martes, noviembre 29, 2016

¡Que nadie decida por ti! enamórate del Circo de los Horrores


La semana pasada, el mexicano promedio se superó a sí mismo y demostró lo preparado que no está para cosas más grandes que aquellas a las que está acostumbrado. Lo hizo no una, sino dos ocasiones en el mismo lapso. Carajo...

La primera fue el lunes. Como aficionado que soy a la NFL, me jodió bastante el comportamiento de varios asistentes al Monday Night Football en el Estadio Azteca que enfrentó a los Oakland Raiders y los Houston Texans. Sin embargo, ya se habló mucho sobre eso y además, John Sutcliffe, de ESPN, confirmó que no hay nada que temer porque tendremos NFL en México para rato, así que no me extenderé en detalles.

La segunda: seguro han escuchado sobre el Circo de los Horrores. Se trata de un increíble espectáculo de manufactura española, aunque también cuenta entre sus filas con talento mexicano y ruso (mas otras posibles nacionalidades que no alcancé a identificar). Su director, Suso Silva, es un chingón del mundo circense que ha sido galardonado con el Premio Nacional de Circo en 2003, otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ibérico.




Comento esto para que todos dimensionemos de qué calibre es la cagada que hizo este país al dejarse llevar por las palabras de un personaje que, además de representar a una institución que ha manejado durante siglos un perfil pasivo/agresivo para chantajear a sus seguidores a través de un falso libre albedrío y amenazas de condenas eternas entre las llamas del infierno, muestra un nulo respeto por manifestaciones culturales completamente ajenas a su cerrazón mental.



El señor Juan José Martínez Segovia, a.k.a. Padre Juanjo, (quien, por cierto, cuenta con un espacio en Televisa Monterrey) es el clásico cobarde que primero arroja la piedra y luego esconde la mano, además de no tener el menor reparo en perjudicar no solo el trabajo y la reputación de una compañía teatral, sino una fuente de empleo para 120 personas, entre mexicanos y españoles. Después de declarar que el Circo de los Horrores "solo perturba la mente del ser humano, y que la iglesia católica recomienda a sus fieles no ir a este tipo de espectáculos porque les va a quitar la paz" (ver aquí), se atrevió a pedir respeto hacia las barrabasadas que dijo y lloriquear porque le insultaron, además de argumentar que al Circo de los Horrores se le retiraron los permisos "por otras causas" y no por su culpa (ver aquí).



De acuerdo con lo dicho en rueda de prensa (que pueden ver aquí), todo el papeleo está en regla, así como los permisos y aspectos legales necesarios para presentar su show, lo que me da a pensar que no solo la afirmación del religioso es falsa (eso es pecado, si no me falla la memoria), sino que tras la revocación al Circo de los Horrores de los permisos para trabajar puede haber otra clase de intereses; de otro modo, ¿por qué el gobierno regiomontano estaría tan empecinado en impedir sus presentaciones?

Existe el rumor de que en Monterrey existe un espectáculo de corte parecido al presentado por Suso Silva y compañía, y que además, éste pertenece a un político importante de la ciudad; eso podría explicar por qué la censura y presión ejercidas por la iglesia católica tuvieron, por esta vez, un efecto distinto al obtenido, por ejemplo, cuando se estrenó la película El crimen del padre Amaro: apenas los mandamases de la iglesia pegaron el grito en el cielo por el uso que se dio a la imagen de la virgen de Guadalupe, todo mundo se volcó a las salas de cines para ver de qué se trataba. ¿Por qué no sucedió así en este caso (que dicho sea de paso, el teatro no atrapa demasiado la atención del mexicano promedio)? La pregunta queda en el aire.

Independientemente de qué tan ciertas sean estas suposiciones, lo más grave del asunto es la manera en que millones de personas permiten ser manipuladas por dos elementos tan peligrosos como (aparentemente) en decadencia: Televisa y el dogma católico. En un país cada vez menos apegado a las religiones y en el que Televisa pierde poder gradualmente pese a patadas de ahogado como la "renovación de sus contenidos" y el desesperado lanzamiento de Blim para hacer frente a monstruos como Netflix, me alarma el alcance y poder que aún ostentan, lo fácil que un payasito de la tele con sotana como Juan José Martínez Segovia (que ni siquiera es un tipo relevante entre los de su clase) puede jalar los hilos y convencer a una horda de borregos sin criterio propio de que su punto de vista es una verdad absoluta.

Da pena, tristeza y rabia ver cómo el mexicano promedio se comporta como si siguiéramos enterrados en la ignorancia de siglos pasados, cómo juzga y condena una manifestación artística sin siquiera permitirse conocerla. De verdad, solo les faltó hacer algo más o menos así:





Por desgracia, esta vez no hay Homero ni jingle ingenioso que haga desistir a los retrógradas de sus arcaicas ideas; lo que sí hay es un espíritu combativo y desafiante en la gente del Circo de los Horrores; por eso pusieron a la venta más de 30,000 boletos con el 50% de descuento, para que todos, incluso sus detractores, vayan y se cercioren por sí mismos de que no se trata de ritos satánicos (en serio, eso es parte de lo que se dijo), sino de algo que vale completamente lo que cuesta el boleto.

La última función en la Ciudad de México será este domingo, y la despedida (temporal, espero) será el 11 de diciembre, en Guadalajara. Por favor, quienes sean amantes de la cultura pero, sobre todo, de la libertad de expresión, ¡asistan! apoyen, comenten con toda la gente que puedan sobre el Circo de los Horrores y logremos, todos juntos, que regrese el próximo año con Cabaret maldito, la última parte de su trilogía.




Que el señor Martínez Segovia y sus fans se metan sus prejuicios por el sacrosanto orto, y #QueNadieDecidaPorTi. ¡Asiste!




Now Playing: Limelight - The Alan Parsons Project


Saludos Enfermos.


6 han opinado. ¡Da click y hazlo también!:

Anónimo dijo...

Magnifico...nada que añadir.

Daniel Mendez dijo...

Gracias, Anónimo. Ojalá pudieras ayudar compartiendo para que más gente vaya y apoye al Circo.

Suso dijo...

Brillante, brother!!!

TeReSa dijo...

El Circo de los Horrores de Monterrey es la programación de Multimedios, su estrella es Mario Bezares con eso lo digo todo...

Salu2!!

Daniel Mendez dijo...

Qué asco, eso explica por qué ese patético sacerdote tiene tantos fans.

Saludos de regreso Tere, un gusto volver a leerte.

Daniel Mendez dijo...

Suso, ¡gracias! ojalá tengamos oportunidad de volver a verlos en México. Mientras, disfruta tú que los tendrás por allá. Te mando un abrazo.