sábado, junio 09, 2012

Previo a la Segunda Marcha Anti-Peña Nieto



Corte A

Ayer estuvimos en el Mèxico vs Guyana, primer partido clasificatorio rumbo a Brasil 2014. Saliendo del estacionamiento, en el asiento trasero del coche de unos amigos, ìbamos Gigia y yo. Ella fumaba un cigarro, apoyando a ratos su mano sobre el cristal de la ventanilla que acababa de bajar para que el humo no se acumulara. Un tipo le quitò el cigarro de la mano, y ademàs del cigarro se llevò un fuerte y claro grito de ¡PINCHE HAMBREADO! de parte mìa. El susodicho, que portaba una playera roja muy parecida a las que anda regalando el PRI ahora que anda en campaña, se regresò pese a que estaba acompañado por una mujer (yo creo que era su pollo porque tenìan apariencia de ser el uno para el otro) y un niño. Un par de insultos al màs puro estilo Tepito, un intento fallido por aventarme el cigarro que se habìa llevado (lero lero pendejo, ni se lo pudo fumar) y las mentadas de madre que soltò mientras su peoresnada lo detenìa y llevaba lejos del auto fueron todo el incidente, aunque, como ya se està haciendo costumbre, el no poder salir a romperme la madre con el imbècil de turno por estar acompañado de mi pareja o alguien de mi familia me frustra bastante. Ni pedo, la seguridad de mi(s) acompañante(s) antes que mis ganas de enseñarle un poco de civismo a la mierda que anda por ahì, aunque me tenga que tragar el hecho de que me caga estarme volviendo màs prudente con la edad.


Corte B

Hablando de playeras rojas y madrazos, què buen numerito dieron ayer los peñabots en el Estadio Azteca. Esto fue lo que pasò:




No tenemos aquì la crònica del Milenio por casualidad. Vamos dejàndonos de pendejadas: en Milenio saben perfectamente que su credibilidad està muy por debajo del suelo –màs o menos a la misma altura del drenaje profundo– y necesitan curarse en salud, claro, sin morderle la mano muy duro al patròn. Por eso es que le dieron cobertura al hecho, por eso el hincapiè en los acarreados del PRI y la reparticiòn de boletos por lista al arribar al estadio, por eso el enfoque de la càmara a los autobuses donde llegaron y al momento en que se les pidiò que se quitaran las playeras rojas en los torniquetes de acceso. Sin embargo, se menciona que Javier Alarcòn, de Televisa Deportes, señala "un grito que no alcanza a identificar" por parte de los integrantes de #YoSoy132 cuando claramente se escucha un ardiente ¡PEÑA PUTO! salir de màs gargantas de las que el narrador està dispuesto a admitir en cadena nacional (grito que, por cierto, omitieron en Milenio al dejarnos ver ese pedacito de transmisiòn); coincidentemente, he estado encontrando notas en Internet mencionando que en la transmisiòn de Televisa el grito es poco perceptible, mientras en su competencia directa se escucha claramente. Para que no nos digan y no nos cuenten, aquì està la transmisiòn de los del Ajusco, a ver si se entiende o uno anda inventando cosas:




Un juego de fùtbol no deberìa, al menos teòricamente, ser escenario para manifestaciones ajenas al deporte; sin embargo, creo que la situaciòn actual del paìs amerita que todo foro pùblico sea utilizado para mostrar la realidad que el grueso de la poblaciòn no ve por televisiòn porque no les conviene pasarla o por Internet, ya que apenas el 30% de los habitantes de Mèxico tienen acceso al mismo. A sabiendas de lo peligroso que resulta mezclar un deporte tan apasionante con la polarizaciòn que està viviendo el paìs y de que sus detractores estarìan presentes, fue de muy mala leche por parte del PRI llevar a sus borreguitos al estadio. Pusieron no solo en peligro a los de #YoSoy132, sino a quienes ìbamos a disfrutar del espectàculo con la confianza de que no se corre ningùn riesgo yendo a un partido donde todos los presentes apoyan al mismo equipo e incluso a sus propios acarreados, que por la promesa de entrar gratis a un juego de la Selecciòn, comida, regalos genèricos, tiempo aire de Telcel y dinero en efectivo (500 pesos apenas) son incapaces de medir las consecuencias de sus actos.

Mientras #YoSoy132 corea consignas como "¡No somos porros, somos estudiantes!", los peñabots insultan gritando "¡putos, putos!"; mientras #YoSoy132 hace el sìmbolo de amor y paz con las manos, los ignorantes hambrientos vociferan "¡culeeeeeros, culeeeeeeros!". No hace falta ser Sherlock Holmes para saber de què lado comenzaron las agresiones fìsicas, los lanzamientos de cerveza (dicho sea de paso: què poca madre tuvieron, ellos desperdiciàndolas y uno con sed), de sopas Maruchan (esas porquerìas sì tìrenlas, què asquerosidad) y de lo que tuvieran a la mano, como los entes primitivos que son. Tampoco se necesita ser muy perspicaz para darse cuenta de que el PRI siente que pisa arenas movedizas y en su desesperaciòn dejarà salir a sus grupos de choque con màs frecuencia e intensidad de lo que ya lo ha hecho. Y a pesar de eso, la marcha del dìa de mañana deberà transcurrir sin ningùn incidente lamentable. No hay por què caer en provocaciones, ese es el tipo de juego sucio que al PRI le gusta, en el que mejor se mueve y en el que no se debe participar. La razòn, los argumentos sòlidos, la objetividad y la uniòn seràn nuestras armas mañana, cuando estemos reunidos una vez màs en el Zòcalo al mediodìa y desfilemos no solo hacia el Angel de la Independencia, sino en direcciòn al comienzo de un Mèxico libre y en progreso.







Now Watching: I am legend


Saludos Enfermos.

3 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

GAVIOTA dijo...

woooow!
Se oye clarito clarito,y con todo lo que dices que les dieron, yo no sé cómo alcanza para otras cosas de su campaña...
Estaba escuchando que a cualquier mitin viaja en helicóptero o jet, no sé; pero si eso es cierto por qué los otros no lo hacen?
Bueno, lo que si sé es que al pri siempre se le da mayor partida que a los demás, pero como siempre he pensando ni con eso alcanza para tanto o si?
Además buscamos equidad y mira la desventaja empezando por la repartición del dinero pa las campañas.
Sigo pensando igual, si el pri gana, estamos perdidos, si amlo gana estamo perdidos, si la chepa gana estamos perdidos. Eso si mi voto no será pal peña puto. jijiji
Si será?
saludos!

la MaLquEridA dijo...

Conozco a varios de los que fueron acarreados del pri, sé lo que les dieron, y me da vergüenza que por boletos para ver un partido de fútbol y cualquier chunche se vendan, pena ajena.

{{El Diablo}} dijo...

Gaviota: Pues fàcil, alcanza porque tinen accesos a un enorme presupuesto cortesìa del IFE; eso explica todas tus preguntas. No hay otra opciòn, ademàs de las ganancias que le genera al PRI su alianza con Televisa. Què bueno que no vas a votar por ese cabròn, no merecemos que alguien asì llegue a la presidencia.

Malquerida: ¿Què tanto màs les aflojaron, aparte de los boletos para el partido, las galletas caducas, la comida, los 500 pesos por cada "apoyo"? ¿hay algo màs que se nos estè escapando? serìa genial saberlo.



Saludos Enfermos.