jueves, julio 20, 2017

Los sabores de Huatulco


Después de los anuncios parroquiales de la semana pasada y retomando el tema de los tesoros gastronónicos que Hilda y yo encontramos en Huatulco, después de abrir el apetito en Mezcal Chahue nos fuimos raudos y veloces a La crema bar, en el centro de La Crucecita, donde disfrutamos una deliciosa pizza frutti di mare repleta de camarones y pulpo.




Las bebidas también son buenísimas; Hilda se tomó una fresada y yo un Alabama slammer...la neta no recuerdo qué le ponen, pero estaba regañón y muy, muy rico.




A la mañana siguiente fuimos al Mercado 3 de Mayo para buscar con qué curar mi ligera cruda (ok, Hilda no se dio cuenta de que andaba crudo y me acabo de balconear, jeje) y para eso, ¿qué mejor que una michelada con camarones en el Comedor Xochitl? Sí, sé que siempre he pecado de purista y he dicho que la cerveza se toma sola, pero ¿alguien de verdad podría resistirse a esto?




Ya restablecido y para no perder el tono...vean este delicioso caldo de mariscos. Atención a la cola de mojarra que asoma del plato, porque...





...así quedó el pobre cuando terminé con él.





Nunca he sido de perdonar el postre y esa no sería la ocasión. El pan y el chocolate no solo estaban riquísimos, sino que este último fue preparado a la manera tradicional por el joven muxe que con tanta presteza nos atendió: tomando el molinillo y dándole duro hasta hacerlo espumar. Ver cómo lo preparó definitivamente fue un plus.




Otro día, en el recorrido que dimos por Mazunte, paramos a comer en un restaurant del pueblo; Hilda pidió una mojarra y me invitó un taco; estaba deliciosa, pero como no le tengo la paciencia para estar sacándole uno por uno los huesitos mejor pedí mi especialidad: un mix de camarones que incluía una muy buena ración de estos crustáceos preparados a la diabla, al mojo de ajo, a la mantequilla y estilo BBQ. Si se les hizo agua la boca al leer, miren esto:




Hablando de camarones, y aunque más chiquitos, los que venden en los locales de la Bahía Santa Cruz no desmerecen, acompañados de un filetito de pescado empanizado, arroz y ceviche.




De regreso al centro de La Crucecita, caímos en la cuenta de que no habíamos probado uno de los platillos más tradicionales de todo el estado: ¡las tlayudas! así que, ni tardos ni perezosos, entramos al Restaurant bar El grillo marinero y pedimos una de esas deliciosas tortillotas acompañada de todo lo que debe llevar: tasajo (lo que nosotros conocemos como "cecina", o sea, la carne salada), cecina (los oaxaqueños le dicen así a la que en la CDMX se le conoce como "cecina enchilada"), chorizo, quesillo de Oaxaca, aguacate y jitomate.




Para rematar, ¡y vaya forma de hacerlo!, fuimos a buscar algún otro restaurant en el centro del pueblito a la hora de la cena. Dimos con Tostados Grill, un lugar con todo el punch de la cocina oaxaqueña aderezado con un toque nice que se nota, sobre todo, en la presentación que dan a los alimentos. Como teníamos un chingo de hambre, se nos hizo fácil pedir una cosa de la que no recuerdo cómo se llama, pero incluía "mini-probadas" de la comida más representativa de Oaxaca. Así, lo primero que llegó a nuestra mesa fue una charola de cuatro quesos: quesillo de Oaxaca, requesón, queso de rancho y otro del que no estoy seguro si era queso plamela o queso badera. Agréguenle el guacamole, una generosa dotación de chapulines y un putazote de totopos, y el resultado es...




¡Que cuando terminamos con eso ya estábamos llenos! pero como aquí somos valientes y no payasos, le entramos también a las tres variedades de mole que llegaron en el segundo tiempo: rojo, negro y verde, todos cubriendo, cada uno, una buena pieza de carne de cerdo.




A estas alturas del partido ya no nos entraba ni aire. Hilda se rindió y no quiso más, pero yo todavía tuve la osadía de zamparme una de las dos rebanadas de tlayuda que llegaron en el tercer tiempo.




Sobra decir que no nos terminamos todo y me sentí bastante frustrado por eso (no soporto la idea de dejar mi plato a medio comer, neta me pone muy de malas), pero si así salimos rodando, ya me imagino cómo hubiera terminado. Cuando le dije a la mesera que las porciones de comida estaban bárbaras, me dijo:


—Ustedes no son de aquí, ¿verdad?
—No...¿por que?
—Es que los oaxaqueños comemos mucho.
—¡Ya lo noté!


Como verán, las hermosas playas, los manglares, la sierra, el mezcal, la mismísima Guelaguetza, son todos factores que convierten a Oaxaca en uno de los destinos turísticos más importantes del país. Ya sea que visiten la zona central, la serranía o la costa, siempre regresarás a tu ciudad con un inolvidable y delicioso sabor de boca. ¿Qué esperas para visitarlo? Mientras te decides...nos leemos en el próximo post, que de tanto ver ya me dio hambre. Bon apettit!






Saludos Enfermos.


domingo, julio 16, 2017

10 bandas de rock que necesitas escuchar + una exposición que debes visitar




Para quienes amamos al rock en (casi) todas sus vertientes, escuchar rock & roll, metal, grunge, punk, garage, brit o cualquiera de sus otros casi infinitos subgéneros es cosa de todos los días. Ya sea en la comodidad de casa, en los inseparables e indispensables audífonos que nos ayudan a esquivar banda, reggaetón y demás aberraciones durante los trayectos del día o en la oficina, no hay día que no nos demos el gusto de disfrutar la música que nos ha marcado de por vida.

Quería escribir este post el jueves para estar a juego con el #DíaMundialDelRock y subirme al hashtag en redes sociales, pero justo cuando iba a sentarme a escribirlo, recibí un mensaje que me hizo posponerlo:



¡Valió la pena totalmente! miren nada más qué belleza:




Para mí, pensar en rock es pensar en The Beatles como primera referencia. Durante los 10 años que llevo escribiendo este blog me he deshecho en halagos hacia mi banda favorita de todos los tiempos, y el que mi copia en vinil importada llegara en una fecha tan especial me hizo pensar que debía dedicar unas líneas al tema. Sin embargo, y obviamente, The Beatles no son la única banda para mí. Cada momento de mi vida, relevante o pasajero, ha encontrado eco en X o Y rola y se ha quedado ahí, desde la que pongo para entrarle a los chingazos a la hora de abordar el Metro, hasta la que quiero que suene primero en mi funeral.

Es por eso, queridos lectores amantes del rock, que les traigo a mis 10 bandas favoritas, representadas a través de mi disco favorito de cada una de ellas y mi rola preferida (que puede ser, o no, de ese disco)*:


Mención honorífica: The Strokes

De sobra sé que, al final, no se convirtieron en "Los redentores del rock", como se esperaba de ellos cuando surgieron, pero tienen onda, me recuerdan un tanto a The Cars (quienes, curiosamente, no figuran en este Top10) y la voz de Julian Casablancas, que puede ir de la pasividad indolente a la rabia mal contenida en segundos, me mama.

Disco favorito:




Rola favorita:






10.- Rammstein

En sus orígenes, se decía que hacían ver a Metallica como un montón de nenas (que bien visto, no es tan difícil...pero bueh, no es mi intención entrar en polémica; los respeto mucho y me gustan). Se cumpla o no esa sentencia, la potencia y teatralidad de Till Lindemann han hecho que este armatoste teutón y su banda se ganen un lugar muy especial en mi corazón.

Disco favorito:




Rola favorita:






9.- Guns n' Roses

Supe que era fan de la banda angelina cuando, estando en prepa, encontré en casa una copia del Appetite for destruction y se la regalé a Joel, alguien que ha sido un hermano para mi durante todos estos años.

Disco favorito:




Rola favorita:






8.- Muse

Las razones porque los de Teingmouth aparecen tan abajo en este Top10 son que delante de ellos hay puros pesos pesados, y que su último par de discos ha sido un tanto más suave que las producciones anteriores. Sin embargo, su calidad es innegable, y las emociones que produce en mi verlos tocar en vivo no tienen comparación.

Disco favorito:




Rola favorita:






7.- The Alan Parsons Project

Los conocí siendo muy joven; creo que tenía unos 10 o 12 años cuando encontré el Ammonia Avenue entre los discos de mi papá. Aunque años después, yo mismo los apodé "Los Pink Floyd fresas", su sonido me ha parecido fascinante hasta estos días.

Disco favorito:




Rola favorita:






6.- Radiohead

Siempre he pensado que, si un día soy abducido por aliens, me encantaría que ellos estuvieran sonando en mis audífonos en ese momento.

Disco favorito:




Rola favorita:






5.- Creedence Clearwater Revival

Para este lugar, con toda la admiración por su ejecución instrumental y la voz de John Fogerthy, elijo a los mejores compañeros de carretera que podría tener.

Disco favorito:




Rola favorita:






4.- Queens of the Stone Age

Prácticamente todo lo que toca Josh Homme se convierte en oro (incluyendo a su esposa, mmmmm, cosita rica...ok, ya me desvié del tema). Sin embargo, QOTSA sobresale entre otras bandas como Kyuss, Eagles of Death Metal o Them Crooked Vultures por capturar tan bien la esencia del espíritu stoner y agregarle potencia, riffs hipnotizantes y una de las mejores voces que existen en la actualidad.

Disco favorito:




Rola favorita:






3.- Pink Floyd

¡A partir de aquí se pone cabroncísimo asignar los lugares! todos son auténticos titanes, todos han tenido momentos en la primera posición, pero si debo decidir, en esta casilla pondré a quienes me han hecho sentir al universo dentro de mi cráneo (sin usar drogas...ilegales) una, y otra, y otra vez.

Disco favorito:




Rola favorita:






2.- Queen

Si no fuera porque soy un hombre de hábitos arraigados y llevo más de dos décadas casado con el número uno de este Top10, esta banda londinense ocuparía el primer peldaño. Dejando de lado los tecnicismos, todas las virtudes citadas en innumerables artículos sobre rock y mi recurrente halago de "El mejor cantante que he escuchado en toda mi condenada vida", Freddie Mercury es capaz de hacer aflorar todas y cada una de mis emociones, casi hasta llegar al paroxismo, solo con su voz.

Disco favorito:




Rola favorita:





1.- The Beatles

Antes de comenzar este conteo mencioné que el rock tiene una canción para casi cada momento de mi vida, pero me reservé el dato de que el hábito comenzó con los Fab Four. Esté feliz, triste, furioso o conmovido, siempre me acompaña una canción de ellos. De todas las cosas maravillosas que se pueden decir sobre estos dioses liverpoolianos, sus aportes no solo al rock sino a la cultura en general o su legado, considero que esa es la razón más potente para tenerlos en el sitio de honor.

Disco favorito:




Rola favorita:






¿Cuál es tu Top10? Tómate tu tiempo, piensa y siente con calma; a lo mejor será sencillo, o quizá te sea complicado y hasta doloroso descartar bandas hasta llegar al número deseado (como a mi me sucedió). Cualquiera que sea el caso, si vives en la CDMX o en el Área Metropolitana del Estado de México puedes ir a tomar algo de inspiración en la estación Buenavista del Tren Suburbano, donde encontrarán una interesante exposición de Manuel Padua, alumno de CaricatuArt, curso impartido por el caricaturista Emmanuel Vélez en el Taller de Dibujo, Pintura y Caricatura ubicado en Donceles 74, esquina con Palma, colonia Centro. Aprovechen para dominguear, echen un vistazo y me cuentan si encontraron a su banda o cantante favorito.


Conoce el trabajo de este artista incipiente haciendo click aquí.




Now Playing: Soul burn - Meshuggah


Saludos Enfermos.





* El orden de las bandas puede variar con el paso de los años, algunas pueden salir, otras entrar, las que salieron probablemente regresen, y así, sucesivamente. El universo del rock es tan vasto que da para esto y mucho más.

jueves, julio 13, 2017

10 Chiva-consejos para reconocer un jersey pirata




Hoy se estrena el jersey de local que portará Chivas durante el próximo semestre en Liga y Copa (el de visita lo soltaron ayer; si te lo perdiste, haz click aquí). Todos los aficionados del Rebaño Sagrado estamos ansiosos por ver la nueva piel; las redes sociales se han convertido en hervideros de rumores acerca de si tal o cual versión "filtrada" (que la mayoría de las veces son meros fakes o fan arts) es la buena, y la emoción por tenerla entre nuestras manos está a tope.

Como es de esperarse, siempre aparece el tipo listo que "gracias a sus contactos dentro de Chivas/Puma/cualquier tienda departamental" tiene no solo la primicia de cuál será el verdadero jersey, sino que además...¡le van a llegar piezas inmediatamente después de la presentación oficial, y podrá venderlas a un precio más bajo que el de cualquier tienda! He visto a varios de esa clase desde que me metí al grupo de Facebook Playeras de Chivas buscando algo original de años anteriores y, aunque sí hay quién venda mercancía auténtica, también sobran los aprovechados que abusan de la inocencia, ignorancia o necesidad de algunos otros ilusos. Si no me creen, miren a este angelito:




A ver si entendí: Ya conoce el nuevo modelo, pero aún no tiene fotos de él que pueda mostrar para incentivar a sus posibles compradores; sin embargo, está armando una preventa del jersey en versión aficionado (recordemos que existe también la versión jugador, que es un tanto más cara) con un costo más bajo que el mostrado en la preventa oficial de Tienda Chivas —donde, hasta este momento, solo se ofrece el jersey de visita—.




Creo que le ganó al vato que vende un jersey original, versión jugador, autografiado, con parches de aniversario y conmemorativo de la pasada final, de manga larga, lomo plateado, huevos cromados y pito de acero templado...¡por tan solo $1,500.00!




Y así como estos, hay un chingo de cabrones pasándose de rosca con el entusiasmo (y el dinero) de los aficionados. Claro, algunos intentan disimular que te están vendiendo piratería llamándole de otras creativas y divertidas maneras para que no suene tan feo y tú no te sientas tan miserable, pero al final eso solo es dorar la píldora y vender basura.

Por eso, querido aficionado de las Chivas, te traigo 10 formas en que fácilmente podrás identificar un jersey pirata:


1.- Cuando te digan que es retro, pero de una marca distinta a la que originalmente la lanzó (en este caso, el cambio es de Reebok a "Leyendas del futbol"), no la compres. No es ni tantito lógico pensar que una marca le va a ceder derechos a otra para que pueda utilizar su diseño. Esto es pirata.




2.- Hay quien prefiere la elegancia y se refiere a sus porquerías como "clones". No, hermanito, esto no es Star Wars o The king of fighters; tu trapo sigue siendo pirata.




3.- A este "retro, nacional y exacto" sólo le falta incluir un perico en el hombro para ser Barba Negra.




4.- Thai es igual a pirata. Y por pinche piedad del señor, ponerle los dorsales con la tipografía oficial del equipo (piratas también, obviamente) o las bandas reflejantes no la hace menos jodida. Tengan tantita madre, por favor.




5.- ¡"Clon thai AAA"! este me recuerda a los anuncios clasificados del periódico donde, dependiendo de qué tan buena estuviera, la prostituta podía ser AAA y cobrar más plata que las demás. 




6.- ¡Clon premium! Supongo que está más vergas que el clon thai AAA, pero dos rayitas menos chingona que la Puma original (que, dicho sea de paso, ya está en ese mismo precio en la boutique debido a la liquidación de stock). ¡PI-RA-TA! Eso sí: apúrate, porque no te puede apartar esta exclusiva pieza.




7.- "¡Ya sé! agarro cualquier cosa con el logo de Puma (o en limpio, da igual), le pego calcomanías y listo. Idea millonaria, papu".




7-A: Sí, también te venden esas mugres para que armes tu propia mercancía y la vendas o bien, la uses y vivas en la chaqueta mental.




8.- "Nuevo sin etiquetas". A ver, amiguito: si no trae etiquetas, no lo compro, sencillamente porque un producto original no tiene por qué carecer de ellas. Eso que vendes es más pirata que Jack Sparrow, otra de esas y me subo el zipper.




9.- "Réplica" es como se conoce también a los jerseys originales en versión aficionado, pero hay quienes lo utilizan como sinónimo de "Es pirata, no tan chida como el clon, pero bastante más barata...ah, y se le caen los parches a la tercera lavada". Alguien avíseles que las mamadas van una cuarta debajo del ombligo, por favor.




10.- ¡Otra premium! pero ésta ganga está todavía más cabrona que la del punto 6, porque por 150 pesitos menos te llevas ni más ni menos que la edición especial 110 años. ¡Estos ofertones no los tiene ni el tío Vergy!





Estos fueron algunos ejemplos puntuales; hay un chingo más de especímenes por la red, pero ya tienes una idea de cómo identificarlos además de fijarte en el precio, la calidad de la tela o el terminado de parches y etiquetas. Seguirles el juego o no, es cosa tuya; pero si me permites el consejo, te diría: deja de fomentar que individuos como estos sigan haciendo su agosto a costa de tu amor por un equipo y, de paso, perjudicando a quienes pudiéramos estar buscando alguna pieza de colección y a la mera hora no compramos por temor a que nos den gato por liebre. ¡Lo bueno cuesta! sacrifícate un poco, ahorra unas monedas más, ve a la tienda Puma más cercana y sal de ahí con paso orgulloso por haber adquirido algo que te encanta, te hace sentir bien y te brinda la seguridad de haber realizado la mejor compra.




Presúmela, así como yo me pavoneo con el jersey del campeonato en versión jugador que adquirí el semestre pasado. Esperemos que el nuevo sea igual o más hermoso, ¡y vamos por él a la tienda oficial!






Saludos Enfermos.


jueves, julio 06, 2017

Ticketmaster, defraudando a sus usuarios una vez más




Esta mañana fui al Centro Ticketmaster ubicado en MixUp de Plaza Tepeyac. Quise buscar un par de boletos para el concierto que dará Sir Paul McCartney en el Estadio Azteca el próximo 28 de octubre, como parte de su gira One on one, y...¿qué creen?




Ticketmaster, al establecer en su sitio web que la compra de dichas entradas podría realizarse a través de su website y de la línea 5325 9000 e incumplir con este segundo criterio, violenta un principio básico en las relaciones de consumo que la misma Ley Federal de Protección al Consumidor protege contra la publicidad engañosa y abusiva, métodos comerciales coercitivos y desleales, así como contra prácticas y cláusulas abusivas o impuestas en el abastecimiento de productos y servicios.




La situación se agrava cuando ni en su ya mencionado sitio web, ni en sus perfiles dentro de redes sociales, existe ningún comunicado oficial mencionando que no existiría la venta de boletos en los Centros Ticketmaster. Se limitaron a decir que no habría venta vía telefónica ni presencial a través de un comentario escrito a las 18:30 de ayer dentro de la publicación en Facebook (ni siquiera hicieron un post...insisto: ¡un comentario!) donde anunciaron la preventa CitiBanamex del 4 de julio, como si eso bastara para los millones de posibles compradores, o como si los usuarios tuviéramos la obligación de entrar a revisar comentario por comentario a fin de enterarnos de las cosas.




Esto, queridos lectores, es una completa falta de respeto no solo hacia quienes somos Beatlémanos de corazón y deseábamos infinitamente obtener un boleto para ver al gran Macca, sino para cualquiera que tenga deseos de asistir a cualquier espectáculo gestionado por Ticketmaster.

Es una lástima que Ticketmaster no tenga una línea de comunicación adecuada, acorde con su envergadura, y peor aún: es una bajeza que no tengan siquiera la decencia de disculparse con todas las personas a las que han decepcionado, tanto hoy como en ocasiones anteriores. Naturalmente, las cosas no se pueden quedar así; ya tenemos suficientes mentiras e injusticias en la cotidianidad, en temas mucho más relevantes, como para que también debamos soportarlas en temas de entretenimiento. Por eso, si les sucedió lo mismo que a mi y siguen con la desilusión y el enojo atravesados, veamos a qué les sabe, y si les abre la boquita, una andanada de quejas ante la PROFECO. Denles duro a través de este enlace, les dejo una idea de cómo pueden plantear su queja:



Buen día, espero estén bien.

El motivo de mi correo es reportar la falta de respeto que muestra Ticketmaster para con sus consumidores, dado que hoy comenzaría a las 11:00 horas la venta general de boletos para el concierto de Paul McCartney. Al llegar a MixUp de Plaza Tepeyac, vi un cartel donde indicaba que la venta no se realizaría en los Centros Ticketmaster, sino únicamente vía telefónica y por Internet, situación de la que no hubo un aviso previo por parte de Ticketmaster a través de su sitio web.

En el momento decidí llamar a la línea de Ticketmaster, el 5325 9000, donde una grabación me notificó que por ese medio tampoco habría venta de boletos, sino únicamente en línea (con la consabida saturación del website de Ticketmaster, pero eso ya no es parte de la queja; es normal).

Reitero: me parece una falta de respeto hacia el consumidor que no comuniquen correctamente la mecánica de la venta de boletos, que hagan a la gente perder tiempo, dinero y esfuerzo en ir a un Centro Ticketmaster para regresar con las manos vacías, así como que no esté habilitada la venta vía telefónica cuando tampoco se notificó previamente y no hay un motivo para que esté cerrada.



Duro contra estos cabrones.




Now Playing: Crying shame - Muse


Saludos Enfermos.


miércoles, julio 05, 2017

Adopta La mala costumbre, te va a encantar


¡Interrumpimos la programación habitual!


Sé que en el post anterior dije que traería infinidad de antojos oaxaqueños, pero justo cuando estaba por comenzar a hacerlos salivar, queridos lectores, recordé que hay por ahí un asunto muy interesante que merece con creces mi atención, y —ojalá— también la suya.

Ya les he hablado anteriormente de Edgar Feerman, escritor, la ocasión en que presentó su libro Sueño a la noche, el cual fue placentero de leer de tapa a tapa.

En esta ocasión, el buen Edgar está por dar a luz a un nuevo retoño suyo, llamado La mala costumbre. Pese a que solo he leído algunos fragmentos que ha publicado esporádicamente en Facebook (y que quizá sean sólo bocetos del producto final), me atrevo a meter las manos al fuego por él y decir que para cualquiera que se precie de disfrutar la buena lectura, valdrá la pena tener una copia en las manos.





Pero —siempre, en todo, existe un pero—, como todos sabemos, los artistas independientes suelen vérselas durísimas para sacar adelante cualquier iniciativa, ya sea por falta de escaparates dónde mostrarla, o por la ausencia de apoyo económico, y es por eso que Edgar decidió llevar su proyecto a idea.me, con la finalidad de dar a conocer su trabajo y reunir fondos para la publicación de La mala costumbre. Los dejo un momento con él para que les explique:





Como verán, el beneficio que los lectores obtendrán a cambio de unas cuantas monedas es muy significativo; el sistema de recompensas mostrado por idea.me es muy agradecido con quienes, de generosa manera, apoyen el trabajo de este joven escritor, ya sea desde la modalidad básica, que requiere solo 150 pesitos, hasta la más pro, con costo de $1,000.00 . 

Quedan seis días para reunir la suma que permitirá la publicación de La mala costumbre; se ha logrado un poco más de la mitad, pero falta el último estirón. ¡Echen un vistazo a la propuesta de Edgar haciendo click aquí! y por favor apoyen, anímense a ser parte no solo de su crecimiento como escritor, sino del impulso que las distintas vertientes artísticas mexicanas necesitan hoy más que nunca ante la omnipresencia del entretenimiento barato y la invasión de Vloggers y YouTubers huecos e insulsos (cof cof cof ¡La Mars! cof cof). Créanme, sus cerebros estarán muy agradecidos.






Saludos Enfermos.


martes, julio 04, 2017

Saboreando el elixir de los dioses en Mezcal Chahue @Huatulco


Después de la deliciosa sesión que tuvimos en Spa con aroma a Oaxaca (de la que lees hablé aquí), Hilda y yo aprovechamos las cortesías que nos regalaron ahí mismo para disfrutar una degustación en Mezcal Chahue.




Quienes atienden el lugar son super agradables y apapachadores; nos recibieron con chocolate caliente y pancito para sopear y ya entrados en la plática, sobre el mostrador aparecieron chapulines, queso, mole y trocitos de tlayuda para botanear. Nos explicaron algunas cosas básicas sobre el mezcal, como que aguantando un poco de jugo de limón en la boca justo antes de dar el primer trago y dejando ambos combinarse, se libera todo su sabor y aroma.

Beber mezcal es todo un arte; este elixir de los dioses no se presta para andar jugando al valiente y atascarse de shots como se suele hacer con el tequila, sino que debe disfrutarse despacio, como si fuera la primera vez que le vas a dar unos besos a tu crush: rico, saboreando, casi venerándolo.

Otro de los errores más comunes al ingerir mezcal es combinarlo con cosas dulces, principalmente porque quienes no lo conocen, lo juzgan de ser excesivamente rudo, más pesado que otros destilados como el tequila o la charanda. Si bien esto es subjetivo porque depende del paladar y el aguante de cada quién, lo peor que se te puede ocurrir es tratar de "suavizarlo" usándolo para coctelería y ponerle madre y media. En ese caso, lo único que conseguirás es que se te borre el cassette o de plano, después de unos cuantos de esos aberrantes tragos, no podrás ni caminar.

Eso sí, el caso de las cremas de mezcal es diferente, porque tienen un respetable 18% de alcohol perfectamente calculado y no van a causar el mismo estrago que el mezcal puro combinado con cualquier cochinada. Que tiene su ciencia empedarse dulcemente, pues; así que no les hagan caso a los progres de barbita y peinado de bolsa de basura: un macho Alpha lomo plateado pito de acero huevos cromados le da besos a su mezcal únicamente acompañado de limón y sal de gusano. No hay más.

Hablando de gusanos, aprendí también que si hay uno dentro de la botella no es para disfrazar el posible mal sabor de un mezcal originado por su juventud o porque quizá el proceso de selección y destilación no fue el adecuado, como alguna vez me comentó alguien. Después de probarlo, caí en cuenta de que el gusano está ahí por la simple razón de que le agrega un saborcito extra, y nada más. Por ejemplo, la especialidad de la casa lo incluye, y la mezcla de sabores entre el animalito y el toque amaderado adquirido al almacenarse en barricas de roble, lo convierte en algo delicioso.

Con respecto al almacenamiento, como nos comentó nuestro nuevo amigo al mismo tiempo que servía un vasito tras otro, los mezcales son reposados (o jóvenes) hasta que tienen 11 meses de añejamiento; a partir de ese punto se les llama añejos. ¡Hay de distintas edades, y cada uno tiene su encanto! y aunque el sabor varía dependiendo de su edad, todos conservan un exquisito vaho a madera y tabaco, entre ellos el clásico mezcal de pechuga; se le llama así porque al interior viene un pedacito de agave al que se llama así precisamente, "pechuga" (nada que ver con mi ignorante idea de que lo guardaban con una pechuga de pollo...sí, así de puñetas estaba respecto al tema). Su sabor es más suave que el del resto de sus compañeros, a pesar de su imponente 55% de alcohol, que supera el 38% que tienen en promedio los demás mezcales.




Dos de las estrellas en la carta de Mezcal Chahue son el Espadín, un reserva especial de tono aperlado que se obtiene cuando el agave ya tiene una edad idónea de entre 7 y 10 años. Cuando le ha llegado la hora, los jimadores le cortan las "espaditas" (u hojas) y queda el corazón en forma de una piña. El otro es el Tobalá, que tiene su origen en el mismo agave espadín, pero en estado silvestre. Es tan bueno que incluso tiene propiedades medicinales, pues se dice que con un trago largo acompañado de limón, la carraspera te hace los mandados y tu esófago queda limpiecito. ¿Será?

Mientras destapo una botella con el pretexto de aclararme la garganta, los invito a visitar Mezcal Chahue, disfrutar la amena plática de los chicos que atienden el lugar mientras se les va subiendo el calor al rostro con cada una de las probaditas, al tiempo que experimentan una deliciosa sensación de torpeza...y sienten cómo les empieza a gruñir la panza, porque sí, el mezcal es también un excelente aperitivo. No se queden con las ganas y llévense una botella a casa; los precios van de los 250 a los 1,600 pesos, así que para todos los bolsillos hay. El chiste es, como siempre, disfrutar algo distinto que nos saque de la cotidianidad, así que véanlo como una inversión y emborráchense bonito.




Esa noche, después de tomarme todas estas muestritas, fuimos a cenar algo delicioso, como es costumbre en tierras oaxaqueñas. Les presumiré en el próximo post uno de los atascones más ricos que me he dado en todo el año, pero mientras...¡salud! porque para todo mal, mezcal; y para todo bien, ¡también!







Now Playing: Mezcalito - Lila Downs


Saludos Enfermos.