domingo, febrero 12, 2017

15 metros, 15 minutos: la premisa de MicroTeatro México




El viernes por la noche se nos antojó un poco de teatro a Hilda y a mi; de hecho ella fue quien sugirió la idea, porque encontró en Facebook la página de MicroTeatro México y le llamó mucho la atención la idea de disfrutar obras cortas (cada una dura 15 minutos) en serie, de un modo tan sencillo como cambiar de locación para ver la siguiente puesta en escena.



Fuimos, pues, a Roble #3, en la colonia Santa María la Ribera, casi esquina con Insurgentes; de hecho, fue super fácil llegar porque está muy cerca del Metrobús y de la estación del Tren Suburbano Buenavista. La chica que nos recibió, muy solícita, nos explicó cómo funciona la dinámica dentro del lugar: ver una obra cuesta 80 pesitos, pero si eliges tres el costo es de 200 morlacos y, si de plano eres muy fan, hay un precio especial (de aproximadamente 900 pesos, aunque la chica no me lo aseguró) con el que tienes acceso a todas las obras de la temporada y puedes entrar el día que quieras. Como ese día no traíamos tanta plata (ni tiempo), decidimos escoger tres obras del menú de Cabaret para ver qué tal estaban; las elegidas fueron La maldición del cabaret, Chulos & coquetones: los 41 señores, y Divine.



Nos quedó excelente la selección, porque sus horarios permitían movernos entre un escenario y otro (suites, les llaman en MicroTeatro México) con el tiempo perfecto para no perder detalle de ninguna. Obviamente, no voy a quemarles las obritas que vimos para que se les antojen y vayan, pero sí puedo decir que tuvimos suerte de novatos y las tres nos encantaron; la primera nos contó una clásica y trágica historia de amor aderezada con alguna tragedia acaecida a una olvidada estrella del medio. La segunda fue una especie de intermezzo irrisorio que nos dejó con un muy grato sabor de boca, perfecto para llegar frescos a la tercera. Esta...caray, no tengo modo de describirla sin arruinar la sorpresa, así que creo que podría decirles, queridos tres lectores, que siempre debemos ser delicados y mantener una sana convivencia con la persona más importante de nuestras vidas. El resto, se los dejo a la imaginación.




Pasar el rato en MicroTeatro México es una delicia, y lo mejor es que hay para todos: aparte de las funciones que comienzan en la tarde de jueves a domingo para los adultos, en las que podemos disfrutar de un rico mezcalito o algún bocadillo gourmet, los sábados y domingos, desde el medio día y hasta las tres de la tarde, los más peques de la familia pueden disfrutar de funciones especialmente creadas para ellos en la Matinee de MicroTeatro Infantil.

Espero que esos sean motivos suficientes para visitar a este talentoso equipo de actores y productores; nada pierden dándose una vueltecita por allá, y si van, ¡cuentenme cuáles obras vieron, y qué les parecieron!






Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: