lunes, enero 11, 2016

Target 2016




Ya dimos una nueva vuelta al sol y, como cada año, los deseos, anhelos y propósitos no se hacen esperar. Hay quien los cumple al pie de la letra (me atrevo a asegurar que son los menos), hay quien de plano los olvida a los tres días de haberlos formulado, y también quienes le chingamos todo el año para alcanzar apenas un número decente de metas cumplidas, sentirnos bien por ello y continuar compitiendo contra nosotros mismos.

Ese último caso es el mío; durante los últimos años he tenido un crecimiento no tan explosivo como quisiera, pero que va dando de sí y me hace pensar que voy por buen camino. Algunas de mis metas del 2015 se quedaron en intento apenas y otras me significaron el 60% de efectividad con que superé lo hecho en 2014, así que espero mantener la tendencia y cumplir con la mayoría de estas:


1.- Despegar definitivamente como Community Manager. Tengo casi año y medio de experiencia en ese puesto; además de eso el año pasado comencé como freelance y aunque ya logré algo importante que se concretará en febrero (ya les platicaré a detalle llegado el momento) todavía tengo mucho por aprender. Quiero hacer algo grande ahí, continuar el crecimiento del blog —que ha sido lento, pero constante— y seguir posicionándome sin perder la esencia de mis ideas, como hace poco me dijo un buen amigo al hacerme notar que trabajar en algo que empecé como hobbie me ha vuelto un tanto comercial.

2.- Retomar la lectura. Entre la brutal carga de trabajo que tuve durante el último trimestre de 2015 y la depresión por mi intento fallido de cirugía laser a medio año, corté el ritmo de lectura tan chingón que traía. Una vez superado el trauma por tener que usar lentes de armazón, no hay motivo para no levantar esos números.

3.- Mantener mi buen status crediticio. El año pasado me hice de mi primera tarjeta de crédito y la cosa no ha salido tan mal como pensaba; si bien —lógicamente— ahorita tengo más deudas que el año pasado, me he ido haciendo de mis cosas y planeo obtener otra extensión de crédito producto de la limpieza en mi historial para seguir satisfaciendo mis necesidades consumistas, que este año cubrí el 42.86% de mis antojos y quiero más. Digo, si me voy a matar trabajando, por lo menos merezco darme mis gustitos.

4.- Ahorrar. ¿Quién dice que no se puede generar un ahorro al mismo tiempo que se manejan tarjetas de crédito? Además, tengo un par de motivaciones muy importantes que me harán optimizar cada centavo durante este año, máxime porque ya pasaron los gastos fuertes de diciembre-enero y en lo sucesivo sólo debo preocuparme por liquidar mis deudas, ser selectivo con las nuevas que adquiera y cubrir gastos de los cumpleaños y fechas importantes de rigor en mi calendario.

5.- Ejercicio. Aquí sí me pasé de pendejo; iba bien hasta agosto que me fui de vacaciones, regresé, encontré una cantidad obscena de trabajo que no me permitió dormir más de cinco horas diarias y además me di cuenta de que el stress me hace comer y pistear de más, lo que se refleja en que ya volví al límite en que mi estatura apenas me ayuda a disimular los kilos extra. Ya pasaron las primeras dos semanas de enero y, si quiero lucir ese traje slim fit al que tantas ganas le traigo en la boda de mi hermana, debo entrarle al trabajo físico ya.

6.- Operarme de la vista. El año pasado todo salió de la mierda con Omnilaser, pero ahora estoy en tratamiento con un oftalmólogo muchísimo más eficiente (y sobre todo, ético). Quiero ver bien por fin y volver a ser guapo sin esta chingada vitrina pegada a mi cara.

7.- Pulir esos pasos de baile. Ya no me quedo sentado a la hora de bailar en una fiesta, pero tampoco está muy chido que digamos bailar casi todo igual. Como quiera, tengo un par de meses para aprender por lo menos a salsear antes de la boda de mi hermana.

8.- Aprender a manejar. Hilda me dio una clase el año pasado (jajaja) y no lo hice mal, espero las siguientes.

9.- Aprender a cocinar. Ahora sí, me pondré una meta más real y prepararé algo rico una vez al mes.

10.- Más disciplina. En 2015 superé por mucho mi porcentaje de tareas cumplidas con un 83.89%, pero quiero más. Esta meta es clave para motivarme a cumplir todas las demás.


Bonus:

Iba a decir "Ser mejor persona", pero eso sonaría a que me quiero amoldar a lo que la gran mayoría considera "bueno y decente", y para nada es mi intención. Lo dejaré en que hay muchos aspectos en mi forma de ser que pueden pulirse para hacerme feliz a mi mismo, tener aún más congruencia entre mis palabras y mis acciones y traerme más satisfacciones personales de esas que no se pueden valorar dentro de una lista de metas. Veamos qué tal va la cosa, el año es joven y hay mucho por hacer.

¿Qué metas tienen ustedes? ¿Hay algo especial que quieran lograr este 2016?




Now Watching: Alabama vs Clemson (CFP National Championship)


Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: