viernes, marzo 09, 2012

Discografìa Beatle - Beatles for sale


El 4 de diciembre de 1964, sale a la venta...Beatles for sale.

El tìtulo del disco lo indica todo: la Beatlemania a todo vapor (creo que es el cuarto post donde lo menciono, pero de verdad, entre que el fenòmeno tuvo dimensiones èpicas y que los Fab four no paraban de producir...), memorabilia por todos lados, discos vendièndose como pan caliente -màxime despuès del èxito obtenido por A hard day's night, tanto el album como la pelìcula-, giras, conciertos memorables como el del Hollywood Bowl, presentaciones en televisiòn, compromisos, compromisos y màs compromisos. Nadie se vendìa como ellos, nadie resultaba tan innovador, ni tenìa el soporte formidable que brindaba Brian Epstein a la banda (por lo menos en ese entonces, antes de que las cosas empezaran a salìrseles de control). Por otra parte, nadie estaba tan agotado como ellos por todo lo arriba mencionado, y esto se aprecia incluso en la portada del album:




El cansancio que denotan sus rostros se tradujo tambièn en un paso atràs respecto a lo conseguido en A hard day's night; pareciera que Beatles for sale es un disco grabado màs por cumplir que por verdaderas ganas de hacerlo. Sin embargo, cuatro o cinco composiciones propias, como No reply y su pesadillezca visiòn del ser amado en brazos de alguien màs, I'm a loser y su toque campirano-depresivo, la despedida llena de melancolìa en I'll follow the sun, el reclamo a las mentiras de la pareja en What you're doing y, en contraste, la alegrìa de Every little thing, sumadas a algunos covers excelentemente seleccionados e interpretados -como Rock & roll music interpretada por John, o Mr. Moonlight, una bonita pieza en la que Paul agradece que el amor le haya sido enviado desde el cielo- logran conquistar al escucha y rescatar el disco a base de piezas relativamente pequeñas en comparación con otros titanes líricos, pero igualmente entrañables.

Aún cuando esta parece una placa floja o desganada, los detalles pequeños también contribuyen a que el todo se salve. El aporte innovador a travès del fade in implementado en Eight days a week (algo nunca utilizado en el pop hasta entonces), o el talante depresivo de John -manifiesto principalmente en las tres primeras pistas del disco- y gracias al cual se considera a Baby's in black como un prototipo de lo que años después sería el movimiento dark; el buen gusto de los cuatro al homenajear a grandes del rock & roll como Carl Perkins, Buddy Holly o Chuck Berry, y, sobre todo, el tributo a uno de los más grandes equipos compositores de la historia: Jerry Leiber y Mike Stoller.





Esta rola se baila sola, inyecta energía, te pone a rockear aunque no quieras. Y no es para menos: no por nada es de los mismos autores de Hound dog (una de las mejores interpretaciones de Elvis); no por nada es la única rola no compuesta por el cuarteto que figura como mi favorita del disco a través de la serie de reseñas que empecé el 12 de enero y hoy llega a su fin (en cuanto a discografía oficial Beatle se refiere). Pero, ¿qué creen?...

No se pierdan el próximo post, les conviene.



Now Playing: She's a woman (live) - The Beatles


Saludos Enfermos.

2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Gerardo Taker dijo...

A decir verdad no soy gran fan de Los Beatles pero si me gustan varias rolas de la banda. De hecho creo que no conozco a alguien a quien no le guste alguna.
Saludos!

Pd. Te contesté allá (en el RIP) pero igual acá te digo que ya puse tu blog en el blogroll.

{{El Diablo}} dijo...

Tocaste un punto bastante bueno: a (casi) todo mundo le gusta por lo menos Hey Jude, Yesterday o cualquiera de las rolas más famosas de ellos; es algo que no se puede evitar, lo cual está muy chido (o así lo veo yo como fan). Ya estás también en mi blogroll e igual, recibiste respuesta allá en el RIP. Chido por eso.


Saludos Enfermos.