miércoles, julio 04, 2012

La revolución legal y democrática


Se vienen tiempos duros para mi país.

A estas alturas ya terminó el conteo del PREP oficial, declarando a Enrique Peña Nieto como virtual ganador en la carrera por la Presidencia de la República otorgándole el 38.15% de los votos, contra 31.64% de Andrés Manuel López Obrador, su más cercano competidor. Con una presteza impresionante, prensa escrita como El Universal y Milenio, el duopolio televisivo, incluso el actual presidente Felipe Calderón Hinojosa se apresuraron a felicitar al tricolor por su triunfo a pesar de que el conteo preliminar, hasta ese momento, no rebasaba ni el 20% del total de los votos. Era una noticia de ocho columnas, una que había premura por difundir, una noticia a la que se sumó la de Josefina Vázquez Mota dándose por vencida con el conteo prácticamente recién iniciado, así como la de Gabriel Quadri haciendo lo mismo e invitando a AMLO a aceptar la victoria priísta.

El festejo de los tricolores en su CEN no tuvo la efervescencia que se hubiera esperado, pese al discurso de un Enrique Peña Nieto que, con emoción mesurada, agradeció y se comprometió con todos los que le apoyaron a ser el presidente que prometió durante su campaña. Y es que las irregularidades han brotado a manos llenas: videos evidenciando la compra de votos en efectivo y en especie (despensas, kilos de carne, tarjetas de compra canjeables en Soriana y toda clase de consumibles), fotografías de sábanas electorales comparadas con printscreens del PREP oficial del IFE que no coinciden, retiro de sábanas electorales de las casillas (esto es ilegal, ya que deben estar a la vista pública durante una semana después de las elecciones), secuestro de urnas a punta de pistola en pleno proceso electoral, incluso muertos como sucedió en Chiapas. Todo esto se encuentra respaldado por evidencia que circula en las redes sociales (y que se recopila de una mejor manera que como yo lo podría hacer, aquí), que si bien no son una fuente infalible y herméticamente objetiva,  sí merecen una mayor confianza que los medios convencionales de comunicación. Tenemos, pues, la evidencia de que algo no está funcionando como debiera.

La división social es evidente. Por un lado, los que apoyaron al PRI exigen que su voto sea respetado pese a la ya mencionada evidencia de turbiedad durante los comicios (y empezando desde las campañas electorales). Por otro, los que quedamos inconformes con la virtual victoria de Enrique Peña Nieto por la simple razón de que alguien como él, representando a un partido como el PRI y un círculo de poder tan nocivo para el país como el Grupo Atlacomulco, no es lo más adecuado para México.




Es importante recalcar (ya lo hice en mi cuenta de Facebook por la mañana, complaciendo un poco a quienes me han tildado de pejezombie o incluso de acarreado) que estar en contra del PRI no necesariamente significa estar a favor de Andrés Manuel López Obrador o del PRD. Se trata simplemente de estar en contra de un procedimiento electoral ambiguo, lleno de anomalías, que para nada beneficia a la supuesta democracia nacional; luego entonces, el apoyo al candidato del sol azteca viene como una consecuencia, al ser el que tiene mayor probabilidad de ganarle la presidencia a Peña Nieto. Con esto quiero llegar a que no vale la pena endiosar a una persona y mucho menos a una institución tan proclive a la corrupción como puede ser cualquier partido político. Lo que hay que defender acá es el respeto a la decisión ciudadana (pero a la mayoritaria y honesta, no a la de ese 38% cuyo grueso fue coaccionado para tomar una decisión), a nuestra inteligencia y a la obligación que tiene el sistema de servir al pueblo y no utilizar a este para beneficio de unos cuantos.




