miércoles, abril 11, 2012

Six Flags, Shit Flags


Recuerdo que, cuando niño, mis papàs me llevaron algunas veces a Reino Aventura. Para quien no lo recuerde o no lo haya conocido, Reino Aventura era un parque de diversiones temàtico medieval, tenìa una mascota cagadìsima llamada Cornelio y una orca conocida como Keiko a.k.a. Willy -sì, la de las pelìculas ñoñas-. Era la onda.

Despuès de 17 años de funcionamiento regular, Reino Aventura se fue para ceder su lugar a lo que ahora se conoce como Six Flags Mèxico. El lugar jamàs volviò a tener el encanto de antaño, en mi opiniòn; despuès de haber sido un referente en la infancia de todos los que nacimos en los 80's, pasò a formar parte de una transnacional insìpida, pretenciosa y elitista, con un mercado enfocado al sector pudiente, al sector clasemediero wannabe, o (como en mi caso) a despistados que van por curiosidad, ya sea propia o ajena.

Fui por primera vez hace como año y medio con mis hermanas y primos porque no me habìa parado por ahì desde los tiempos de Reino Aventura, y en aquella ocasiòn quedè suficientemente convencido de que mi curiosidad estaba màs que satisfecha y no querìa regresar de nuevo. Sin embargo, algunos meses despuès, Gigia tuvo ganas de conocer el lugar y pensè: bueno, ¿por què no? ella quiere ir y a mi nada me cuesta acceder. Incluso pensè en comprar un Pase Anual por si se requerìa, pero nuevamente el hastìo y la decepciòn me hicieron recapacitar y decidir que ni madres. A pesar de, este fin de semana me tuve que tragar mis palabras al aceptar ir por tercera vez -de mala gana, para ser franco- debido a que una muy querida amiga nos visitò desde Monterrey y tenìa el antojo atrasado de ir a conocer. No supe decir que no y heme ahì, aguantando vara con mi jetota. Pero veamos, ¿estarè de gruñetas -como hago regularmente-, o tendrè razòn en estar asqueado de ese reputìsimo lugar? ¿què es a lo que se tiene que atener uno cuando va allà? Son un chingo de cosas, pero para no extenderme demasiado lo resumì en seis puntos:

1.- Las reputìsimas filas. Con todo y que fue en vacaciones y no hubo tanta gente como en ocasiones anteriores, hay juegos (como Batman The Ride) donde, de ordinario, la espera en la fila llega a durar casi una hora y media. Para evitar toda esa fila tienes que comprar un Pase Anual V.I.P. que cuesta 1900 del àguila, lo cual me parece una pendejada porque, a menos que pienses ir cada semana allà, la inversiòn no lo vale. Aunque si eres prole, siempre tienes la opciòn de...

2.- El reputìsimo Flash Pass. Por tan solo 150 pesitos, tienes derecho a brincarte las filas de tres juegos. Lo malo es que puede que te las brinques o puede que no, porque toda la banda compra ese y a veces la fila Flash tambièn està ligeramente hasta la madre. Si quieres brincarte màs filas, gastas otros 150 morlacos y asì sucesivamente hasta que te mamas un varote tan ràpido que piensas que se te salieron los billetes en cualquier vuelta de algùn juego. Ah, y ademàs sòlo lo puedes aplicar en los juegos que indica el pase.

3.- El reputìsimo personal al final de las filas. Nos pasò que, listos para abordar el Batman The Ride y hacer valer la pena todo el tiempo que pasamos esperando, el chico que controlaba el acceso al juego (y que tiene seguramente vocaciòn de cadenero de antro, por la pinche forma tan mamila de hablarle a la gente) detuvo a mi novia porque traìa una bolsita de hombro, de aproximadamente 20x20 centìmetros. Sin embargo, a mi no me dijo nada por mi muslera -que es un tanto màs grande-, ni a las chicas que andaban por ahì con cangureras y bolsas de un tamaño considerable; parecìa que de poco valdrìa el decirle que la bolsita se quedarìa en el contenedor junto con los botes de palomitas, vasos de refresco y demàs madres que te venden ahì y que la gente deja usualmente, por la negativa que recibimos. Luego se vio buenaondita y perdonavidas y permitiò que los amigos que nos acompañaban en la fila pasaran antes y nosotros en el siguiente turno, para que los primeros sostuvieran nuestras cosas. Pinche macaco mamòn.

4.- Los reputìsimos precios de la comida. Si el año pasado me pareciò una mamada pagar 45 pesos por unos pinches nachos con queso, rodajas de jalapeño y una mierda que intenta ser picadillo, el viernes me pareciò todavìa màs pendejo que vendieran el mismo producto por 65 machacantes. Afortunadamente, a manera de alternativa y gracias a la benevolencia de la cadena, uno puede pagar 110 por un vaso souvenir (que està medio culero para ser souvenir) o por una cubeta de palomitas, y 18 pesos por cada refill, sin mencionar la ganga de unas pinches papitas Barcel por 25 lanas.

5.- El reputìsimo Magic Light Parade. Una morra cantando la misma canciòn una y otra vez con sonsonete altamente cagante durante aproximadamente 15 minutos, puede convertirse en un autèntico dolor de huevos. El desfile de luces al que acompaña resulta un tanto decepcionante para ser anunciado como evento estelar y cierre de actividades del parque. Sin embargo, se aprecia el esfuerzo del personal involucrado que repite, dìa a dìa, las mismas coreografìas, las mismas sonrisas, los mismos saludos y utiliza las mismas estructuras metàlicas y luces de neòn que engalanan a dicho desfile. Entre eso, y...

6.- La reputìsima estampida a la hora de la salida. Para el mentado desfile, cierran todos los accesos hacia la salida a excepciòn, claro, de la calle por donde pasa el mismo. Naturalmente, toda la tropa se amontona ahì y cuando el evento termina, es virtualmente imposible caminar hacia la salida sin chocar con alguien. Empujones, pisotones, rozones de nalga y hasta habladas de la gente que no agarra el pedo de que està en un lugar tan transitado como el metro Guerrero a las 7 de la mañana, parecen ser el encore adecuado para un dìa completo dentro de ese infierno.


¡Reputìsima madre! Llàmenme aburrido, anticuado, amargado o como mejor les parezca. El hecho es que, ahora sì, despuès de esto no vuelvo aunque me apunten al escroto con un cuchillo oxidado. Si me dan a escoger, prefiero llevar a mi novia a cenar a un buen restaurante, salir de la ciudad, visitar museos, exposiciones, ir a conciertos, lo que sea. No recuerdo en este momento una manera màs estùpida de desperdiciar tiempo, dinero y energìa que ir a Six Flags, a pesar de que no negarè que hay juegos que realmente se disfrutan (como Batman The Ride, Superman Last Escape, Boomerang, Kilahuea, Medusa...y pàrale de contar).

Recordando el slogan que manejaba Reino Aventura a principios de los 90's, ese que decìa Tienes que vivirlo, yo me he formado el mìo por si surge una nueva invitaciòn, parafraseando al cuervo de Poe:

¡Nunca màs!




Now Playing: Give the mule what he wants - Queens of the Stone Age


Saludos Enfermos.

14 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Alexander Strauffon dijo...

Hay que decir el remate: qué reputisima verdad.

Nunca pude conocer Reino Aventura. Me quede con las ganas. Y si, los parques de diversiones de ahora son cagantes.

Habria que hacerle como Cartman de South Park, y comprar un parque de diversiones para solo uno.

Sir David von Templo dijo...

A mi si me toco ir cuando todavía era Reino Aventura. Si bien en ese entonces estaba muy morro y no podía subirme a muchos juegos, disfrute bastante la experiencia.

También me toco ir cuando ya era Six Flags y apenas iba empezando como tal (fue hace poco más de 9 años). En ese entonces no era tan malo, pero se empezaba a ver todo el desmadrito que es ahora.

Actualmente por cuestiones de dinero y tiempo no he ido, y por todo lo que cuentas, espero no ir en mucho tiempo. Es como un pequeño pedacito de infierno. Mejor iré al parque de diversiones que anuncian los hippies en la tele.

Saludos.

Willy dijo...

Mi estimado aqui me tienes despues de tu invitacion y tienes toda la boca embarrada de razon, six flags apesta, se volvio en un negocio que mato la magia con la que originalmente reino aventura comenzo. Yo solo fui una vez por alla del 2000 cuando se inauguro y jamas he vuelto. Saludos

Luis Javier Hernandez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has escrito, un aparte porque no me gustan los juegos mecánicos y otra porque ese tipo de atracciones mas que dejarte una cara de satisfacción te dejan con el estrés al máximo, sin dinero y con ganas de no volver jamas.

De Reino Aventura tengo muy leves recuerdos, si tuve la oportunidad de visitarlo, aun tengo algunas fotos del recuerdo, las buscare.

{{El Diablo}} dijo...

Alexander: Te hubiera encantado Reino Aventura, por lo que mencionas calculo que no tendrás más de 30 años, eso quiere decir que hubieras disfrutado al máximo el lugar. Lo del parque de diversiones para uno solo lo pensé chingos de veces durante cada una de las reputísimas (jaja, ya, debo dejar esa palabra) filas que me tocaron.

