martes, abril 03, 2012

La besana


A los lados del camino suben amargenàndose bancales gruesos de olivar. Olivos de corpulencias amontonadas, y arrancàndoles un poco de piel de la soca salta el unto y olor de aceite. En la plata tierna de las copas circula el aire azul. Hay una llenca casi plegada por el arado. El jornalero que està labràndola deja el vaho de la gleba caliente; las patas de la mula sacan un reborde de costra mollar. La reja va esculpiendo, virginalmente siempre, la besana.

Arranque de alegrìa en Sigüenza. Le pide la mancera al jornalero y se pone a labrar. La mula vuelve sus ojos gordos de lumbre negra; el mazo de crines de su cola rebrilla de anca en anca. Nada de franciscanismo, sino juramentos y tirones de la ramalera. Y la mula ha de obedecer. Aquello que va detràs es un amo. Amo nuevo, pero amo, implacable. Y el forcat se mueve rajando la corteza, descuajando la grama. Amo y buen labrador. ¡Còmo hinca ese hombre la esteva y còmo cruje recòndito el dental! Rasga la carne honda y ciega del mundo y entra la luz a las entrañas apretadas y frìas. Demasiado ìmpetu.

Tanto ìmpetu que, a veces, el filo se sumerge, embarbascàndose, y el timòn, la mula y Sigüenza se quedan inmòviles, anclados. La sementera que allì caiga habrà de ser abundante. Y las gentes diràn: "Este es el sembrado de bendiciòn que labrò un forastero de buen puño". Y èl no comerà el pan de ese grano. Por eso, porque no ha de comerlo, se complace en la pureza de su jùbilo. Francisco y el jornalero le gritan que no apriete tanto. De seguro que temen que se harte pronto.

Con menos afàn y cansancio muchos labradores acabaron su labor y, por añadidura, arrancaron de la quietud de la tierra maravillas de la anticuaria: tesoros àrabes y romanos; gloriosas imàgenes de la Virgen escondidas por los àngeles para salud del tèrmino municipal.

¿Y si Sigüenza desenterrase un capitel, una estatua, una olla rellena de oro, una imagen de Nuestra Señora? ¿No principiò a labrar lo mismo que aquellos labradores, sin ninguna intenciòn concuspiscente? Aunque lo mismo, no. Quizà se ha de ser deveras lo que se quiere ser. La esteva de esos hallazgos iba siempre guiada por el callo del oficio. Y Sigüenza puso su mano lisa de aficionado. Araba por gozoso deseo, por emociòn paisajista, por vanidad del propio espectàculo. Pues en su vanagloria tendrìa la recompensa.

Y como ya se cansa de su antojo, se ahìnca màs en èl, y lo apresura tercamente; parece que se ponga diagonal en sì mismo. Cuando acabe este surco soltarà el aradò. Ya llega; ya saca el dental, y no lo deja. Vuelve a hundirla en los cachos. Dentro de sus dedos se le queda un tembloroso ruido de sangre subterrànea y de rosa de brisas; volumen y espacio; estremecida obscura de germinaciones de la tierra y latido fresco de las aves del cielo. Mano de criador y de artesano de la faz de la labranza.

Sigüenza ya no puede màs. Se acabò. Y el jornalero viene y le coge la mancera, la aguijada y los ramales y labra lo que labrò Sigüenza, desde su principio.

-¡Todo eso ya està!

-¡Sì, señor, que està; pero no aprovecha!

Vuelve a su camino con Francisco. Hasta muy lejos le siguen los ojos del jornalero y de la mula. Aunque tengan razòn de mirarle como le miran, Sigüenza se afirma en los motivos suyos.

En tanto que no decaiga de sì mismo ni se le empabile su llama, ser Sigüenza no serà una ilusiòn malograda con esos malos dejos de los enseñamientos a costa de nosotros.




Años y leguas, Gabriel Mirò, 1928



Now Playing: Sealed with a kiss - Brian Hyland


Saludos Enfermos.

4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

wirtis dijo...

Hey hermano! Muy bueno lo tuyo. Sos el primero que viene del palo de la literatura y se conecta con Garagelatino: genial! Por supuesto que ya te puse en los links de mi blog.
Saludos y gracias por dedicar tiempo a leer mis entradas.

aniande dijo...

HOLA LUCIFER,ÚSAME COMO QUIERAS JAJAJA. MANTENME INFORMADO DE MI DESTINO. POR FAVOR USA TU PODER PARA ACABAR CON LOS BANQUEROS Y POLÍTICOS QUE ESTÁN ATACANDO EUROPA, ANTES DE QUE NOS DEJEN EN LA MISERIA. ME ENCOMIENDO A TU PODER

la MaLquEridA dijo...

He de decir que me costo mucho trabajo entenderte porque no estoy familiarizada con los términos, pero bueno, leer bien para entender mejor. Me he hecho seguidora de El Diablo, Jesus me ampare! Eso si, tardo en volver pero siempre vuelvo.

{{El Diablo}} dijo...

Wirtis: ¡Muchas gracias! tu blog también es bastante interesante, aunque debo decir que el mío no va únicamente por la vena literaria (como podrás notar en el post más reciente, o en anteriores). Un gusto tenerte en mi blogroll, nos seguimos leyendo.

Aniande: Ya estás también en el blogroll mi estimado, siendo usado por el mal para repartir ideas frescas e intereantes al ciberespeacio (me refiero a las tuyas, por supuesto). Oye, sería un placer acabar con todos esos cerdos en Europa, pero primero tendría que hacer limpieza aquí, en mi terruño.

Malquerida: Bueno, en realidad el texto no es mío, así que a quien no entendías fue al señor Miró (que efectivamente es de lectura difícil, yo tuve que consultar algunos términos en la red para agarrar bien el contexto). Bien por hacerte seguidora, creo que te voy a dedicar por hoy aquella hermosa rola de The Rolling Stones, Sympathy for the devil. Y por supuesto, ya te sigo también.



Saludos Enfermos.