martes, noviembre 06, 2012

Maquinaria Fest @Arena Ciudad de México, 3 de Noviembre de 2012


El sábado fuimos Gigia y yo al Maquinaria Fest. Sí, el mismo para el que estaba rematando boletos en el post anterior, los cuales, por cierto, no pudimos vender entre nuestros amigos (ni con los revendedores, ¡que los muy culeros querían pagarnos cada boleto en cien pesos!) y terminamos regalándolos mejor con la bandita. Al final esa fue la mejor opción; de seis boletos que teníamos, incluido el de Gigia y el mío, dos sirvieron para alegrarle la tarde a un par de amigas de ella y los otros para reencontrarme con dos camaradas a quienes hacía mucho no tenía el gusto de ver.

El cartel del tercer día fue bastante menos atractivo que el de las dos jornadas anteriores. El jueves tocaron Descartes a Kant, Resorte, Mastodon, Cavalera Conspiracy y Slayer; el viernes se presentaron Apolo, Stone Sour, Deftones y Marilyn Manson (de quienes, se dice, fueron la decepción del festival entero).

Mientras tanto, el sábado...

Kira. Sepa la chingada quiénes son, pero no tocan tan mal; lo que no me latió tanto fue su vocalista, muy en la onda Pink. Supongo que no han de ser muy conocidos, porque más o menos así se veía la pista durante su actuación:




Y las gradas...así:




Luego llegaron los Simplifires. ¡Qué de la reverga están, neta! suenan como cualquier mamada de las que les gustan ahora a todos los pinches chamacos cagalitrosos hipsters: pinche música plana, sin chiste, y la voz del güey ese igual, aparte de su pinche look mezclado entre Jack Skellington, el Espantapájaros de The Wizard of Oz y quién sabe qué otra chingadera rara. Para miarlos, sinceramente. Así estaba el escenario mientras ellos hacían su "música" (jalaron un poquito más de gente...puro pinche hipster, básicamente):




Y las gradas...seguían así:




Después, la cosa mejoró bastante (no en asistencia, pero sí musicalmente hablando). Illya Kuryaki & The Valderramas hicieron las delicias de mis recuerdos preparatorianos al ritmo de Coolo y Abarajame, prendiendo a la banda presente (que seguía siendo muy poca, pero ya le daba un aspecto mucho menos indigno a la zona alrededor del escenario). Se veía más o menos así:




Y las gradas...nomás no:




Gogol Bordello. Mucho gusto, no los conocía, pero definitivamente me encantaron. Si los Kuryaki me pusieron a tono, estos tipos y su gipsy punk me alborotaron sabroso, igual que al resto de los presentes, que no dejaban de brincotear al ritmo del acordeón, la guitarra y la voz del explosivo frontman (que no sé cómo se llama). Me dieron ganas de buscar su discografía y chutármela, espero poder hacerlo esta semana. Así traían a la bandita allá abajo:




Y las gradasssszzzz...:




¡El plato fuerte! The Prodigy cerró la noche con un espectáculo pocamadre. El juego de luces compensó con creces las fallas en el audio (no entiendo por qué de repente el volumen bajó de un modo considerable, o igual ya andaba medio pedo), Keith Flint estuvo impecable, me hizo volver en el tiempo a aquella hermosa época diecisieteañera en que descubrí Smack my bitch up gracias a este video porno...y a pesar de que no me hice fan de la banda, sí disfruto mucho su música. Así andaba la tropa, en pleno clímax del concierto:




Y el cuervo dijo...nunca más se llenarán esas gradas.




Diría que fue un concierto altamente disfrutable, el cartel fue de menos a más y, pese a que el número de asistentes no rebasó los 500 (a ojo de buen cubero), la compañía de Gigia y de mis dos buenos amigos, además del hecho de disfrutar una Suite Oro con meadero privado y servicio a la carta dentro de uno de los recintos más nice de la ciudad, lo hicieron una experiencia sumamente grata. Por otra parte, no todo está perdido: solo será cuestión de que los organizadores dejen de tratar de verle la cara de pendeja a la gente para atascarse los bolsillos de dinero. Ni los boletos se agotaron de inmediato como dijeron en SuperBoletos para presionar a la banda y que saliera como desesperada a comprarlos, ni es correcto que jueguen con el cartel como les de la gana (primero estaban incluidos los de Calle 13 en el concierto del sábado y luego que siempre no, que nada más estarían en Guadalajara -lo cual agradecí-; Illya Kuryaki & The Valderramas no aparecían programados originalmente), ni tenían por qué esconder que pocos días antes del festival el boletaje iba a estar a mitad de precio (como hicieron en Chile, dato proporcionado por un contacto de mi compa el 666), ni eran necesarios tres días de desmadre para exprimirle más varo a nuestros bolsillos en lugar de dos con un cartel más balanceado, como sucedió en la Perla Tapatía.

Al final, por eso se les quedó el changarrito tan tristemente vacío; aunque si lo ven constructivamente, es una gran iniciativa que, con el manejo adecuado, puede darles a ellos grandes dividendos y a nosotros una experiencia chingoncísima. Solo necesitan aprender la moraleja:






Now Playing: Strip tease - Acid Drinkers


Saludos Enfermos.


6 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

vic dijo...

ahhhhh que chidos son los Prodigy los dos a los que he ido son la netota se entregan bien chido pá los fans

Sandra L. dijo...

Pues como yo soy super fan de Gogol y The Prodigy, lo disfruté muchísimo (aunque ya sabes que nunca se me nota, excepto con la patita). Además IT'S FREE!!! Y no me arrepentí de no haber visto a las bandas de los días anteriores, bueh, quizá Deftones, porque Slayer me hueeeVaaaZzzz. Eso sí, espero que los organizadores hayan aprendido la lección y consideren por un momento en donde están y no quieran volvernos a ver la cara de mongos.

Por cierto, me gusta que las bandas que te presento, te latan de alguna manera, que mi buen gusto te cubra con su ancho manto jiji. Me encantó que fueras conmigo y también Saúl y Anita :)

Luvya G!

Master of Doom dijo...

Va a estar cabrón que entiendan los organizadores de esa vaina, pero lo bueno es que se divirtió de lo lindo y bien acompañado.

Gerardo Taker dijo...

Llenazo!!!
Jajajaja.

Lo importante fue el concierto, el pedo es que con una entrada así será dificil que repitan al menos en ese escenario o como dices durante 3 días.

Yo he ido a la Arena un par de veces y por otras que no he ido me queda claro que es una arena cara (una de las veces que fui pagué boleto, la otra entré como prensa pero con la que me tocó pagar tuve para las 2 xD).

Saludos!

Pd. Igual y pongo a Illya Kuriaki un día de estos en mi cuchitril, creo que nunca los he puesto y Abarajame es la rola!

la MaLquEridA dijo...

Que bien que al final lo disfrutaste.


Saludos

{{El Diablo}} dijo...

Vic: Tienes toda la razòn, lo pude comprobar ese dìa. Da gusto ver a estrellas consagradas comprometerse de tal manera con su pùblico, por escaso que sea.

Gigia: Ya sè que no eres muy expresiva en los conciertos, me acuerdo mucho de aquel de San Pascualito Rey en el Alicia en que ni cantabas ni te movìas ni nada, pero conocièndote me di cuenta de que lo estabas disfrutando bastante. A mi sì me hubiera gustado ver a bandas de los dìas anteriores, sobre todo a Slayer (¿còmo pueden darte hueva???) y a Cavalera Conspiracy...esperemos haya oportunidad de toparlos màs adelante. ¿Còmo no aprender de tus gustos musicales, si precisamente sè que tienes un bagaje cabroncìsimo? serìa tonto si no lo hiciera (aunque obviamente no todo me ha gustado, pero es lo chido del intercambio, al final terminarè tomando algo y hacièndolo mìo). Te amo nenota.

Master of Doom: Pues sì, està muy complicado, lamentablemente es difìcil que la banda se prive de ver a su artista favorito solo por darle una lecciòn a la mafia que mueve todo ese desmadre, pero soñar no genera impuestos. Y sì, de lujo me la pasè, no pudo ser mejor.

Gerardo: Sì, es pendejamente caro, la verdad no hubiera ido de no ser porque mi chica ganò boletos para el concierto. De otro modo, sòlo me harìan gastar tanto dinero con un show demasiado cabròn (para mi como fan, aclaro), no sè, algo de McCartney o Ringo. Abarajame es la onda, neta me pone un chingo de energìa.

Malquerida: Gracias.



Saludos Enfermos.