sábado, marzo 12, 2016

Thank you, Peyton!




Este lunes, después de un mes de estira y afloja, de angustiosa espera para los directivos de Broncos y sobre todo para los fans, Peyton Manning anunció su retiro de la NFL tras 18 años de actividad en una emotiva rueda de prensa.

La vi en streaming mientras estaba en la oficina; los últimos minutos antes del medio día fueron tensos e impacientes, pero después de un ligero atraso y de las breves palabras de John Elway y Gary Kubiak, por fin estaba Peyton ahí, sereno, conteniendo la emoción. Fue casi una hora de palabras de agradecimiento, algún chiste para deshacer el nudo en su garganta y un torrente de gratos recuerdos que llevaron al inevitable y sublime momento de decir adiós y su último "Omaha".

Más allá de todos los Top10 referentes al ídolo de mi adolescencia que vi en estos días (se aprecia mucho la intención, pero...¿quién podría resumir el legado de Peyton Manning en "Los 10 momentos más importantes de su carrera", por ejemplo?), me quedo con todas esas cosas que están un poco al margen de sus dos Superbowls ganados, las estadísticas que aderezan su ilustre carrera y los records que parecen inalcanzables para cualquiera en este preciso momento. Por eso hice mi propio top, un Top18 (bonito número, ¿no creen?) de cosas que realmente extrañaré de él dentro y fuera del emparrillado.


La rivalidad con Tom Brady y el que se anunciaba como posible último enfrentamiento desde el inicio de la temporada 2015






Una confrontación dominada ampliamente por el 12 de los Pats, hasta que una victoria equina ni más ni menos que en una final de conferencia marcó el parteaguas en la carrera del mítico 18






Y de la que el último round fue para Peyton Manning, quien siempre tuvo respeto para el rival y mucha clase para incluso agradecerle por todo






Este es el chico que, hace algunos años, se convertiría en el rostro del football desde antes de llegar a la NFL






El que siempre disfrutó el lado divertido de pertenecer a la dinastía más importante de la NFL






Incluida su carrera cinematográfica






El director de orquesta que creó su propio lenguaje






Y colocó a "Omaha!" en el mapa de la NFL con solo mencionarla






El líder que, pese a que en ocasiones explotaba, sabía disculparse






Además de mantener la unión, la camaradería y el buen ambiente con sus compañeros






E incluso con jugadores de otros equipos (y me hace mucha gracia que se la aplicara a alguien de los Pats)






El nombrado Deportista del año por Sports Illustrated en 2013






Al final...¿qué mejor reconocimiento que el de tu propia familia?






Después del Superbowl 50 era casi un hecho que Peyton se iría, aunque él mismo no soltara prenda para no robarse las cámaras






Y al final...


Al momento de cerrar estas líneas me doy cuenta de que es la tercera vez en poco más de un mes que se me humedecen los ojos por culpa de este señor. Todas las palabras que tenía para él (y que dudo lea alguna vez, a menos que alguien se las tradujera o leyera directo del español al inglés) me las acabé en este otro artículo; así las cosas, espero saber pronto de él, ya sea como Hall of famer —que estoy seguro de que entrará al recinto de Canton en su primer año de elegibilidad—, como analista para alguna cadena televisiva o como parte del staff de coacheo o en un puesto directivo de algún equipo, ojalá Colts o Broncos. Lo único que me queda por hacer es agradecer a Peyton por ser quien es, por todo lo que significa para millones de fans como yo, por emocionarme, por decepcionarme a veces —aunque todo le perdoné al poco rato de la derrota—, por las enseñanzas a través de su paso por una liga que creció aún más gracias a él, por hacer que mis tardes de football y cerveza tuvieran un ingrediente muy especial.








Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: