martes, mayo 12, 2015

Tom Brady no es una leyenda, ni los Patriots son una dinastía




Ayer salió la noticia de que Tom Brady será suspendido durante cuatro semanotas como resultado de todo ese asunto del Deflategate, en el que, para no aburrirlos y en resumen, se descubrió que parte del staff de New England desinfló ligeramente los balones que utilizaría su ofensiva durante la final de la AFC ante los Colts, volviéndolos más ligeros y fáciles de atrapar. El chistecito se descubrió cuando un defensivo equino le interceptó un pase a Tom Brady, y el resto es historia: recientemente salió a la luz que Jim McNally y John Jastremski fueron los responsables de desinflar los balones con "altas probabilidades" de que Tom Brady estuviera al tanto de eso y, por si no fuera suficiente, Jastremski recibiera como pago el balón autografiado con el que Brady lanzó 50,000 yardas en su carrera (me pregunto si lo conserva bien inflado, o también le bajó la presión).





Lo que pasó después es un mero chiste: aunque Tom Brady está suspendido para los primeros cuatro juegos de temporada regular sí podrá entrenar, además de participar en la pretemporada. Fuera de ello, los Patriots tienen una multa de 1 millón de dólares y pierden las selecciones de draft de primera ronda para 2016, y una de cuarta ronda en 2017. Pinche Goodell, es todo un badass.

El castigo es irrisorio si tomamos en cuenta, por ejemplo, que a Sean Payton lo suspendieron durante toda la temporada 2012 por implementar un sistema de recompensas a sus jugadores si lastimaban a los oponentes, saliendo raspados además varios directivos, entrenadores y jugadores. Sin embargo, no vine aquí a lloriquear, como dirían muchos Bradyliebers indignados al leer mis palabras; la santa putiza que le acomodaron los Patriots a los Colts hubiera resultado igual jugando con balones reglamentarios o con pelotas de tennis, del mismo modo en que se entiende que a Tom Brady se le aplique un castigo tan blando por ser una estrellita (paradójicamente, inflada) que le da a ganar a la liga millones de dólares.

Sin embargo, sí quiero puntualizar lo siguiente:

La realidad es que Tom Brady siempre fue un jugador promedio con los Michigan Wolverines, estando gran parte de su carrera colegial a la sombra de Brian Griese, quien al final fue un completo fracaso con los Broncos. Cuando Brady llegó a la NFL para sustituir a un Drew Bledsoe en decadencia mostró talento, eso no se puede negar; sin embargo, jamás había sido un fuera de serie, al menos hasta que los Patriots descubrieron desde hace trece años que podían ser favorecidos en repetidas ocasiones por el arbitraje y los peces gordos de la liga (cof cof Goodell! cof cof). ¿No me creen? Chequen:

¿Recuerdan el Snow Bowl, durante los playoffs de 2002?

La regla 3 de la NFL, sección 22, artículo 2, nota 2, dice: Cuando un jugador ofensivo sostiene el balón para lanzarlo, cualquier movimiento intencional de su brazo hacia adelante inicia un pase, aún si el jugador pierde la posesión del balón mientras intenta protegerlo con el cuerpo. También, si el jugador ha protegido el balón y después pierde la posesión, se trata de un balón suelto.





Esto significa, sencillamente, que la "dinastía" Patriot comenzó con un robo vil a los Raiders de Jon Gruden y Rich Gannon. Pero si creen que esto no es suficiente evidencia, veamos otro ejemplo:





Spygate de 2007, cuando cacheron a los Patriots grabando las señales de campo de los Jets para usarlas en su beneficio. Las consecuencias de eso fueron una multa, la pérdida de un pick de primera ronda, y Bill Belichick poniendo cara de "Yo no fui" ante las cámaras.

No es extraño que el mismísimo Don Shula, un head coach que sí es de leyenda, no baje de tramposo a Belichick (o Belicheat, como justificadamente se le conoce). Por eso los Patriots, por más que lo pretendan, jamás serán como los Packers, Steelers, Raiders, 49ers o Cowboys, auténticas dinastías que se sucedieron una a otra en la cima de la NFL entre los 60's y los 90's. Del mismo modo, Tom Brady, por más anillos de Superbowl que tenga, jamás estará al nivel de estos señores:




Ser leyenda no significa solamente ganar, sino hacerlo limpiamente y con honor. De nada le vale haber estado rodeado de grandes jugadores con talento a lo largo de toda su carrera, porque nunca podrá sacarse de encima la manchota de mierda que se embarró solito. Aunque siga activo, su legado, igual que el de Belichick y los Patriots, pasará a la historia como la supuesta gloria de una bola de tramposos y antiéticos carentes de honor, de los que no se puede evitar sospechar si la mitad de lo que lograron es mentira, ya que nadie sabe con certeza cuantas veces y durante cuánto tiempo han estado engañándonos a todos. Vamos, ni siquiera puedo evitar pensar que Tom Brady pidió que le sacaran un poco de relleno a Ted:





Qué vergüenza.




Now Playing: Pussy (live) - Rammstein


Saludos Enfermos.

4 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Anónimo dijo...

"More likely than not" no se traduce como "altamente probable"; es "probable" sin adjetivos (51% culpa vs 49% inocencia).

Bradshaw confesó usar esteroides en los 70s. Montana lanzaba pases a un Jerry Rice que confesó usar "stickum" en las manos. Los Broncos dobletearon el salary cap los dos años que Elway ganó el SB; fueron castigados.

¿"Limpiamente y con honor"? Buen chiste.

Daniel Mendez dijo...

Gracias por la acotación respecto a "More likely than not", aunque yo no traduje literalmente; fue una expresión que usé.

Por otra parte, ese argumento sobre Bradshaw, Rice y los Broncos lo he leído bastante desde que salió lo del castigo de Brady; la cuestión es que eso no es atenuante para lo que han hecho los Patriots desde hace mucho tiempo. Las trampas de otros no los justifican.

"Limpiamente y con honor", se refiere a como se supone que se debería competir; si bien la liga ha visto muchas irregularidades a través de la historia, tampoco podemos ignorar a quienes sí han competido y ganado sin ninguna trampa ni truco.



Saludos.

guille dijo...

a mi lo que mas me gusta de Brady es su señora.

apostaría a que no la desinfla.

Daniel Mendez dijo...

Jajajaja sí, la señora Brady es otra cosa...mmmmm cosa. Ya, basta, que estoy en la oficina jajaja.