domingo, enero 06, 2013

La esperanza azul


Hace unas horas vi caer a uno de los dos equipos de mis amores (la explicación, aquí) en el Wildcard de la NFL.

Un solo hombre, así sea el heredero de las glorias de Peyton Manning, no puede luchar contra once; mucho menos si esos once tienen fama de ser una de las defensivas más salvajes de la liga. El squad de receptores equinos resintió la calidad de novatos (a excepción del veteranazo Reggie Wayne, por supuesto) y lo demostró soltando balones a causa del nerviosismo y la proximidad de los duros golpes de los temibles golpeadores de Baltimore encabezados por Ray Lewis, quien agregó a su habitual espíritu combativo el hecho de estar saliendo de una lesión de trícep e incluso jugando con una protección que le hacía parecer un cyborg plantado enmedio del campo. No era para menos; esta es, quizás, la última temporada en que veremos a uno de los defensivos más bestiales de todos los tiempos castigando rivales en el campo.




Andrew Luck hizo casi todo lo que le caracterizó durante la temporada, y digo casi porque lo único que le faltó fue venir de atrás para ganar el encuentro. Su rasposo conteo justo antes de sacar la jugada sonó como la voz del general que pone orden entre sus tropas al fragor de la batalla; corrió, lanzó pases precisos (que sus receptores soltaron), se vio apresurado por la rápida y feroz defensiva Raven que lo sembró en el césped del M&T Bank Stadium más veces de las que yo hubiera querido ver. Se levantó una y otra vez, volvió a dirigir la ofensiva y se estrelló contra el muro infranqueable igual cantidad de veces. A pesar de su innegable competitividad, quizás no se podría culpar a los receptores por soltar pases ya cantados como completos, quizás no se pueda reprochar a la ofensiva por no haber aprovechado los dos balones sueltos de Ray Rice (verdugo, al lado de Joe Flacco y Anquan Boldin, de las ilusiones azules al ejecutar las escasas pero precisas jugadas que pusieron los puntos en el marcador del local).

Lo que no se puede cuestionar es la gran calidad del doce azul, la buena elección que resultó ser (por encima de RG III, el otro novato sensación salido del último draft), el digno sucesor del legendario número 18 que ahora lanza pases de touchdown en Denver. Para ser su primera temporada, el haber levantado al equipo peor rankeado del año pasado hasta llevarlo a playoffs tiene mucho mérito, amén de que todo el calendario regular lo pasaron sin su coach debido a la leucemia que le llevó al hospital y generó el Chuckstrong, motivante para todo el plantel (al grado de que varios jugadores e incluso un par de porristas se raparon a coco en señal de solidaridad con su jefe). Hay que ver su desarrollo de aquí al lejano septiembre, apreciar la madurez y experiencia que esta primera temporada en la liga más espectacular del mundo le deje y esperar a que, de cara a la segunda, no le suceda lo mismo que a Cam Newton.

Yo creo en él. Tal vez me ciegue el amor por los colores y la historia que ha escrito ese equipo desde 1998. Tal vez, aunque siguió a Manning hasta el Invesco Field, mi corazón sigue vibrando con cada touchdown anotado en el Lucas Oil Stadium; el hecho es que me emociona pensar en todo lo que puede lograr el chico que consiguió once victorias en su primera temporada y el potencial que ha mostrado desde sus días colegiales con el Stanford Cardinal. Yo le creo, el Rey Briago Malhechor le cree también y me trajo esto a manera de regalito de reyes:




Ahora a esperar nueve largos meses. No importa, confío en que lo que le espera a este muchacho es la gloria, igual o más grande que la alcanzada por su predecesor.




Now Watching: Gladiator


Saludos Enfermos.


6 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Diana. dijo...

Sí que eres un fanático del fútbol americano.

Saludos.

GAVIOTA dijo...

orales!! Esta muy padre el regalito. jejeje!! Ya me respondiste jejeje! (que te trajeron los reyes?) ah! y gracias tambien a mi me gusta escribir así, me siento más libre y en efecto fue una terrible pesadilla.
saludiños

Master of Doom dijo...

Un megapinchichingon análisis del partido y de toda la temporada acerca de los Colts!!! por eso amo la NFL

Gerardo Taker dijo...

No te fijes, la próxima semana Peyton venga a los Colts y la NFL tendrá que decirle adiós a Ray Lewis (espero).

Saludos!

la MaLquEridA dijo...

Caray, lo único que sé de futbol americano es que no me gusta y menos porque lo pasan y pasan y vuelven a pasar a principio de año pero como en tu post no me preguntabas si me gusta o no te diré que felicidades por tu regalo de Reyes.


Saludos.

{{El Diablo}} dijo...

Diana: 20 años viendo ese deporte me avalan.

Gaviota: ¡Está de lujo! me costó mucho trabajo encontrarlo, pero por fin es mío.

Master: ¡Gracias! fue un texto más visceral que analítico, pero qué bueno que te gustó. La NFL es simplemente la liga más espectacular y emocionante del mundo.

Gerardo: ¡Amén hermano!

Malquerida: No te fijes, no a todo mundo va a gustarle, aunque qué bueno que se nota la emoción que me produce.



Saludos Enfermos.