jueves, octubre 01, 2015

32


Acabo de cumplir 32 años y a estas alturas de mi vida me considero un cabrón muy afortunado; por eso me doy el lujo de venir acá y compartir 10 cosas que me hacen sentir que todas estas vueltas al sol han valido todo y me han ayudado a ser la persona que soy en este preciso instante; ¿mejor o peor que como solía ser? no lo sé, pero de que me gusta, me gusta. No las anoto en orden de importancia, sólo las dejo fluir a través de mis dedos conforme llegan, para que no pierdan su naturalidad.


1.- Aún tengo a mis papás conmigo. No necesito ahondar en todo lo que eso significa, ¿verdad?

2.- Tengo una hermana más pequeña que yo, quien acaba de casarse el sábado. Me siento muy feliz por ella y la manera en que pasó de ser una niñita fastidiosa a una mujer en toda la extensión de la palabra con quien, pese a que tenemos el mismo jodido carácter, me llevo pocamadre. Parte de esa transformación de niña a mujer de mi hermana incluye un regalito que ya cumplió un año y se llama Paulina. Cada persona que ve cómo soy cuando estoy con ella me dice que si así de buen tío soy, seguro seré un buen padre. Peeeeeeroooooo...

3.- No quiero tener hijos. Llámenme egoísta o inmaduro (me vale madre, no soy fruta para madurar), pero pese a que me llevo bien con los niños y adoro a mi sobrina, no me visualizo con uno de ellos ocupando mi vida al 100%. Me gusta viajar, consentirme, comprar pendejada y media, darme mis lujos; pero los argumentos más importantes y de mayor peso son estos: así como está el país no se me antoja traer a una persona más a sufrir aquí, y por otra parte, al no tener hijos evito que llegue un contaminador potencial más al mundo. Lo más ecofriendly en la vida es no reproducirse, y ya con eso Bono, Fher el de Maná y todos los de Greenpeace juntos me la pelan a dos manos.

4.- Cosas como la del punto anterior son difíciles de entender y también son de las que no me dan ganas de andarle explicando a todo mundo; antes de escribirlo en este post, solo lo había comentado con mis papás y mi hermana más o menos a detalle, y muy por encimita con otros miembros de la familia o con amigos. Por lo mismo, prefiero mantener una sana distancia respecto a este tipo de temas con buena parte de mi familia; así me ahorro las típicas preguntas castrosas onda "¿Y tú, para cuándo?", "¿Cuántos hijos quieres tener?", "Apúrate, te vas a morir solo" y demás cosas a las que respondo con una sonrisa y desviando el tema para no ser grosero (aunque no siempre me funciona).

5.- Mis ideales son cada vez más firmes, pero no por eso rígidos. No siempre tuve esta habilidad, pero de un tiempo para acá soy más abierto a las críticas, a intercambiar puntos de vista y enriquecerme con ideas y perspectivas distintas a las mías; nunca voy a tener la verdad absoluta, eso es un hecho, pero me hace feliz conocer a personas que me aportan algo intelectualmente.

6.- Empecé este blog hace 8 años por mero hobbie y ganas de mentarle la madre al mundo por lo podrido que está; viéndolo en retrospectiva, fue una muy buena idea porque escribir se convirtió en mi fuente principal de ingresos. Por lo mismo, tengo un trabajo que no sólo  me gusta, sino que me llena completamente. Escribir para The Smile Blog (por cierto, síganme ahí, dicen que me quedan chidos los artículos), hacer corrección de estilo y redacción en textos que no son míos, y tener un escaparate para mostrar una versión políticamente correcta de mis ideas, es algo muy satisfactorio.

7.- Otro hobbie que ahora forma parte de mi vida laboral es la fotografía; ya he dicho antes que no me considero fotógrafo profesional, pero tener la oportunidad de usar esas habilidades adquiridas a lo largo de casi 9 años para generar algo de plata me gusta mucho, porque puedo combinar algo que me apasiona con algo que debo hacer y eso le quita cualquier asomo de tedio.

8.- Mantengo viva esa curiosidad que me ha llevado siempre a buscar algo nuevo, para bien o para mal...aunque la verdad, ha sido más para bien, porque nunca me pasó nada malo por andar de cabrón metiéndome donde no debía. Como dije al principio de este post, soy un tipo muy afortunado y de verdad, a veces volteo hacia atrás y me pregunto cómo diablos es que sigo completo o vivo. En un aspecto más positivo de esa curiosidad, no me he cansado de viajar todo lo que he podido, aunque todavía me faltan un montón de lugares para visitar. Soy fan del turismo nacional, amo el montón de cosas que México tiene para ofrecer a mi cámara, pero si tuviera que elegir un lugar fuera de aquí, ese sería Liverpool. No sé si sea este año (o esta década, jajaja), pero no me puedo morir sin ir a The Cavern y a Anfield Road.

