miércoles, junio 11, 2014

El hombre al desnudo (Freedom of dick!)


Creí que ya nada me podría sorprender, pero hace un par de días me di cuenta de que la aparentemente ilimitada estupidez de algunas personas todavía tiene buen material preparado para mi. Y es que, tonteando en Facebook, me encontré con esto en el muro del Museo Nacional de Arte:




Hace un par de semanas que están publicitando la exposición El hombre al desnudo, aparentemente sin ningún contratiempo. Sin embargo, por lo que se ve (tristemente) en la publicación, hay un número importante de personas a las que o su obtusa mente no les permite procesar la idea de que el cuerpo humano merece ser considerado como objeto de arte, o bien tienen un grave problema de doble moral.

Desconozco qué porcentaje de hombres o de mujeres participa en esto, pero poco importa; ambos géneros tienen colita que les pisen, y muy larga. Porque dudo mucho que las damas tomen esa pose de ofendidas cuando sus amigas les postean fotos de güeyes mamados tapándose el pispiote con un pedazo de pastel en sus muros de Facebook o que se cubran los ojos cuando van al puesto de periódicos y compran el calendario de Fernando Colunga, Gabriel Soto o cualquiera de esos mamarrachos de la tele (que, en realidad, espero que no sean tan gatas y por lo menos se sabroseen a cabrones como Hugh Jackman o alguno que sí valga la pena). Tampoco creo que sus conciencias se apesadumbren mucho cuando van al chipendale (o como chingados se escriba) y un tipo con el cuerpo embadurnado de aceite les baila y se les restriega, haciendolas poner esta cara:




Los caballeros no se quedan atrás: somos onanistas por naturaleza, nos encanta estarnos agarrando el pito y para ese fin nos hemos convertido desde hace siglos en asiduos consumidores de porno y material erótico diverso. Entonces, ¿que pasa con algunos? Acaso nunca han visto penes ajenos? ¿o cierran un ojito para no verle la verga al pelón de Brazzers cuando le da lo suyo a la morra de turno? Y esta pregunta aplica también para las mujeres; también les gusta el porno, también echan taco de ojo y disfrutan ver un buen falo erecto y trabajando.

Creo que sería necesario que cada quién analizara si le queda clara la diferencia entre el desnudo lúdico o comercial y el desnudo artístico, porque estamos hablando de pinturas y esculturas realizadas por artistas antiguos y contemporáneos de alto renombre, no de cualquier vulgaridad de esas que la gente común, corriente e hipócrita disfruta el sábado por la noche para después ir el domingo a darse golpes de pecho en la iglesia. Me parece una reverenda mamada que a estas alturas, en esta época llena de información y en que la difusión cultural es más ágil, persista el pensamiento de que ver un cuerpo desnudo es "malo o pecaminoso". También es una estupidez que a algunos hombres les salga lo machito mexicano y crean que por ir a ver pitos artísticos se van a volver homosexuales o no sé qué carajos les esté rondando por la cabeza. En todo caso, pienso que el museo, más que ofrecer disculpas por realizar su trabajo y traer una exposición artística de renombre, debió bloquear de su fanpage a todos esos pendejos que fueron de chillones con Facebook para que quitara semejantes monstruosidades de su vista.

Justo hace un momento estaba buscando la fanpage del Museo Nacional de Arte para poner el enlace en este post; con impotencia, tristeza y rabia descubro que ya no existe. La horda de estúpidos retrógradas logró su objetivo y Facebook le ha cerrado el changarro a uno de los museos más importantes del país. Es ante este tipo de situaciones que me avergüenzo de vivir en un país donde un gran porcentaje de los habitantes son enanos mentales, en que me encabrona de modo superlativo que puedan más los complejos infundados de un grupito de deficientes intelectuales, que la cultura que tanto necesita abrirse paso y regar con su frescor estas tierras ignorantemente áridas.

El museo, sin embargo, tuvo oportunidad de contraatacar elegantemente a través de su fanpage antes de que esta cayera. No solo la exposición continúa hasta el 17 de junio, sino que, además, instaura lo que ellos llaman "happy hour" extendiendo el horario de servicio hasta las 9 de la noche y permitiendo el acceso gratuito.




A mi no me llamaba la atención la exposición, no porque me cause algún problema ver pitos ajenos, sino porque simplemente no se me antojaba. Pero en vista de que ahora más que nunca el arte necesita que sus consumidores le demos impulso, me propongo visitar el Museo Nacional de Arte antes del 17 de junio e invito a los lectores a darse una vueltecita por allá. No dejemos solas a las iniciativas que valen la pena, no dejemos que los ignorantes y estúpidos ganen la partida. Los invito también, en caso de que no puedan asistir o si sí van y de todos modos quieren apoyar, a colocar un desnudo artístico en su foto de portada de Facebook, aunque sea solo por hoy. Hay que retar a los imbéciles sin criterio, a ver cuántos de ellos nos hacen la misma putada que al Munal y nos reportan. Aquí está la mía:




Para cerrar, me despido citando a José Sarukhán, biólogo y ex-rector de la Universidad Nacional Autónoma de México:


"Cultura es sinónimo de civilización y progreso intelectual".




Nos Playing: No no no - The Yeah Yeah Yeahs


Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: