viernes, diciembre 23, 2016

Los Boicoteables presentan: Las pésimas atención al cliente y logística de Walmart




Durante El buen fin, mi cuñado compró una pantalla en Walmart. Como la mayoría de las personas, quiso aprovechar la andanada de promociones (unas auténticas, otras...no tanto) que infinidad de comercios ofrecieron en noviembre. Pagar a 18 meses sin intereses, con el plus de la devolución de dos meses (cortesía de Banamex) sonaba bien, así que compraron en línea desde una de las terminales de la sucursal Walmart Universidad y se fueron contentitos a casa después de que Eduardo López, supervisor de Walmart Online en dicha tienda, les dijo que la pantalla llegaría el 28 de noviembre y él mismo daría seguimiento al pedido.

Como no sucedió ni lo uno ni lo otro, mi cuñado se comunicó vía mail, a lo que recibió como respuesta que a más tardar el 2 de diciembre recibiría su mercancía y además —super buen pedo ellos— le regalaban un bono de 200 pesotes para gastar en la tienda. Bueno, pues el 3 de diciembre la pantalla seguía sin llegar...aunque el bono sí lo enviaron a su correo, pinches ojetes acostumbrados a tirar migajas a sus clientes para cerrarles la boca.




Nuevamente se hizo contacto con Walmart, esta vez por teléfono, y después de 45 minutos de espera alguien dijo que mejor se revisara online "porque la tienda física es independiente". Después de pedirle atentamente que no mamara y notificarle, además, que la mentada pantallita había bajado considerablemente de precio respecto al exhibido durante El buen fin, el tipo que atendió dijo que le pondrían etiqueta de urgente al pedido, entregarían el lunes 5 al medio día por muy tarde, y además negociarían una compensación por la (tramposa) baja de precio.

Pues...¿qué creen? ¡Pura madre que llegó la pantalla en el plazo acordado! Evidentemente molesto, mi cuñado tuvo que preguntar por tercera vez qué pedo con su pantalla, a lo que (durante una deficiente atención al cliente) respondieron que fuera a presionar a FedEx, empresa encargada de hacer las entregas, dándole seguimiento al número de guía que benevolentemente le entregarían.




Después de meterse él mismo al website de FedEx y rastrear el envío, resultó que el producto estaba desde el 28 de noviembre en el CEDIS de Cuautitlán y al día siguiente ya se encontraba en la bodega de Walmart Universidad. ¿Qué pedo entonces con su pésima logística y sus aún peores tiempos de entrega y atención al cliente?




Para ese día ya todos en la familia estábamos emputadísimos por semejante nivel de indolencia e ineptitud, así que hicimos lo que cualquiera debería: iniciamos un bombardeo a través de redes sociales contra Walmart, arrobando a PROFECO en cada tweet y comment. El resultado: el sábado de esa semana, por fin, llegó la dichosa pantallita al departamento de mi cuñado. Quién sabe cuánto más se hubieran tardado en entregarla si no hubiéramos estado chingue y mame todos los días, hijos de la gran puta.

El domingo me dijo mi hermana que fueron a Walmart a hacer el super (no entiendo por qué mierda siguen gastando su plata ahí después de lo que pasó, pero en fin...) y vieron una fila bastante larga de personas quejándose por lo mismo que les había pasado a ellos. Creo que la gente necesita aprender a levantar el dedo medio en contra de esas pinches empresas que creen poder hacer lo que les venga en gana impunemente con sus clientes, así que si tú, querido lector, todavía estás en espera de que te llegue lo que compraste durante El buen fin en este supermercado de mierda, ya sabes qué hacer: pégales duro y constante en redes sociales, ¡y no olvides arrobar a la cuenta @warmgunner666! Para mi es un placer chingar a putos abusivos como estos.




Now Playing: Guerrilla Radio - Rage Against the Machine



Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: