sábado, mayo 24, 2014

Paulina


Voy a ser tío de una nena hermosa, que desde ya, se llama Paulina.

Mi hermana tiene cinco meses de embarazo, y todos en casa estábamos a la expectativa desde que supimos la noticia y hasta con ganas de armar la quiniela para saber si sería niña o niño; creo que solo Hilda y yo le apostábamos a que fuera niño, porque mi mamá, mi papá y mi propia hermana estaban seguros de que sería una mujercita.

Al final el resultado es el mismo: niño o niña, ese pequeño ser que llega más o menos a finales de septiembre (¡y chance hasta compartimos cumpleaños!) es esperado con ansias y con mucha alegría. Mi papá está feliz porque, tal como Fabiola lo fue desde chiquita, tendrá una nueva nenita que lo apapache y a quién consentir (viejito chiquión, después de todo). Mi mamá estará encantada de poder poner vestiditos de nuevo, alimentar, abrazar y arrullar. Fabi será mamá por primera vez, con todo lo bueno y no-tan-bueno que está experimentando en el proceso, desde las explosiones emocionales, los bombazos hormonales, el tener que ajustar su ritmo de vida al de dos seres en lugar de uno, hasta la enorme alegría que siente y todo el amor que, desde ya, le está prodigando a su pancita.

Y yo...¿qué puedo decir? mi usual elocuencia se ve entrecortada de repente por un nudo en la garganta producto de la emoción de saber que hay un angelito que viene en camino y de quien, en cierto modo, también seré responsable. A mi me tocó ser el primer niño que apareció en el lado materno de mi familia, con quienes he convivido de toda la vida. Me tocó que mis tres tías y mi tío, el más joven de la familia, se desvivieran por mi, me consintieran, jugaran conmigo, me alimentaran y ayudaran a mi mamá cuidándome mientras ella se iba a trabajar. Ahora seré el tío de la primera integrante de la nueva generación. Seré su niñera, maestro (y alumno, que de los chamacos también se aprende mucho), su mecedora; cuando crezca, seré su confidente, compañero y amigo. Le voy a comprar su baloncito de futbol americano, su jersey chiquito de los Colts, discos de Yucatán A Go Go para orientarla desde peque en el buen camino del rock. Le enseñaré a amar a los animales y a crecer junto a Galita. Me aseguraré de que crezca con una mentalidad adecuada a los tiempos actuales y venideros, le enseñaré lo mucho o poco que pueda respecto a cultura, artes, música; seré el más feroz y amoroso guardián que pudiera tener, la cuidaré y protegeré como, en su momento y de la mejor manera que pude, hice con su mamá. Seré su tío siempre, y la voy a amar mucho, así como ya lo estoy haciendo desde este momento.






Now Watching: Real Madrid vs Atlético de Madrid (Final UEFA Champions League)


Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: