lunes, abril 16, 2012

¡Poesía, mierda, poesía!



Nunca he sido bueno para la poesía, ni para escribirla ni para leerla; supongo que se debe a que siempre me gustaron las cosas lisas y llanas, como van. Dentro de mis gustos poéticos puedo contar a autores como Jaime Sabines y Eduardo Lizalde (y creo que ya), que son los únicos que he logrado retener gracias al gusto que ha despertado en mi la cotidianeidad (en algunas ocasiones dulce, en otras cruda) contenida en sus letras. Más allá de eso, las florituras que otros autores que he leído dan a sus textos no han logrado captar mi atención, pese a que (se dice) son muy buenos. Nada más no se me quedan.

Resulta entonces, que preguntarme a mi acerca de poesía es como pedirle peras al olmo. Sin embargo, me atrevo a traer en esta ocasión una recomendación...no, ¡cuatro recomendaciones!, algo que leí en los últimos días y que logró atrapar mi atención tomándola por la venia cruda, cruel e incluso depresiva. No sé si les ha sucedido, pero hay ocasiones en que uno lee un texto que, en base a una extraña combinación entre contenido y estado de ánimo del lector, termina por encarnarse y apropiarse de la situación, zarandeándolo, dejando una sensación de shock por la similitud entre las emociones propias y las del poeta.

Eso me pasó, precisamente, al leer algunos textos de mi amigo Saúl Coronado; ¡y conste que mi estado anímico es bastante positivo de un tiempo para acá! no quiero pensar en la cantidad de alcohol, tabaco y posiblemente hierbabuena que le hubiera metido a mi organismo, de haberlos empalmado con mi talante en otros tiempos.

Ya sé que es lunes, pero ¿quién establece qué momento de la semana es adecuado para la autodestrucción? éntrenle de una vez, elijan la opción que más les guste. Píquenle aquí, o quizás aquí, o píquenle acá, o tal vez de este lado......de cualquier modo, como dijo Dante, abandonad toda esperanza quienes entráis ahí...




Now Playing: Can´t say anything nice (Richie Ramone version) - The Ramones


Saludos Enfermos.

0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: