pondràn a mover el pie rìtmicamente (como mìnimo) a màs de uno; si tuviera que elegir una rola favorita, me quedarìa con Pecadora.

10.- No pensaron que iba a dejarlos con antojo del àlbum compartiendo solamente unos cuantos cortes, ¿verdad? denle click aquì mero y disfruten del disco completo (sè de alguien que seguro me va a regañar por esto, asì que si les gusta despuès de haberlo descargado y escuchado, por favor vayan y còmprenlo original).



Now Playing: New messiah - Germ Attack


Saludos Enfermos.