lunes, julio 09, 2012

Mega Marcha anti-Imposición en la capital, 7 de Julio de 2012


¿Quién dijo miedo?


El resto de la galería, dando clic aquí


México no está dispuesto a doblar las manos tan fácilmente; mucho menos a admitir a un usurpador en la silla presidencial. La muestra más irrefutable de ellos fuimos los aproximadamente 60,000 mexicanos que desfilamos ayer del Angel de la Independencia al Zócalo, acompañando nuestra convicción con pancartas escritas en distintos idiomas (para que el mundo entero se informe sobre de lo que sucede acá), consignas, batucada, caracoles sonando como lo hicieron hace cientos de años en esta tierra azteca, alegría, entusiasmo, unión.

Que YoSoy132 se deslindara de la organización de la marcha no mermó en lo más mínimo los ánimos; el rumor de que podría haber hostilidades provocadas por priístas infiltrados, tampoco. Los que estuvimos ahí nos mostramos firmes en nuestras convicciones, seguros, nos sentimos apoyados nuevamente por los claxons de los automovilistas, por aquellas personas que, flanqueando nuestro paso, motivaban a los marchantes con tímidos y a la vez cálidos ¡bravo muchachos! o ¡ustedes son el futuro!, por todos aquellos que aceptaron los flyers informativos que estuvimos repartiendo desde las manifestaciones anteriores (¡ya me los acabé! hay que imprimir más), por los que no habían estado en esto anteriormente (hay cuatro personas de las que me siento muy orgulloso y a quienes agradezco el haberse informado y participado en esto, aunque algunos no estuviéramos en las mismas coordenadas). Me enorgullezco también de quienes han acompañado mis pasos en algunas de esas marchas, y de quienes no han podido asistir no por falta de ganas o interés, sino porque así han sido las circunstancias. De cualquier modo no iba solo el sábado, aunque así pareciera físicamente: un paso lo daba yo, un paso lo daban ellos.

Enrique Peña Nieto fue anunciado hace unas horas como oficial triunfador en la contienda presidencial. Los pesimistas (y sobre todo los detractores) podrían decir que la batalla está perdida, y en cierto modo tienen razón. Se perdió la batalla para evitar su llegada al poder, pero aún quedan muchas más por librar. Lo puede constatar el Palacio de Gobierno, que sintió retumbar en sus muros la voz de un pueblo que no está dispuesto a permanecer agachado ni mucho menos resignado. Los cambios comienzan, sí; pero el señor del copete y sus aliados no tendrán la batuta.







Now Playing: Wolf at the door - Keane


Saludos Enfermos.

4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

la MaLquEridA dijo...

Hay gente que dice que todo está perdido.
Aquí se hizo un recuento de votos -había ganado el pri- pero al volver a contar el que ganaba era el prd ¿y qué pasó? el pri no se moverá.

Y es lo que me pregunto, si se comprueba que peña nieto no ganó -cualquiera lo sabe- ¿lo van a mover?

Hay allegados que han ido a todas las marchas pero se desalientan un poco al pensar que todo puede estar perdido y que en muchos lados los ven como alborotadores sin quehacer. Ellos -los que conozco- trabajan y estudian pero les duele que los cataloguen como gente sin nada quehacer.

Yo les digo que no les importe lo que la gente piensa de ellos, al menos no se quedan con los brazos cruzados cosa que mucha gente hace.

{{El Diablo}} dijo...

No creo que vayan a mover al PRI, honestamente. Están tan aferrados al poder (los priístas y sus aliados mediáticos) que no lo permitirán. Creo que tus conocidos marchistas no tienen por qué sentirse mal, aunque en cierto modo los entiendo. En la chamba me han dicho desde que si le hago chambitas a López Obrador (...) hasta si alguien me paga o si no tengo algo mejor que hacer, cuando paradójicamente paso en la oficina tanto tiempo como ellos. El punto es no doblarnos, buscar la manera de ofrecer resistencia.


Saludos Enfermos.

Diana Rojas dijo...

Pues desafortunadamente yo no pude caminar en esta marcha, pero aun así me mantuve al pendiente de lo que llegara a pasar desde los miles y miles de personas que marcharon, la lluvia que amenazaba y el boicot a la boda de peluche que se llevo a cabo en los alrededores de el centro de la Cd. La verdad es que si me sentí mal por no ir, pero ni modo aveces los compromisos previos tienen un poco mas de peso :S en fin, de cual quier manera marche en espíritu jeje...
Por otro lado aun que ya es inminente la imposición y que tendremos un reluciente presidente de telenovela y una preparadisima primera dama, veo que mucha gente sigue informándose y sigue la unión, creo que si el 132 se deslinda de las marchas, es lo de menos, por que eso significa que no es el único grupo luchando por un cambio, ademas que pese al deslinde tuvieron participación en la misma y eso significa que la unión hace la fuerza y eso es algo que pienso debemos tener en cuenta cada día, pues la imposición ya esta sobre nosotros, pero debemos mantenernos juntos, unidos, con la moral bien en alto. informados y participar en la medida de nuestras posibilidades, informando, marchando etc... Pero nunca bajar la guardia y en palabras de Emiliano Zapata: SI NO HAY JUSTICIA PARA EL PUEBLO, QUE NO HAYA PAZ PARA EL GOBIERNO!!!

{{El Diablo}} dijo...

Diana: no te preocupes por no haber ido, no siempre se puede asistir y al final, las marchas son, por ahora, la punta de la lanza con que haremos valer nuestra libertad. El escenario no pinta nada halagüeño, y sin embargo es la combatividad de las personas (unidas o no a un grupo, ya ves que tú y yo ni estudiantes somos y ahí andamos) la que determinará qué tan sencillo será a) imponer al copetón y su piruja, o b) que nos pueda gobernar. Hermosa la frase de Zapata, sigamos llevándola a la práctica.



Saludos Enfermos.