lunes, diciembre 24, 2012

Feliz Navidad, a todos ustedes


Nota previa:

Favor de leer detenidamente cada párrafo inmediatamente después de darle play a la rola que le precede. O sea primero pongan la rola y luego leen...gracias.





Cada año escribo agradeciendo por la oportunidad de haber cruzado mi camino con el de ciertas personas que han tenido a bien convertirse en entrañables dentro de mi vida. Por la empatía, la confianza, las pláticas de borrachos (con aquellos que son bebedores como yo), por la paciencia, por la química, por el amor; y todos estos agradecimientos no van dirigidos a esos seres humanos, pues si fuera así, creo que estaría infravalorándolos (a mi gente y a los agradecimientos); entonces, opto por otorgárselos a la vida por sí misma.





Cada año entra gente nueva en mi vida; cada año salen personas de ella. Las despedidas importantes duelen en su momento y las de rutina pasan sin pena ni gloria. Las bienvenidas, cada una a su manera, aportan siempre algo nuevo y diferente (y en algunos casos, bueno) a mi vida y a mi forma de pensar, por efímeras que llegaran a ser. Si en este momento me pusiera a enumerar a todas y cada una de las personas que se han ido de mi vida por gusto propio, porque físicamente ya no es posible que estemos juntos, porque se pasaron de verga en algún momento y ya me tenían hasta la madre o simplemente porque nuestros caminos ya no coincidían (aún a pesar de que el amor, en su esencia primigenia, nunca se extinguió), quizás terminaría por sentirme triste y desear que volvieran para darnos una nueva oportunidad; sin embargo, la vida es ya demasiado dura (sin afán de hacer una escenita de drama) como para entristecerme por lo que ya no está a mi alcance.





Es por eso que prefiero quedarme con lo que hay y los que están, y los considero bendiciones en mi vida. Se lee muy extraño viniendo de mi dado que no soy un tipo religioso, vaya, ni siquiera espiritual; pero sé perfectamente que no me equivoco cuando digo que todas esas personas que se encuentran ahora en mi vida han cruzado su camino con el mío por alguna extraña y buena razón: designios de dios, dirán los que creen; azar podría ser también, o simplemente las matemáticas que rigen al Universo generaron una ecuación simple por la cual yo estoy escribiendo esto y ustedes lo leen. Lo cierto es que merecen lo mejor de mi, y pese al cliché que representan estas palabras en fechas como la navidad, realmente siento ganas de trabajar sobre ello y aterrizar las palabras que se leen bonitas en esta pantalla, pero valen más si se traducen a hechos. Por lo pronto, solo queda desearles a todos una excelente noche navideña, que la fiesta siga, que el alcohol corra, los abrazos se multipliquen y las reflexiones nos duren mucho más allá de estos días de sensibilidad y ternura sobreexplotadas.




Now Playing: You'll never walk alone - Gerry & The Pacemakers


Saludos Enfermos.


4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Guillermo Guerrero dijo...

Saludos, Diabloooo! :D Un abrazo

GAVIOTA dijo...

nadie se cruza en tu por casualidad, eso tenlo por seguro, siempre llegará a ti la persona correcta en el momento correcto y se irán de igual manera.
Me da gusto tenerte como bloggeramigo. Tengo la fortuna de conocer a muy pocos del ambiente bloggeril, pero cuando los conozco nuestra amistad se reafirma y se crean lazos dificiles de romper.
Ojalá tenga un día la fortuna de conocerte.
FElices fechas y a echarle ganas.
Decía mi agüe: Siempre palante, patras.... ni pa agarrar vuelo.
Así que a darle que es mole de olla.
Cuidate y besote.

cintya dijo...

Hey, que lindo, muchas gracias querdio Diablo, un abrazo fuerte y esperemos que ora si se armen las chelas con el señor Don Memo.

{{El Diablo}} dijo...

Saludos a los tres; espero este 2013 me de oportunidad de convivir con ustedes personalmente, compartir unas chelas, unos tragos y más de una agradable plática. Les mando un abrazote.


Saludos Enfermos.