miércoles, octubre 28, 2015

Mega Procesión de las Catrinas 2015 @Paseo de la Reforma


El domingo, Hilda y yo fuimos a la Mega Procesión de las Catrinas 2015 que empezaría su recorrido en el Ángel de la Independencia para terminar en la explanada del Palacio de Bellas Artes. Ella estaba emocionada por la idea de disfrazarse de Catrina (entre las mil monadas que hace está el ser buena maquillista), así que llegamos primero a Bellas Artes para guardar el coche en el estacionamiento y que ella pudiera maquillarse con calma, y en cuanto estuvo lista nos movimos al Ángel de la Independencia. Fue mejor idea que ella se maquillara solita y llegara con el outfit completo a donde comenzaría el evento: un largo vestido negro con vivos morados, sombrero del mismo color adornado con flores y flats negros, sencillos pero a juego con el vestido. Cuando nos acercamos al Ángel de la Independencia había un montón de gente en pleno maquillaje con los organizadores del evento previo pago de 100 pesitos, así que mientras todo mundo se preparaba para la procesión nosotros aprovechamos para divertirnos.

Hilda estaba muy solicitada para las fotos; su disfraz atraía a mucha gente y puedo decir que era de los mejores en toda la procesión. Por mi parte, mataba el tiempo fotografiándola a ella y a todo el que tuviera un disfraz o maquillaje que llamara mi atención. Para muestra, unos cuantos botones:




A las 6:30 aproximadamente comenzó por fin la procesión, sólo que con un pequeño detalle: el sol estaba casi completamente oculto por el cambio de horario y del alumbrado público, literalmente, ni sus luces; seguramente a los encargados de eso se les olvidó reprogramar el encendido de luminarias y nos dejaron a oscuras por un buen rato, que aproveché para descansar de las fotos y mentarle su madre silenciosamente a Mancera. De cualquier modo ya había gente moviéndose hacia Bellas Artes, así que decidimos seguirlos y, por suerte, al cruzar Insurgentes encontramos luz.




En una ciudad caótica como ésta, es poco común que un transeúnte pueda caminar a sus anchas y en total tranquilidad sobre una vía que, de ordinario, siempre está hasta la madre de coches, ruido y stress; por eso el evento tuvo un encanto especial y me hizo sentir tan libre dentro de esta jaula de concreto y acero llamada Ciudad de México. La buena onda se mezclaba con el aire fresco de la noche y nos contagiaba; personas de todas las edades convivíamos en un ambiente sano, familiar y bonito. Personalmente, disfruté mucho ver a Hilda tan contenta porque muchos se acercaban para la foto con ella, la vi bromear y reír con extraños (cosa poco común, tomando en cuenta que usualmente es introvertida), pedir a otras Catrinas y Catrines que se fotografiaran juntos, sonreír, disfrutar su mortuorio anonimato y hasta asustar sin querer a algunos niños. Me encantó la buena disposición de la gente a la hora de pedirles una foto, que siempre respondieran con un "Sí, ¡claro!" y dejarme robar con mi cámara un poco de su alegría en la forma de su sonrisa.


El resto de la galería, aquí.


Poco importa, al final, el mame de cada año en que los anti-Halloween vociferan que se deben rescatar nuestras tradiciones y preferirlas forzosamente sobre una fiesta extranjera, como si no tuviéramos muchas de esas en nuestro calendario. Hay cosas que no se logran tratando de imponer un punto de vista, sino entrando en acción, disfrutando lo que se hace e imprimiéndole toda la alegría de la que seamos capaces. Es por eso que el Día de Muertos nada tiene que competirle al Halloween, ni se ve amenazado, ni mucho menos; paradójicamente, está más vivo que nunca.






Saludos Enfermos.


sábado, octubre 24, 2015

Original/Cover 053: Jessica Lange


Hace mucho que no publicaba nada en esta sección, una de mis consentidas, y se me antoja darle un pequeño revire; usualmente trata sobre una sola canción y sus covers, pero ya que estamos en octubre, mes terrorífico por excelencia y en el que ya se estrenó nueva temporada de American Horror Story, hoy no tendremos una ni dos, ni tres rolas: cuatro joyitas (bueno, tres...ya les explicaré) con un solo cover cada una.

Algo que me ha llamado mucho la atención de American Horror Story es el excelente tino que han tenido Brad Falchuk y Ryan Murphy para musicalizar la serie no solo poniendo entrañables y clásicas rolas de fondo (como en el primer capítulo de Hotel, donde disfruté mucho con Tear you apart, Bela Lugosi's dead u Hotel California), sino también mostrando el talento, además de histriónico, musical de algunos de sus protagonistas. Una de ellos es Jessica Lange, actriz a quien confieso no haber notado hasta su aparición en AHS; igual la había visto antes en alguna película, pero la verdad es que nunca le puse suficiente atención.




Verla hacer de villana en cada temporada ha sido genial porque no es la típica bruja mala del cuento que se pasa de verga con todos y al final se sale con la suya. No, lo suyo va mucho más allá; sí es gandalla, cruel, sanguinaria en ciertos momentos, pero también sufre lo suyo, llora, el pasado le cobra factura a cada rato y le obliga a mostrar al televidente el lado humano de personajes como Constance Langdon, quien se condenó al haber matado a su marido infiel; la hermana Jude Martin, quien terminó muriendo con el mismo hierro con que mató; Fiona Goode, quien ardió en la hoguera de su propio y personal infierno por la eternidad, o Elsa Mars, un alma que, de tanta tortura (dada y recibida), se deformó igual o más que aquellos de quienes abusó.

Es precisamente Elsa Mars la que me ocupa hoy en Original/Cover. Jessica Lange no es la voz que el mundo esperaba, pero al escucharla no puedo evitar asociar el sentimiento con que canta a la empatía que generan sus personajes. Escuchen de qué hablo:


Heroes - David Bowie

Si la rola del señor Bowie ya era lo suficientemente emotiva, asociarla al capítulo final de la cuarta temporada y a la muerte —prácticamente suicidio— de Elsa simplemente no tuvo madre. Además, tiene puntos extra por el guiño al video original del inglés.








Life on Mars? - David Bowie

Algo tiene su entonación inicial acompañada del piano que me eriza la piel. El crescendo de su voz en la tercera estrofa es apenas perceptible, pero si te deja una sensación de desgarro y ganas de llorar, estamos en la misma sintonía.








Gods and monsters - Lana del Rey

Una hipster con voz de hueva (aunque la letra está bastante buena) reinterpretada por un señorón. ¿Tengo que agregar algo más?








The name game - Shirley Ellis

Esta ya no es de Freak show, sino de Asylum. Creo que aquí es donde mejor voz se le escucha a Jessica Lange, además de que me encanta porque se convierte en una especie de oasis alegre y colorido en medio de la especialmente lóbrega atmósfera que envuelve a la segunda temporada (mi favorita entre todas, en buena medida debido a ella).








Por ahí hay alguno que otro cover más de Mrs. Lange en AHS, pero estos son los que me han gustado hasta ahora. ¿Qué opinan ustedes? ¿Les agradan, le hacen justicia a los originales, o todo lo contrario? Recuerden que todos los comentarios son bienvenidos, así como las sugerencias de rolas. Sé que cada vez que hago un artículo sobre covers digo lo mismo, pero vamos...poco a poco irán saliendo las rolas que amablemente me han pedido. Sean pacientes, y yo prometo por enésima vez no dejar pasar tanto tiempo entre un Original/Cover y otro.




Now Playing: Alejandro - Lady Gaga


Saludos Enfermos.


viernes, octubre 16, 2015

Debutando en El BoVocero


¿Recuerdan que hace un par de semanas compartí el artículo que hice para poder entrar a El Deforma?

Bueno, pues resulta que ese post lo encontró la gente de El Bovocero, un portal del mismo estilo que El Deforma pero más joven y con bastante menos difusión; el miércoles me propusieron unirme a su equipo y como siempre me ha gustado apostar por proyectos relativamente nuevos, acepté. Se supone que empezaría a colaborar hasta la próxima semana, pero ayer me inspiré mientras iba camino a la oficina y ni tardo ni perezoso, les mandé mi primera colaboración, que pueden leer en este enlace.





Si les late, ¡denle like a la fanpage de El Bovocero! No sé cuántos colaboradores somos, pero yo escribiré una o dos veces por semana ahí; igual si tienen alguna idea sobre la que les gustaría leer una parodia, dejen un comment aquí y haré lo mejor que pueda.




Now Playing: Aquarius / Let the sunshine in - Javier y Baby Bátiz


Saludos Enfermos.


martes, octubre 06, 2015

El tiempo nunca había sido tan valioso para mi


Hace unos días compré un reloj para combinarlo con el outfit que usaría para la boda civil de mi hermana y lo presumí con la familia. Mi papá hizo el comentario de que él tenía un reloj que se vería bien con mi ropa y que no me lo había dado porque tenía años sin verme usar uno; creo que el último que tuve fue un Swatch negro muy bonito de los años en que estudiaba la prepa, el cual dejé en un cajón cuando la correa se rompió por el uso normal y que, según yo, iba a reparar en corto para volver a utilizarlo. Luego llegó la era de los smartphones y se quedó arrumbado en el olvido, al grado de que hace rato lo busqué para tomarle una foto y ponerla en el post, pero nomás no lo encontré.

Le dije a mi papá que, efectivamente, yo no uso reloj y que sólo lo compré para hacerle a la mamada y completar el look. Cambiamos luego de tema y se fue por un par de minutos, para regresar con esto en la mano:




Me lo tendió al tiempo que decía: "Mira, es bonito y elegante, creo que se te vería bien con saco y camisa". Lo tomé y observé por unos minutos, pensando "Sí, de hecho es muy bonito" para después devolvérselo; dijo que me lo regalaba, y mi primera reacción fue no aceptarlo.

—¿Cómo crees? —le dije mientras se lo devolvía—, es tuyo, tú tienes que lucirlo.

—¿No lo quieres? respondió.

—Es que es tuyo, papá; creo que se te verá genial a ti.

—Bueno, tengo este, y unas plumas que quiero darle a Gustavo (mi cuñado)...

Ahí fue cuando entendí que la estaba cagando sabrosísimo.

No soy alguien que sepa recibir muy bien los regalos; no porque no me gusten o me haga el mártir y no crea merecerlos, sino porque soy medio pendejo y bastante tímido para eso, más tratándose de algo que es de mi papá y tan personal como un reloj. Realmente estaba pensando en ese momento que era suyo y nadie más debería usarlo, pero en cuanto mencionó lo de darle el juego de bolígrafos a Tavo entendí que él quería darme algo suyo a mi, algo más, aparte de todo lo intangible que ha aportado a mi formación como persona y como hombre durante todos estos años.

Me sentí feliz de que quisiera darle a Tavo un regalo; es el esposo de su hija, un buen hombre paciente, dedicado y amoroso que, además, es un padre excepcional para mi sobrina. Me gusta mucho que mi papá no sólo lo acepte, sino que lo considere al grado de querer darle algo suyo a él también. Por eso me tragué mi sonrojo y timidez al acercarme de nuevo a él y decirle:

—Oye, ¿de verdad quieres que lo use?

—Sí -respondió, se te verá muy bien.

—Gracias le dije, tomando el reloj. Me quedé un par de minutos por ahí y luego subí a mi estudio para ponerlo junto con el que yo había comprado.

La emoción me hacía un nudo en la garganta, y de no haber sido por el cardíaco final del Broncos vs Chiefs de ese Monday Night que distrajo mi mente hacia otros temas menos emotivos, me hubiera soltado llorando como Magdalena.

Vestí el Carlo Corinto en el cumpleaños de mi sobrina ese fin de semana porque no quise aguantarme las ganas de que él me viera usándolo en un evento importante; para la boda civil usé el que compré, y planeo repetir con el primero para la boda religiosa porque creo que irá mejor con lo que me pondré ese día. Eso sí, ya se convirtió en uno de mis tesoros más importantes; lo guardo con mucho cariño, no quiero ni sacarlo a la calle para que nada le pase porque quiero tener para siempre conmigo algo que perteneció a mi papá y que él me regaló en vida. Creo que estoy retomando con mucho gusto el hábito de usar reloj.




Now Playing: No voices in the sky - Motörhead


Saludos Enfermos.


jueves, octubre 01, 2015

32


Acabo de cumplir 32 años y a estas alturas de mi vida me considero un cabrón muy afortunado; por eso me doy el lujo de venir acá y compartir 10 cosas que me hacen sentir que todas estas vueltas al sol han valido todo y me han ayudado a ser la persona que soy en este preciso instante; ¿mejor o peor que como solía ser? no lo sé, pero de que me gusta, me gusta. No las anoto en orden de importancia, sólo las dejo fluir a través de mis dedos conforme llegan, para que no pierdan su naturalidad.


1.- Aún tengo a mis papás conmigo. No necesito ahondar en todo lo que eso significa, ¿verdad?

2.- Tengo una hermana más pequeña que yo, quien acaba de casarse el sábado. Me siento muy feliz por ella y la manera en que pasó de ser una niñita fastidiosa a una mujer en toda la extensión de la palabra con quien, pese a que tenemos el mismo jodido carácter, me llevo pocamadre. Parte de esa transformación de niña a mujer de mi hermana incluye un regalito que ya cumplió un año y se llama Paulina. Cada persona que ve cómo soy cuando estoy con ella me dice que si así de buen tío soy, seguro seré un buen padre. Peeeeeeroooooo...

3.- No quiero tener hijos. Llámenme egoísta o inmaduro (me vale madre, no soy fruta para madurar), pero pese a que me llevo bien con los niños y adoro a mi sobrina, no me visualizo con uno de ellos ocupando mi vida al 100%. Me gusta viajar, consentirme, comprar pendejada y media, darme mis lujos; pero los argumentos más importantes y de mayor peso son estos: así como está el país no se me antoja traer a una persona más a sufrir aquí, y por otra parte, al no tener hijos evito que llegue un contaminador potencial más al mundo. Lo más ecofriendly en la vida es no reproducirse, y ya con eso Bono, Fher el de Maná y todos los de Greenpeace juntos me la pelan a dos manos.

4.- Cosas como la del punto anterior son difíciles de entender y también son de las que no me dan ganas de andarle explicando a todo mundo; antes de escribirlo en este post, solo lo había comentado con mis papás y mi hermana más o menos a detalle, y muy por encimita con otros miembros de la familia o con amigos. Por lo mismo, prefiero mantener una sana distancia respecto a este tipo de temas con buena parte de mi familia; así me ahorro las típicas preguntas castrosas onda "¿Y tú, para cuándo?", "¿Cuántos hijos quieres tener?", "Apúrate, te vas a morir solo" y demás cosas a las que respondo con una sonrisa y desviando el tema para no ser grosero (aunque no siempre me funciona).

5.- Mis ideales son cada vez más firmes, pero no por eso rígidos. No siempre tuve esta habilidad, pero de un tiempo para acá soy más abierto a las críticas, a intercambiar puntos de vista y enriquecerme con ideas y perspectivas distintas a las mías; nunca voy a tener la verdad absoluta, eso es un hecho, pero me hace feliz conocer a personas que me aportan algo intelectualmente.

6.- Empecé este blog hace 8 años por mero hobbie y ganas de mentarle la madre al mundo por lo podrido que está; viéndolo en retrospectiva, fue una muy buena idea porque escribir se convirtió en mi fuente principal de ingresos. Por lo mismo, tengo un trabajo que no sólo  me gusta, sino que me llena completamente. Escribir para The Smile Blog (por cierto, síganme ahí, dicen que me quedan chidos los artículos), hacer corrección de estilo y redacción en textos que no son míos, y tener un escaparate para mostrar una versión políticamente correcta de mis ideas, es algo muy satisfactorio.

7.- Otro hobbie que ahora forma parte de mi vida laboral es la fotografía; ya he dicho antes que no me considero fotógrafo profesional, pero tener la oportunidad de usar esas habilidades adquiridas a lo largo de casi 9 años para generar algo de plata me gusta mucho, porque puedo combinar algo que me apasiona con algo que debo hacer y eso le quita cualquier asomo de tedio.

8.- Mantengo viva esa curiosidad que me ha llevado siempre a buscar algo nuevo, para bien o para mal...aunque la verdad, ha sido más para bien, porque nunca me pasó nada malo por andar de cabrón metiéndome donde no debía. Como dije al principio de este post, soy un tipo muy afortunado y de verdad, a veces volteo hacia atrás y me pregunto cómo diablos es que sigo completo o vivo. En un aspecto más positivo de esa curiosidad, no me he cansado de viajar todo lo que he podido, aunque todavía me faltan un montón de lugares para visitar. Soy fan del turismo nacional, amo el montón de cosas que México tiene para ofrecer a mi cámara, pero si tuviera que elegir un lugar fuera de aquí, ese sería Liverpool. No sé si sea este año (o esta década, jajaja), pero no me puedo morir sin ir a The Cavern y a Anfield Road.

9.- Tengo a mi lado a una mujer increíble con la que llevo casi dos años de relación. No ha sido una relación color de rosa, pero hemos construido algo muy chingón entre los dos y al final siempre pesan más los momentos bonitos que los pocos desacuerdos y discusiones que hemos tenido. Es, por mucho, la relación más estable que he tenido en toda mi vida, así que vale la pena cuidarla y ver cuántos años más nos dura.

10.- Nunca he dejado de leer, ni pienso dejar de hacerlo. En el transporte público, en mi cama, en el baño, ¡donde sea! espero siempre encontrar una nueva historia que me atrape. Lo hago desde niño y creo que me voy a morir con un libro cerca de la cabecera de mi cama (si no me quedo ciego antes).


No es mi intención ser presumido ni pretencioso; al contrario, esta pequeña lista significa que estoy muy agradecido por tener a estas personas, cosas y situaciones en mi vida; puedo decir que es de los mejores cumpleaños que he tenido, ¡y la fiesta aún no termina! el lunes fui a cenar con Hilda al Comicx de Forum Buenavista, al rato toca festejo con mis amigos en el King's Pub de Plaza Loreto (invitadísimos quienes quieran caerle), y el sábado toca festejar con la familia. Puede que esto se lea muy cursi, pero es bonito saberme tan querido por las personas a quienes quiero; me hacen pensar que, después de todo, no lo he hecho tan mal hasta ahora...y que puedo ser aún mejor. Gracias a ellos es que, técnicamente, me siento más rico que un millonario.





¿O podría ser billonario?






Now Playing: You think I ain't worth a dollar, but I feel like a millionaire


Saludos Enfermos.