miércoles, abril 29, 2015

Corresponsal extranjero


Una mañana estaba parado en la banqueta muy cerca de la entrada del Hotel Principal, donde me había hospedado la noche anterior. Salí a ver cómo estaba el tiempo y a llenarme los pulmones de aire fresco mientras llegaba la hora del desayuno.

Pues bien, ahí estaba yo parado contemplándome las manos y pensando que las uñas ya aguantarían una recortadita. Mientras tenía las manos extendidas con las palmas para abajo, una espesa gota roja salpicó mi mano izquierda. En seguida otra gota igual, roja y gruesa, cayó sobre mi mano derecha.

Miré hacia arriba para ver de dónde podría venir esa pintura, pero antes de poder descubrir algo, cayeron sobre mis ojos, cegándome temporalmente, unas cuantas gotas más, extraordinariamente gruesas, que rebotaron en  mi nariz. Usé mi pañuelo para limpiarme los ojos, y al ver el suelo noté que ya había seis charquitos de esa espesa pintura roja tan repugnante.

Una vez más miré hacia arriba y vi que, precisamente sobre mi cabeza, había una especie de balcón. Eso me convenció de que algún obrero debía estar pintando la barandilla de dicho balcón y que el tal tipo, desde luego, debía ser un sujeto bastante descuidado.

Empujado por mi deber cívico, caminé hacia la calle, hasta cerca de la mitad, desde donde podía ver mejor el balcón y gritarle al tal pintor que tuviera más cuidado con su trabajo, pues podía fácilmente arruinar los trajes nuevos de las damas que salieran del hotel.

No era pintor alguno que trabajara en el balcón. Tampoco era pintura la que caía tan libremente sobre los huéspedes del hotel que entraban y salían. Era algo que yo no esperaba ver tan temprano y en una mañana tan hermosa y apacible.





Canasta de cuentos mexicanos, B. Traven, 1956


_____



¿Qué habrá visto nuestro corresponsal, que le tenía tan sorprendido? Averígualo entrando en este enlace, y disfruta de esta exquisita selección de cuentos que te dejarán con más de una reflexión acerca de la idiosincrasia de nuestro país; está tan buena que yo me la devoré en menos de cuatro horas. ¡Disfrútala! A ver qué te parece, y si te late (o no) intercambiamos opiniones en los comentarios.




Now Playing: Love to love you, baby - Donna Summer


Saludos Enfermos.


2 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

la MaLquEridA dijo...

Agggghhhh pensé te había ocurrido eso, Fiuuu voy a leer.
Un abrazo

Daniel Mendez dijo...

Jajaja nada de eso Malque...aunque sería impactante y seguro obtendría muy buenas tomas. éntrale al librito, espero te guste.


Saludos Enfermos.