miércoles, julio 05, 2017

Adopta La mala costumbre, te va a encantar


¡Interrumpimos la programación habitual!


Sé que en el post anterior dije que traería infinidad de antojos oaxaqueños, pero justo cuando estaba por comenzar a hacerlos salivar, queridos lectores, recordé que hay por ahí un asunto muy interesante que merece con creces mi atención, y —ojalá— también la suya.

Ya les he hablado anteriormente de Edgar Feerman, escritor, la ocasión en que presentó su libro Sueño a la noche, el cual fue placentero de leer de tapa a tapa.

En esta ocasión, el buen Edgar está por dar a luz a un nuevo retoño suyo, llamado La mala costumbre. Pese a que solo he leído algunos fragmentos que ha publicado esporádicamente en Facebook (y que quizá sean sólo bocetos del producto final), me atrevo a meter las manos al fuego por él y decir que para cualquiera que se precie de disfrutar la buena lectura, valdrá la pena tener una copia en las manos.





Pero —siempre, en todo, existe un pero—, como todos sabemos, los artistas independientes suelen vérselas durísimas para sacar adelante cualquier iniciativa, ya sea por falta de escaparates dónde mostrarla, o por la ausencia de apoyo económico, y es por eso que Edgar decidió llevar su proyecto a idea.me, con la finalidad de dar a conocer su trabajo y reunir fondos para la publicación de La mala costumbre. Los dejo un momento con él para que les explique:





Como verán, el beneficio que los lectores obtendrán a cambio de unas cuantas monedas es muy significativo; el sistema de recompensas mostrado por idea.me es muy agradecido con quienes, de generosa manera, apoyen el trabajo de este joven escritor, ya sea desde la modalidad básica, que requiere solo 150 pesitos, hasta la más pro, con costo de $1,000.00 . 

Quedan seis días para reunir la suma que permitirá la publicación de La mala costumbre; se ha logrado un poco más de la mitad, pero falta el último estirón. ¡Echen un vistazo a la propuesta de Edgar haciendo click aquí! y por favor apoyen, anímense a ser parte no solo de su crecimiento como escritor, sino del impulso que las distintas vertientes artísticas mexicanas necesitan hoy más que nunca ante la omnipresencia del entretenimiento barato y la invasión de Vloggers y YouTubers huecos e insulsos (cof cof cof ¡La Mars! cof cof). Créanme, sus cerebros estarán muy agradecidos.






Saludos Enfermos.


0 han opinado. ¡Da click y hazlo también!: