domingo, septiembre 09, 2012

Go Colts? Go Broncos? Go Manning!


En 1998, los Denver Broncos se habìan convertido, tras cinco años de seguimiento a la NFL, en el equipo de mis amores, en gran parte gracias a este señor:




John tenìa una espectacularidad digna de llevarse a la pantalla grande gracias a los innumerables regresos en el ùltimo cuarto que le brindaron otras tantas victorias y alegrìas a su aficiòn. Contaba tambièn con un carisma y desenfado que le ganaban el cariño del pùblico; entre los numerosos detalles de esa ìndole recuerdo la vez que, en pleno playoff divisional frente a Jacksonville en la temporada del '96 y ya en las ùltimas yardas antes de llegar a la zona de anotaciòn, pidiò tiempo fuera y saliò corriendo hacia el tùnel que conecta con los vestidores del –en ese entonces– Mile High Stadium, al parecer presa de una broma pesada de su intestino grueso. La televisora mandò a un corte comercial, regresò para el final del juego y no sè si Elway habrà dejado el talento y chingonerìa que le caracterizaban envuelto en papel higiènico dentro del bote de la basura, pero a la postre los Broncos terminarìan cayendo y cediendo el pase a la Final de Conferencia a los Jaguars.

La falta de contundencia a la hora buena se habìa vuelto una constante en su carrera; tres Superbowls perdidos eran muestra de ello. Sin embargo, 1997 serìa su año de redenciòn. La vìctima: los Green Bay Packers, que venìan de hacerle la faena en el juego grande del año anterior a los New England Patriots. Al año siguiente, como si de un plumazo trataran de resarcirse de su oscuro pasado, dieron cuenta de los Atlanta Falcons en el Pro Player Stadium de Miami, con Elway rodeado de figuras de la talla de Terrell Davis, Shannon Sharpe, Rod Smith, Ed McCaffrey, Bill Romanowski o Steve Atwater y convertido en el MVP del juego. El escenario era perfecto; con la cùspide conquistada, dos anillos de Superbowl en los dedos y el sabor de la victoria invadièndole con gran intensidad, el ahora miembro del Salòn de la Fama dijo adiòs a la aficiòn que se le entregò, le amò y le elevò al rango de semidiòs. Una era habìa llegado a su fin.




Al mismo tiempo, una nueva estrella llegaba a la NFL procedente de una derrota sufrida en uno de tantos tazones colegiales (no recuerdo el nombre del tazòn ni el rival, los años empiezan a hacer mella en mi memoria). Peyton Manning apareciò en escena llegando como primera selecciòn global del draft –por encima de Ryan soyunfraude Leaf– para integrarse a los Indianapolis Colts. Su estilo de juego, pasiòn, tècnica y liderazgo eran notorios ya desde los tiempos en que dirigìa la ofensiva de los Tennessee Volunteers y habìa atrapado totalmente mi atenciòn.

¡Cuàntos años han pasado desde aquel debut! han sido demasiadas temporadas, desde aquella primera (y ùnica bajo su direcciòn) en que los Colts acabaron con marca perdedora, hasta la debacle que vino tras la lesiòn cervical del mìtico 18 azul y que les garantizò la selecciòn del mejor quarterback disponible en las filas colegiales: Andrew Luck. Depositario de la esperanza de continuar con el legado Manning, resultò ser el sustituto del hombre que durante quince años llenò de gloria el Lucas Oil Stadium. Quizàs fue lo màs acertado estratègicamente; Peyton no durarà màs allà de otro par de años en la liga y, con todo el billetote que (merecidamente, claro) se metìa en Indianapolis, hubiera sido muy complicado mantenerle a èl y a Luck en el mismo roster sin afectar otras posiciones. Sin embargo, los sueños romànticos de los aficionados Colts pusieron, hasta el ùltimo momento, a Manning en el rol del mentor experimentado, sabio, templado como una hoja de acero recièn salida de la herrerìa, guiando y transmitiendo sus conocimientos al impetuoso novato tan capaz de lanzar un tropedo desde su brazo como de hacer pomada al defensivo màs duro intentando frenar el regreso de una intercepciòn.

No se nos hizo, lamentablemente. Me hubiera fascinado ver a Peyton retirarse como Colt dentro de dos o tres años, asì como vi a John hace doce, en esta època donde es difìcil que la vida profesional de un jugador transcurra entera en un solo equipo. Atràs se quedaron los largos y rasposos conteos detràs de Jeff Saturday, las lecturas de los movimientos defensivos y los consiguientes ajustes de impresionante precisiòn sin brazalete de jugadas y con el libro de juego en la cabeza, como ùnicamente èl, alguien con el peso y la autoridad suficientes para modificar las señales que le enviaban desde la banca, podrìa hacerlo. Atràs se queda la vieja màscara azul que posteriormente cediò su lugar a las barras grises; atràs se queda aquel playoff frente a Miami (¡cuando los Dolphins aùn daban buena pelea!) en que, debido a una fuerte tackleada, saliò del campo con la mandìbula fracturada para ceder los controles a Jim Sorgi, quien perdiò la bola en una intercepciòn que se tradujo en puntos a favor de los de la penìnsula y forzò el regreso del aguerrido 18, que aunque poco pudo hacer para revertir la desventaja y evitar la caìda de su equipo, ¡què cantidad industrial de heroìsmo y coraje derrochò!. Atràs se queda aquella final de conferencia frente a los Steelers, el aparente salto definitivo de Indy al Superbowl hasta que Pittsburgh dio la voltereta en los momentos finales fulminàndome y haciendo caer mis làgrimas sobre los nùmeros blancos de mi jersey azul. Atràs se quedaron esos terribles agarrones contra Tom Brady y los Patts, que llenaron de odio y deseos de venganza a todo aficionado Blue hasta que se vieron capitalizados en el AFC Championship del 2006 proyectando a Manning, Wayne, Clark, Harrison, Mathis, Freeney y el coach Dungy, con todo y la pena del suicidio de su hijo, hacia el glorioso cenit de sus carreras.





Manning conserva su mìtico 18 en los dorsales, pese a que los colores que lo enmarcan ahora son otros; lo mismo pasa con mi corazòn de aficionado, que màs que rendirle lealtad a una instituciòn, se la entrega al hombre que hizo soñar a una ciudad entera y a sus aficionados alrededor del orbe. Pese a que el cariño por los Colts sigue siendo fuerte y la expectativa por lo que Luck podrìa lograr ahì me atrae, mis tendencias equinas me llevan de regreso a los picos rocosos de Colorado, donde, como si de un sueño se tratara, se reùnen mis dos corceles favoritos: ver a Elway y a Manning trabajando juntos es algo que difìcilmente hubiera podido resistir sin revivir aquel viejo amor azul y naranja.




La primera semana comenzò el mièrcoles, y justo ahora transcurre la parte fuerte de la jornada dominical; por si fuera poco, para rematar un riquìsimo fin de semana de descanso (¡cuànta falta me hacìa!) estoy a pocas horas de saborear lo que he esperado durante siete largos meses; el debut oficial de Peyton Manning con los Broncos. El corazòn me late fuerte, las cervezas y botanas me hacen coquetos guiños, mis brazos estàn listos para levantarse al grito de touchdown!. Que haya mucho de eso de aquì a febrero, por favor.







Now Watching: 49ers at Packers


Saludos Enfermos.


13 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

GAVIOTA dijo...

go acereros!
je
=P

go packers!
je
=P
NO sé!

Anónimo dijo...

Can I clone your article to my blog? Thank you.

{{El Diablo}} dijo...

Gaviota: tus dos equipos me caen bien, estaría interesante encontrar a Pittsburgh en playoffs y a Green Bay en el Superbowl.

Anónimo: Of course! just send me your link and name the font, please.



Saludos Enfermos.

Lazialle "@Spanish_Leeds" dijo...

Peyton Manning fue elegido nº1 global del Draft, Ryan Leaf fue nº2, elegido por San Diego. Peyton es y será mi jugador favorito de por vida, pero me resulta raro que ya no esté con los Colts, el equipo que sigo desde que QB era Jeff George... Ojalá Luck sea un digno sucesor de tanto talento, por el bien de mis amados Colts.

{{El Diablo}} dijo...

¡Tienes toda la razón! se me cuatrapeó ese número, creo que necesito más vitaminas antes de que el Alzheimer empiece a hacer de las suyas en serio. Yo también sentí raro verlo con otro uniforme que no fuera el de los Colts, pero ya ves, me ha ganado el fanatismo y lo seguí a Denver. A mi los Colts me caían bien desde aquellos tiempos del Capitán Regreso, Jim Harbaugh, o sea que también hace ya varios ayeres. Esperemos que Luck no defraude y como dices, sea un digno heredero del legado Manning.


Saludos Enfermos.

Lazialle "@Spanish_Leeds" dijo...

La temporada que Jim Harbaugh nos llevó al juego de la AFC, siempre la atesoraré en mi memoria, fue la primera vez que mis Colts se metian en Play Off, desde que yo seguia al equipo. entramos con el WildCard y vencimos de visitante a San Diego y luego a Kansas City que había hecho una temporada regular espectacular con Elvis Grbac bajo centro. Contra los Steelers (en el viejo Three Rivers Stadium) una pifia arbitral que convalidó un TD malhabido (Stewart había salido del campo y luego volvió par atrapar el balón) nos privó del SB. En ese equipo descollaba un joven corredor llamado Marshall Faulk...
Denver nunca fue un equipo de mi agrado, pero ahora que PM18 está allí, los veo con más simpatía...

Saludos!

{{El Diablo}} dijo...

Cuántos recuerdos chingones...Faulk (que terminaría su carrera con los Rams), Harbaugh, Stewart (¿qué fue de él, tienes idea?) aunque me queda la duda, solo por no dejar: ¿qué no en esa final de conferencia que mencionas entre Colts y Steelers, el QB era Neil O'Donnell? me falla mucho la memoria con ese dato. A mi sí me gustaban bastante los Broncos antes de la llegada de Manning, aparte de por John Elway, por los receptores tan buenos que tenía (mi favorito era McCaffrey, siempre menospreciado y siempre brillando), T.D., Romanowsky, Atwater...uuuta, se me antojó buscar algunos videos de ellos.


Saludos Enfermos.

Anónimo dijo...

Greetings! Very useful advice in this particular article!

It's the little changes that will make the greatest changes. Thanks a lot for sharing!
My homepage - Tom Brady Jersey

{{El Diablo}} dijo...

Thanks, man!


Saludos Enfermos.

Anónimo dijo...

Appreciate this post. Will try it out.
Feel free to surf my webpage vikings jersey

{{El Diablo}} dijo...

I won't buy nothing, but thanks for your visit.


Saludos Enfermos.

Gerardo Taker dijo...

¿Pues que digo?. Go Broncos!!

La temporada no empezó como quisiera pero esos triunfos ante los pinches Steelers, los asquerosos Raiders y los cagantes Chargers han valido la pena.

Esperemos que Manning nos dure sano.

Saludos!

{{El Diablo}} dijo...

Supongo que era en lo que se coordinaban, a estas alturas y con la Bye Week ya disfrutada, deben regresar con todo. Creo que ganarle a los Saints el domingo será factor determinante sobre cómo irá el resto de la temporada; esperemos todo salga de lujo.


Saludos Enfermos.