martes, mayo 08, 2012

Este es un post con madre


El domingo se subió al microbús una señora acompañada de su hijo de aproximadamente 30 años. El tenía puesta una llamativa corona de cartulina roja con cuernos como de res (dice Gigia que del Burger King); su estatura baja, bigote ralo y el Síndrome de Down que podía adivinarse en sus facciones terminaban de captar la atención del resto de los pasajeros. Sin inmutarse, la madre permitió que él se sentara junto a la ventana, le ayudó a deshacerse de la mochila que traía a espaldas y ocupó el asiento de al lado.

Verlos me dejó pensando un poco en todas las cosas que hace nuestra madre por cada uno de nosotros, desde que somos unos mocosos rojos, arrugados, chimuelos y llorones a más no poder y las consecuentes desveladas, malpasadas, angustias cuando nos enfermábamos, el sacar plata de donde sea para los regalos de Navidad y de Día de Reyes, los detalles pequeños pero que llegan al corazón el Día del Niño (aunque ya estemos viejos), el trabajar duro para mantenernos y mandarnos a la escuela, y así puedo seguir con una lista interminable que se puede incrementar conforme los recuerdos se agolpan en la memoria. En especial, me vinieron a la mente las veces que me he enfermado y, muy a pesar de mi arrogancia y ese sentimiento que suelo tener de a mi no me pasa nada porque tengo unos huevotes de acero, es reconfortante que mi mamá me acompañe al médico y camine conmigo de regreso a casa cuidándome, como cuando era un niño.

La línea de pensamiento me lleva entonces a más cosas geniales que ha hecho por mi (¡parirme, por principio de cuentas!) y, sin afán de sacarme las agujetas de los tenis y flagelarme con ellas, también a todo aquello que he hecho y por lo que se ha enojado, dejado de hablarme e incluso llorado. Podría justificarme un poco alegando que no hay hijo que no haya hecho llorar a su madre, pero creo que eso no sería suficiente. Sin embargo, de poco o nada sirve pensar en las veces que la he hecho sufrir; el tiempo no va a volver, ni puedo regresar a esas discusiones y situaciones desagradables en general para revertirlas.

Basta con recordar todas esas veces que llego a casa cansado del trabajo y sé que encontraré una rica cena, o cuando se me hace tarde en las mañanas y siempre encuentro un recipiente con comida para traer a la oficina; las veces que me ha ayudado lavando y/o planchando mi ropa, tendiendo mi cama, recogiendo aunque sea un poquito mi basurero recámara, preocupándose porque llegué tarde sin avisarle (entre angustiándose y encabronándose por esto último, con sobrada razón), sus bromas un tanto manchaditas porque así es ella y porque tiene la mano pesada, su risa cuando mis bufonadas se mantienen dentro de un nivel escatológico admisible, la forma en que le habla a sus canarios mientras hace limpieza en la sala o cuando pasa varios minutos acariciándole la panza y hablándole a Gala. Lo sola que se siente cuando ninguno de nosotros está en casa, lo ingrato que me siento a veces al no poder dedicarle tanto tiempo como quisiera, y ese es precisamente el ajuste más importante que necesito hacer desde ya. Por lo pronto, el primer día de vacaciones que tomaré en este año está dedicado a ella: veamos si no la atosigo el jueves que la siga como chicle pegado en el zapato para todos lados. Por algo debe empezarse.

Voy a cerrar esta publicación con el cliché más grande de esta festividad:




Desconozco el trabajo de la señora, sólo sé que se llama Denisse de Kalafe, que tiene una mata como la de Fher de Maná y que canta la canción más emblemática (por lo menos en el idioma de Cervantes) que se le pueda dedicar a una madre en su día. No me importa qué clase de música sea ni el sector al que va dirigida, lo único que quiero es compartirla, que la escuchen, y corran a abrazar a su mamá en cuanto la vean y la traten como reina no solo el jueves, sino cada uno de los días que siguen.



Now Playing: Helter skelter - The Beatles


Saludos Enfermos.

5 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

vic dijo...

aparte de esa rola esta la de la Banda Bostik "Dolor de Madre" que es como amor eterno pero para la banda.......estos dias que he aprendido a cocinar y hacer casi todas las cosas que hace ella he aprendido a valorar mucho mas cada cosa y gota de sudor que ella derrama por sus seres queridos.......un saludo a todas las mamaces de los que siguen tu blog y a la de aste Don Diablo,nuff said..............

la MaLquEridA dijo...

Yo no tengo madre, se murió hace mucho.

Nothingman dijo...

Yo vivo muy lejos de mi amá' pero le voy a llamar

cintya dijo...

Somos bien chidas la mamás!!! Jajaja, mi mami rifa, y todas las mamases en el mundo. Felicidades a tu mami!

{{El Diablo}} dijo...

Vic: Jaja wey, la de Banda Bostik no es para la banda, es para presidiarios...no, ya en serio, sì le alcanzo a pescar el feeling. Oye, què chido lo de que aprendas un poquito de lo que hace tu jefa por ti, yo la neta intento abrirme tiempo para eso, de hecho lo anotè en mi Target 2012, pero las complicaciones y la hueva a veces no dejan nada bueno. Tengo que seguir tu ejemplo a la e ya, estamos casi a medio año.

Malquerida: Lamento saberlo, aunque espero haberte traìdo un bonito recuerdo de ella.

Nothingman: Espero la hayas contactado y haya sido una llamada de antologìa.

Cintya: Por lo poquito que hemos platicado se nota que eres una mamà rifadota. Aunque con algo de atraso, felicidades a tu mami tambièn.



Saludos Enfermos.