Sir David: Haces bien en no ir, neta ese lugar es un mierdero. ¿Parque de diversiones hippie? ¡yo quiero!

Willy: Gracias por devolver la visita. Le diste al clavo, Reino Aventura tenía Magia, Six Flags...pues ya sabemos.

Luis: Exactamente, el stress está rudo, sobre todo el de abrir la cartera y ver cómo tu dinero se va más rápido que un pedo en la mano. Estaría genial que compartieras tus fotos, yo tengo vagos recuerdos y las fotos que uno encuentra por la red la mayoría de las veces son repetitivas.



Saludos Enfermos.

Emilio Aldaco dijo...

Que onda, soy el de Biokytec, me gusto mucho tu blog y este post, jaja, la pura neta hermano! Un rebelde, como debe de ser ;)

{{El Diablo}} dijo...

¡Quiovo Emilio! qué chido que te hayas dado una vuelta por acá, y por supuesto, hay que mantenernos rebeldes que si no, nos van a seguir vendiendo porquerías a precio de oro.


Saludos Enfermos.

DIOSDRAKITO dijo...

Estimado señor don Diablo (que espero no sea el mismo de la canción de Miguel Bose) aunque si bien usted habla con razón en este buen post suyo, debo discrepar con algunas cosas, para empezar como un buen dicho dice... no es lo mismo los tres mosqueteros que 20 años después, es obvio que este parque no se disfruta igual siendo un chiquillo imberbe con las rodillas raspadas que un señor que tiene estrés del mundo... te aseguro que hace 20 años las filas eran las mismas, probablemente los precios eran los mismos pero en viejos pesos y los muchachos que ahí atienden tenían la misma cara de fastidio que ahora... que no es que sean mamones es que los escuincles los cansan... pero hace 20 años usted iba con la ilusión, con ese espíritu de diversión que esperaba comerse el mundo de un bocado (sino pregúntele a sus papás vera que ellos no disfrutaron igual ese paseito a reino aventura)... ciertamente al final de su post no hace mas que contradecirse en todo lo que dijo pues admite que los juegos son buenos... y esto conlleva a que tenga que esperar esas superfilas por ellos... comparto su idea de la comercialización y los precios... pero sea honesto entre mantenimiento, empleados y demás... mantener un parque de diversiones no es barato... un saludo y volveré a leerlo

DIOSDRAKITO dijo...

ahh y esperate unos 10 a 15 años mas tendrás tus hijos te joderán día a día hasta que los lleves al reputisimo six flags... llegaras mas cansado y mas estresado que ahora por que estarás mas viejo... pero tus hijos no... ellos habrán disfrutado de Six Flags... por que si Reino Aventura es genial para los nacidos en los 80´s Six Flags lo es para los de los 90´s 2000´s y mas...

{{El Diablo}} dijo...

Diosdrakito: Tienes razón en mucho de lo que dices, excepto en algo: el que admita que 4 o 5 juegos valgan la pena no significa que el parque me parezca bueno en general; si hacemos números, podría decir que del 100% de la experiencia me quedo con un 10...o quizás menos. Sé que es probable que en el futuro tenga que tragarme mis palabras con pseudopicadillo del que le ponen allá a los nachos, pero confío en una de dos cosas: que ya no exista esa madre (jajaja) o que me funcione el inculcar a mis hijos el gusto por otro tipo de diversión más edificante y, por qué no decirlo, menos chingativa.


Saludos Enfermos.

Anónimo dijo...

Eres la ostia el fomingo pasado fui con mi familia era la unica como ellos me llamaron “amargada" lluvia y pagar tanto por un jodido parque cuando lo unico que llegas a ver son escuincles pendejos intentos de gringos con mami y papi gente mamoncisima que se sienten en disneyland y gente jodida que ya casi se sienten tocados x la divinidad, cabe mencionar la comida asquerosa y carisima que venden. Y que la lluvia joda todo y cuando deje de llover todos los juegos los esten probando. Y esto si que no me parecio, gsnando y mamando millones al dia como es posible que el parque tenga poco mantenimiento y un chingo de baches, charcos a mil cada que llueve .

Daniel Mendez dijo...

Anónima: creo que se me olvidó mencionar eso que tú viniste a decir: las pinches ínfulas de mamonería de mucha de la gente que va allá (no toda, tampoco puedo generalizar) fomentada por el exclusivismo que inspira tal lugar. Qué mal que tuviste que soplarte todo eso, el mal pedo es que le tocó a tu familia agarrar la onda de que no te late y por eso te amargosearon.


Saludos Enfermos.

Anónimo dijo...

En mejor lugar para divertirte.
@sixflagsmx

Daniel Mendez dijo...

Difiero.