miércoles, junio 03, 2015

8




Podría iniciar este post agradeciendo a los lectores que han mantenido con vida este blog durante los ocho años que cumple hoy y caer en el cliché (aunque sí les agradezco, jajaja) o, desde otro ángulo, incurrir en otro cliché al decir que lo más importante es escribir para uno mismo y mientras yo esté a gusto con mis textos, este blog seguirá vivo.


Lo cierto es que ambas cosas, por trilladas que sean, tienen su porcentaje de verdad. Escribo lo que me da la gana y porque quiero, y por fortuna he encontrado un grupo de lectores (pocos, pero muy valiosos) que le dan eco si no a todas, a buena parte de mis locuras.

Me gusta mucho que este blog sea mi ventana más grande hacia el mundo digital, al grado de abrirme la oportunidad para colaborar en blogs de amigos, la revista de otro compa o incluso el blog, el newsletter y diversos requerimientos literarios de la agencia para la que laboro; es curioso, ya que al inicio de ese proyecto pensé que convertir en trabajo algo que empezó siendo mi hobbie no era una buena idea porque probablemente me saturaría y terminaría volviéndose rutina una actividad que para mi significa pasión y espontaneidad; sin embargo, ¡nada de eso! Al contrario, aunque la frecuencia con que escribo aquí ha disminuido en cierto modo, todavía lo hago con muchas ganas. Creo que ya he dicho anteriormente que siempre he estado aquí por el mero placer de comunicar una idea, un sentimiento (positivo o negativo, que también se valen las catarsis) o cualquier cosa que sienta que puede dejar una huella, un breve testimonio de quién soy y qué diablos hago vagando por este mundo. Guardo siempre la satisfacción de que todo ha sido (y será) auténtico, aunque a veces dé unos pasos hacia atrás y me encuentre con algún texto que me haga avergonzarme de mi mismo, sonrojarme o pensar que quizá eso no fue lo mejor que pude haber escrito; nunca me he arrepentido o retractado de nada, y juro por mis ojos, mis dedos y mis letras, que jamás lo haré.

A través de estos ocho años dije muchas veces también que me gustaría ver crecer este proyecto. Me felicito a mi mismo por ser congruente en ello y, aunque no ha sido a la velocidad o con la intensidad que hubiera deseado, me enorgullece ver que ese crecimiento ha sido constante. Quiero seguir así y expandir los alcances de El Pensador Mexicano; el año pasado abrí la fanpage en Facebook y no va mal, poco a poco voy logrando mayor audiencia en G+ y Twitter también, y traigo entre manos algo que quiero lanzar este año y que, de hecho, era para el festejo de este octavo aniversario pero no terminó de cuajar por angas o mangas. Comienza un nuevo ciclo para trabajar sobre ello y he aprendido muchas cosas que puedo aplicar para lograrlo, pero mientras llega el momento, El Pensador Mexicano seguirá por aquí divirtiendo a unos, conmoviendo a otros y sacándole granos del culo a algunos más; ya les explicaré a qué me refiero exactamente con eso último en el próximo post. Mientras tanto, y resignado al cliché, muchas gracias a todos los que con sus comentarios, clicks y visitas motivan a este intento de escritor; ahora, sean buenos y saquen las chelas y el pastel.




Now Playing: The earth is my witness - The Gathering


Saludos Enfermos.


7 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

la MaLquEridA dijo...

Brindemos por esos ocho años. Brindemos por esas ganas de seguir. Brindemos por El Diablo.


Salú!

TeReSa dijo...

Felicidades, y más ahora que se ha optado por la síntesis de pensamientos e inmediatez de twitter y facebook.

Yo también voy a cumplir 6 años con mi blog, he reducido mucho mis posts pero espero no dejar el gusto de seguir golpeando teclas.

Saludos!!

Daniel Mendez dijo...

Malque: ¡Salud! por este aniversario de mi blog, y por todos los bloggers que, como tú, siguen dándole duro al teclado.

TeReSa: Es que soy bieeeen rollero, por eso los posts cortos no me alcanzan; qué gusto saber que tu blog ya tiene también un muy buen rato circulando, y seguro será un placer seguir leyéndote por allá.

Saludos de regreso.

Liliana dijo...

¡felicidades!


=)))


(ando de boba y llegué por el blog de La Malquerida )

Daniel Mendez dijo...

¡Gracias, Liliana! qué bueno que te das una vuelta por aquí; ojalá te guste este espacio.

Liliana dijo...

con tu permiso, por aquí andaré,

gracias,

=)))

Daniel Mendez dijo...

Bienvenida :-)