9.- Tengo a mi lado a una mujer increíble con la que llevo casi dos años de relación. No ha sido una relación color de rosa, pero hemos construido algo muy chingón entre los dos y al final siempre pesan más los momentos bonitos que los pocos desacuerdos y discusiones que hemos tenido. Es, por mucho, la relación más estable que he tenido en toda mi vida, así que vale la pena cuidarla y ver cuántos años más nos dura.

10.- Nunca he dejado de leer, ni pienso dejar de hacerlo. En el transporte público, en mi cama, en el baño, ¡donde sea! espero siempre encontrar una nueva historia que me atrape. Lo hago desde niño y creo que me voy a morir con un libro cerca de la cabecera de mi cama (si no me quedo ciego antes).


No es mi intención ser presumido ni pretencioso; al contrario, esta pequeña lista significa que estoy muy agradecido por tener a estas personas, cosas y situaciones en mi vida; puedo decir que es de los mejores cumpleaños que he tenido, ¡y la fiesta aún no termina! el lunes fui a cenar con Hilda al Comicx de Forum Buenavista, al rato toca festejo con mis amigos en el King's Pub de Plaza Loreto (invitadísimos quienes quieran caerle), y el sábado toca festejar con la familia. Puede que esto se lea muy cursi, pero es bonito saberme tan querido por las personas a quienes quiero; me hacen pensar que, después de todo, no lo he hecho tan mal hasta ahora...y que puedo ser aún mejor. Gracias a ellos es que, técnicamente, me siento más rico que un millonario.





¿O podría ser billonario?






Now Playing: You think I ain't worth a dollar, but I feel like a millionaire


Saludos Enfermos.


5 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Mara dijo...


Me encantan las personas agradecidas con la Vida por lo que tienen. Con casi todo de acuerdo escepto con el punto tres que comprendo pero no comparto. Saludos.

Daniel Mendez dijo...

Se entiende, Mara; pocas personas hasta ahora comprenden mi postura en ese sentido. Y sí, realmente estoy muy agradecido por todas estas cosas geniales en mi vida.

Anónimo dijo...

Muy bonito post pero tengo una pregunta para tí... ¿Cuando me vas a pagar la apuesta de aquél SuperBowl cuando "mis" infravalorados Ravens de Baltimore quedaron campeones?

—Naaaaah, no te creas, hahahaha.

Y ahora en otro orden de ideas, aprovecho para recomendarte unos cuantos libros que he leído para recuperarme de la depresión desde un poco antes que dejé de publicar en mi ahora inexistente blog "Zombis en Acapulco" porque falleció mi abuela y así hasta la fecha.

1.- Flavia de los Extraños Talentos, de Alan Bradley, saga de misterio juvenil muy por encima de Harry Potter y demás pelotudeces, hasta la fecha solo hay 3 de 6 volúmenes disponibles en español. La protagonista es una niña de 11 años experta en química, homicidios y preparación de venenos.

2.- El Libro Salvaje, de Juan Villoro, uno de los mejores libros de literatura infantil escrito por un mexicano, así de barbas... Trata sobre las vacaciones de un niño llamado Juan que por azares del destino, pasa sus vacaciones en casa de su abuelo, un anciano que hace ruidos al comer y que le teme a los osos de peluche, un libro que sencillamente no te puedes perder.

3.- La Civilización del Espectáculo, de Mario Vargas Llosa, el título lo dice todo, yo dejé de leer a este tipo desde que me enteré que es aficonado a los toros, encontré este libro por casualidad y neta "conociéndote", te va a encantar.

4.- Indila, Mini World, no es un libro, es un disco con canciones en francés, lo descubrí por mero accidente, ideal para disfrutarlo una tarde lluviosa o para el precopeo de viernes por la noche.


Saludos Enfermos

Gerardo Grouch

Anónimo dijo...

Ah! por cierto, ¡Felices 32!

Gerardo Grouch

Daniel Mendez dijo...

¡Qué milagro! pues tú que te desapareces, ¿tienes Facebook o algo para contactarte y armar esas chelas? claro que me acuerdo de ese Superbowl, estuvo buenísimo.

Es una pena lo de tu abuela, sé lo que se siente eso...y también lamento que hayas dejado de escribir; Zombies de Acapulco era un blog buenísimo que procuraba no perderme. Se ven chingonas las recomendaciones, me voy a echar un clavado a ver si las encuentro.

Gracias por la felicitación :-) y ya no te pierdas.