lunes, marzo 28, 2016

Mexico City Series Festival: una probadita de la MLB en casa, y mi reencuentro con el baseball


El sábado paseábamos Hilda y yo por el Centro Histórico buscando algo que hacer después de descartar el plan de tomar los recorridos del Turibús que, por ser vacaciones, tenía una fila de espera para abordar de por lo menos un par de horas.

Caminamos hacia el zócalo y  lo encontramos tapizado con actividades beisboleras: zonas de pitcheo y bateo, stands con mercancía de equipos de la Liga Mexicana y hasta un pequeño diamante. Como a mi siempre me dio hueva el beis (en parte porque le entiendo muy poco y en parte por el leeeeennnntoooo desarrollo del juego) quise que pasáramos de largo mientras pensaba cómo podíamos sacarle provecho a la tarde a eso de las cuatro, pero Hilda me dijo:

—¿Por qué no entramos a ver?
—¿La cosa del baseball? Bueno, si quieres —respondí, no muy convencido.

Comenzamos a recorrer el lugar y mientras veíamos los logos de diferentes equipos le pregunté:

—¿A quién le vas?
—A los Yankees
—¿Neta? Eso es como irle a los Cowboys, a los Lakers o al América.

Minutos después me explicaría que apoya a los Yankees porque alguna vez vio el ambiente y la camaradería en la banca del equipo durante un juego y se enamoró de eso. Ahí fue cuando me di cuenta de lo egoísta que estaba siendo; ni siquiera sabía que a mi novia le gusta el baseball, me burlé del equipo al que le va y todavía lo pensé para entrar a un evento que le interesaba. Podría decir en mi descargo que ella nunca me había demostrado interés por algún deporte hasta esta última temporada de la NFL en que le empezó a poner atención, pero al ver cuánto le gusta el llamado Rey de los deportes cambié de mood instantaneamente; por eso, cuando pasamos por el diamante, fui yo quien le pidió que nos quedáramos a ver lo que parecía ser un partido infantil a punto de comenzar.




Mientras esperábamos en las gradas, ella seguía platicándome cosas que le gustan del baseball mientras yo escuchaba muy atento, maravillado por ese lado de mi novia que no conocía. En eso estábamos cuando aparecieron en el campo tres viejos conocidos a quienes hasta los que no somos beisboleros podemos reconocer: Esteban Loaiza, "El Rocket" Valdés y Vinicio Castilla se pararon ahí, con todos esos niños, e iban ni más ni menos que a darles una pequeña cátedra para mejorar su juego.

Loaiza y Valdés eran a quienes teníamos más cerca junto al grupo de jóvenes pitchers; más allá se veía a Vinny Castilla enseñando a los chicos a dominar el bat. Dice Hilda (y yo le creo, que ella es la experta y yo el novato) que Rocket y Vinny son super buen pedo mientras Loaiza es una diva más preocupada por aparecer en titulares que por otra cosa. A lo mejor es cierto, porque mientras este último estuvo serio con su jetota todo ese rato, a Castilla se le veía la sonrisa desde lejos y Valdés se paraba junto a sus chicos, les enseñaba la mecánica de lanzamiento, los motivaba y se divertía con ellos. Incluso a la hora de los autógrafos, el hombre no se cansó de firmar pelotas y lanzarlas a las gradas (hubiera deseado atrapar una para Hilda, Valdés es su favorito) ni de autografiar jerseys, bats o tomarse fotos con los chamacos que, siempre sonrientes, se acercaban a la grada para que los papás guardaran sus tesoros recién adquiridos.




—Estoy muy contento, ¡nunca creí estar en un lugar tan grande! —dijo uno de los niños tras recibir su diploma de participación, visiblemente emocionado. Quienes estuvimos presentes por casualidad tampoco creímos que pudiera haber leyendas mexicanas del baseball de la talla de esos tres, Hilda no creyó que pudiera estar tan cerca de su ídolo "El Rocket", y yo no creí ser capaz de darle una nueva oportunidad a ese deporte. Motivos tengo: es algo que mi novia disfruta, a mi me hizo muy feliz verla así de contenta, y fue un placer estar de metiche en ese ambiente que une de tan bella manera a los niños con sus papás. ¿Quién sabe? A lo mejor la próxima vez que venga al blog a hablar del tema lo haga después de un juego de los Diablos, o tras disfrutar una Serie Mundial.


Más fotos, aquí.




Now Watching: The Walking Dead


Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: