domingo, abril 22, 2012

Entonces, no sè por què...


...algo se rompió dentro de mi. Me puse a gritar a voz en cuello y le insulté y le dije que no rogara y que más le valía arder que desaparecer. Le había tomado por el cuello de la sotana. Vaciaba sobre él todo el fondo de mi corazón con impulsos en que se mezclaban el gozo y la cólera. Parecía estar tan seguro, ¿no es cierto?

Sin embargo, ninguna de sus certezas valía lo que un cabello de mujer. Ni siquiera estaba seguro de estar vivo, puesto que vivía como un muerto. Me parecía tener las manos vacías. Pero estaba seguro de mi, seguro de todo, más seguro que él, seguro de mi vida y de esta muerte que iba a llegar. Sí, no tenía más que esto. Pero, por lo menos, poseía esta verdad, tanto como ella me poseía a mi. Yo había tenido razón, tenía todavía razón, tenía siempre razón. Había vivido de tal manera y hubiera podido vivir de tal otra. Había hecho esto y no había hecho aquello. No había hecho tal cosa en cambio que había hecho esta otra. ¿Y después? era como si durante toda la vida hubiese esperado este minuto...y esta brevísima alba en la que quedaría justificado.

Nada, nada tenía importancia, y yo sabía bien por qué. También él sabía por qué. Desde lo hondo de mi porvenir, durante toda esta vida absurda que había llevado, subía hacia mi un soplo oscuro a través de los años que aún no habían llegado, y este soplo igualaba a su paso todo lo que me proponían entonces, en los años no más reales que los que estaba viviendo. ¡Qué me importaban la muerte de los otros, el amor de una madre! ¡Qué me importaban su Dios, las vidas que uno elige, los destinos que uno escoge, desde que un único destino debía escogerme a mi y conmigo a millares de privilegiados que, como él, se decían hermanos míos! ¿Comprendía, comprendía pues? todo el mundo era privilegiado.



El extranjero (L´Étranger), Albert Camus, 1942



Disfrútenlo completo dando clic aquí, y mientras lo descargan, escuchen esta chingonerìa de rola, basada en tan buen libro:






Now Playing: Killing an arab - The Cure


Saludos Enfermos.

4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Gerardo Taker dijo...

Pues me llevé la recomendación y ya descargué el libro. A ver que tal.
Saludos!

{{El Diablo}} dijo...

Que lo disfrutes, estaría chido que regresaras al post y me contaras qué te pareció.


Saludos Enfermos.

Gerardo Taker dijo...

Pues en cuanto lo lea compadre, porque tengo un montón de pendientes por leer. Pero si, con gusto.
Saludos!

{{El Diablo}} dijo...

¡Ya vas! si no es de tarea jaja, cuando tengas oportunidad está genial.


Saludos Enfermos.