Pese a que un importante sector de la sociedad opina que la situación debe aceptarse y dejarse como está, la realidad es que algo debe hacerse. Hay muchas ideas desperdigadas por ahí; revolución pacífica, revolución armada, boicot mercadológico son las que más fuerte suenan; sin embargo, no existe una certeza, una cohesión ni una resolución (o al menos yo no las veo de momento) lo suficientemente fuertes para permitir enarbolar una idea radical, una revolución, como estandarte y dar la señal de que es el momento de tener una reacción masiva, definitiva e irreversible. Lo que hay ahora en el panorama inmediato es: manifestaciones simbólicas como la que tendrá lugar a las seis de la tarde de hoy partiendo del Angel de la Independencia en dirección al Zócalo o la que marcha hacia el IFE a mediodía, y una vigilancia ciudadana a partir de las ocho de la mañana a los conteos distritales cámara en mano (pueden localizar su respectivo distrito aquí), sin interferir ni siquiera de forma verbal en los conteos, únicamente con la intención de reunir evidencia que permita, en caso de suscitarse irregularidades, presentar las pruebas ante el Instituto Federal Electoral e impulsar la impugnación de las elecciones cuando no una segunda vuelta.

Suena a más de lo mismo, suena a que nos estamos haciendo pendejos, a que tenemos miedo de levantar los puños y tirar el primer putazo justo enmedio del rostro del sistema. Suena a que nos estamos cuidando de caer en ilegalidades cuando el sistema ha sido todo menos legal para con nosotros. Suena a que nos atemoriza arriesgar nuestra mediana seguridad, nuestras posesiones, nuestros empleos, nuestros munditos propios, en pos de un bien común, un bien del y para el pueblo. Y es válido, todos tenemos derecho a cagarnos de miedo al ver que se nos puede venir encima algo mucho más grande que nuestras individualidades; lo que no se vale es que, agotados todos los métodos democráticos por los que buscamos llegar a la justicia y respeto sociales, seamos capaces de quedarnos una vez más mirando al horizonte mientras nos empalan (perdón por lo reiterativo, pero una vez más) en el poste de la tibia mediocridad nacional.

Hay que contemplar todas las opciones, incluso las que van más allá de lo que nos permite hasta ahora el sistema.




Now Playing: Pictures of matchstick men - Kasabian


Saludos Enfermos.

8 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

GAVIOTA dijo...

Ayer estuve en una acalorada plática en donde el sistema corrupto y del narcotráfico (porque son sistemas) deberían continuar en el medio como manera de subsistir de la sociedad, ya que gracias a estos la economía del país fluye como debe de fluír y si estos dos sistemas se colapsan de alguna de sus partes la economía del país decaerá por ende en un caos ya que el gobierno no está preparado para dar alojo (empleo) dentro de una economía legal a un sector de la población que se beneficia de estas dos actividades.
Esta gran discusión se fue a mayores y a mi solo me tocaba escuchar y participar de una manera muy escueta y esporádica aunque siempre de manera opositiva hacia mis otros ponentes.
La verdad es real y es la que me mencionaron ayer, pero como decía yo desde un principio, estamos dentro del sistema global y no podemos ni debemos ser jalados hacia esos dos sectores solo porque nos lo están endilgando una vez más, entonces de nada valió todo el estudio que por tanto año he tenido, entonces no vale mi raciocinio e idiosincracia que por tanto tiempo he buscado y con la cual me he identificado para hacer de ella parte de mi pensar?
MMMH! SI se puede cambiar, otra cosa es que no se quiera salir de la zona de confort o incluso de mediocridad en la que nos ha hecho caer el sistema.

NaTali dijo...

A mi lo que me encabrona es tanto voto vendido.

Se fueron a las sierras y se aprovecharon de la pobreza de la gente.

Las mujeres que votaron por el por que esta guapo,

Los que decian que AMLO es comunista

Los que defienden al PRI porque con ellos si se podia robar

Que feo

Saludos

Saul Herrera dijo...

Coincidimos, La compra de Votos es algo que apena como Mexicano, de acuerdo Chamuco, se vienen tiempos díficiles y tiempos en los que debemos actuar más como ciudadanos intressados en cambiar este mugrero. Un abrazo

Sucio Vagabundo dijo...

Circunstancias dificiles se vienen.

Pero algo si es muy claro, puede que el PRI siga siendo el mismo, pero la mayoria del pueblo ya no lo es.

Somos, como dijera Radiohead, accidentes esperando a suceder.

Accidentes a la vista de ellos, los del poder pues.

{{El Diablo}} dijo...

Gaviota: Pareciera que lo màs ruin es lo que nos hace progresar en Mèxico. Creo que tendrìamos que platicar ese tema de las drogas (en lo de la corrupciòn pienso que estaremos totalmente de acuerdo) un dìa con calmita. Mientras, que no decaiga el ànimo por esas discusiones; lo que me gustò es que mantienes tus ideas bien fijas.

Natali: Vaya que encabrona...es increìble, me niego a aceptar que seamos un pueblo que se fije en semejantes pendejadas a la hora de elegir a quien dirigirà su destino. Pero no todo està perdido, vamos a hacer algo, a la buena o a la mala.

Saùl: Mencionaste una palabra muy importante: interesados. Me puse como objetivo no criticar a toda esa gente que parece valerle madre, duele ver su indiferencia, su falta de memoria. Sin embargo, tambièn es objetivo representarlos, si ellos se callan entonces yo voy a gritar por ellos y por mi.

Sucio Vagabundo: Ya no somos los mismos, efectivamente. No sè cuànto tiempo nos tome, pero hay que asegurarnos de que màs gente cambie, se de cuenta de las cosas, deje de mostrarse tan pasiva. Me encantò la referencia radioheadiana.



Saludos Enfermos.

El Canijo Chaneque dijo...

Por fin pude portarme como la gente decente dándome el tiempo para echar ojo extra seguro y sensitivo a tus reflexiones que, como siempre, son muy atinadas, diáfanas y conducentes siempre a la posterior reflexión gracias a esa mesura ardiente característica de lo tuyo. Un verdadero gusto siempre leerte. En lo que a mi toca surge luego de tu texto la necesidad de echar el pensamiento en los tantos que llevados sólo por la pasajera moda de la rebeldía "Starbucks" habrán muy pronto de abandonar la dolorosa y muchas veces ingrata guerra de las libertades populares y habrán de olvidar para siempre jamás, enrolados en las necesidades y conveniencias cotidianas, la batalla por la justicia social y una vez apagada esa "Che Guevara´s Fashion" del instante dejarán de nuevo la responsabilidad de la lucha en las agrietadas y cada vez más viejas manos de quienes, por verdadera convicción, seguirán dejando deshilvanada la vida en la esperanza del cambio justo y real. Pienso en esas organizaciones juveniles y estudiantiles coyunturales de las que pronto sólo nos habrá de quedar el gustito en la memoria de lo que pudo ser, esas organizaciones instantáneas que se desbaratarán en supuestas mitosis que habrán de ser infértiles y nosotros las recordaremos, tal vez hasta sonriendo, como un espejismo, como algo que no se sabe si se vivió o sólo fué soñado y conforme el boleado y reluciente zapato del perfumado gobernante en turno vaya pisando con mayor fiereza sobre nuestras gargantas, con el hubiera en la boca, desde el lodo y la rabia, como sucediera antes a nuestros padres y abuelos, contemplaremos impávidos la aparición ante nuestros ojos, palabra por palabra, de aquella frase lapidaria: "las estirpes condenadas a cien años de soledad (y miseria) no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra."

GabrielleMestre dijo...

"Revolución"... Una palabra de historia en México, pero aún sin comprenderla o peor aún solo a unos cuantos nos interesa, dice el dicho "divide y venceras" y mientras el gobierno beneficie a algunos cuantos con poco o mucho la fuerza del pueblo será debil, pero tambien se entiende y es notable que hay hambre y mientras nos pongamos un precio alto o bajo y el maldito gobierno pueda cubrirlo y asi mismo sumando a quienes simplemente se conforman, la revolución seguira siendo parte de una historia antigua de nuestros antepasados o progenitores. En otros paises se ha logrado la distitucion de sus gobernantes cuando el pueblo se une contra el, México esta dividido y por ello sus gritos no se oyen.

{{El Diablo}} dijo...

Canijo Chaneque: no te preocupes mi estimado, que por suerte estos textos siempre están disponibles para cuando la banda tenga chance de venir a comentar. Espero que no, mi estimado; que la llama no se apague, que el ardor y la indignación frente a tanta marranada junta no se nos olvide ahora que empieza la tan publicitada Liga MX (y esto lo dice un futbolero de corazón). De nosotros depende.

Gaby: Tienes toda la razón. Necesitamos aprender la lección de historia y asumir que, pese a que el hambre es cabrona, la dignidad lo es más.



Saludos Enfermos.